FBI culpa a grupo de hackers “DarkSide” de ciberataque a oleoductos de Colonial Pipeline

El gobierno de Estados Unidos se mantiene en estado de alerta ante el reciente ataque cibernético que sufrió la mayor red de distribución de oleoductos, Colonial Pipeline, por parte del grupo de hackers "DarkSide".

FBI culpa a grupo de hackers “DarkSide” de ciberataque a oleoductos de Colonial Pipeline
Colonial Pipeline fue atacada por el grupo de hackers "DarkSide", confirmó el FBI.
Foto: JIM WATSON / AFP / Getty Images

El ciberataque que dejó a la compañía Colonial Pipeline inactiva desde la noche del viernes, fue ocasionado por el grupo de piratas informáticos que llevan por nombre “DarkSide”, procedentes del este de Europa, confirmó el Buró Federal de Investigaciones de Estados Unidos, FBI.

El FBI señaló en un comunicado que continúa trabajando con la empresa y sus socios del Gobierno en la investigación del ataque de un “ransomware”, por medio del cual el grupo de piratas informáticos bloqueó el acceso a los ordenadores de la compañía encargada de transportar 2.5 millones de barriles de gasolina, diésel y combustible de aviación, desde las refinerías del Golfo de México al sur y este de Estados Unidos.

La información confirmó las previsiones de expertos de seguridad que apuntaban como posible sospechoso a “DarkSide”, quienes pidieron dinero a la compañía para liberarlos del ataque.

Somos apolíticos, no participamos de la geopolítica, no necesitamos vincularnos con un Gobierno definido y buscar nuestros motivos”, señaló “DarkSide” por medio de la empresa de tecnología de seguridad cibernética, Cybereason, en declaraciones que fueron difundidas por CNBC y Noticias Telemundo.

Nuestro objetivo es ganar dinero y no crear problemas para la sociedad. A partir de hoy, introducimos la moderación y comprobamos cada empresa que nuestros socios quieren cifrar para evitar consecuencias sociales en el futuro”, reitera “DarkSide” en un comunicado.

Este domingo, el presidente de los Estados Unidos, Joe Biden, dio a conocer que levantó las restricciones al transporte de combustible por carretera con el objetivo de evitar cualquier desabastecimiento ante el cierre de Colonial.

Esta decisión, que entró en vigor luego de declarar a un estado en emergencia regional, permitió la circulación de camiones, sin restricciones horarias, para transportar gasolina, diésel, combustible de aviación y otros productos refinados a 17 estados del sur y este de Estados Unidos así como el Distrito de Columbia, informó el Departamento de Transporte en un comunicado.

Colonial Pipeline, con oficinas en Georgia, ha tenido que interrumpir sus operaciones en los 8,850 kilómetros de oleoductos que gestiona y que son fundamentales para abastecer los grandes núcleos de población en el este y sur de Estados Unidos.

La empresa no ha ofrecido detalles sobre cuánto tiempo estarán cerrados los oleoductos. Tampoco ha revelado cuánto dinero están pidiendo los piratas informáticos para liberar sus ordenadores.

El sábado, el presidente Joe Biden, fue informado del incidente, según un portavoz de la Casa Blanca, quien aseguró que agencias de ciberseguridad del Gobierno están haciendo todo lo posible para que Colonial pueda restablecer el transporte de combustible cuanto antes.

Con información de agencias Efe y Noticias Telemundo.

Seguir Leyendo: EE.UU. declara estado de emergencia tras un ciberataque a la mayor red de oleoductos del país