Algunos estados estarán dando un incentivo de hasta $1,200 dólares a quienes regresen a trabajar

Algunos gobernadores republicanos buscan revertir sus posturas punitivas sobre la eliminación de los beneficios para el desempleo con la erogación de bonos para la reincorporación laboral

Algunos estados estarán dando un incentivo de hasta $1,200 dólares a quienes regresen a trabajar
Los tres estados participantes, tienen condiciones mínimas para quienes aspiren a recibir el bono.
Foto: Justin Sullivan / Getty Images

Luego de que algunos gobernadores republicanos han tomado la postura de recortar los apoyos federales de desempleo que otorgaban a los beneficiarios $300 dólares adicionales a la ayuda estatal, de igual cantidad, con el fin de presionar a los ciudadanos para conseguir empleo, ahora hay quienes tomarán medidas para incentivar el empleo erogando pagos.

Por lo anterior, mandatarios estatales de Connecticut, Oklahoma y Montana reconsideraron su postura punitiva en comparación con sus demás homólogos republicanos y, ahora, están dando la vuelta a la situación con pagos directos que pueden ir, dependiendo del lugar, de los $1,000 dólares, hasta los $1,200 para motivar a sus ciudadanos a reincorporarse a la vida laboral de inmediato.

Hasta el momento se sabe que cada estado fijará su postura y criterio para repartir los incentivos de empleo. Por ejemplo, el gobierno de Connecticut informó que está dispuesto a desembolsar $1,000 dólares a quien esté desempleado y se coloque en un trabajo de tiempo completo, además dicho requisito, el beneficiario deberá mantener su puesto laboral por, al menos, ocho semanas.

Oklahoma informó que proporcionaría pagos por $1,200 dólares a los primeros 20,000 ciudadanos que se reincorpores al sector productivo. Este apoyo aplicaría para quienes tengan trabajos de tiempo completo y los mantengan durante seis semanas. En este sentido la propuesta de este estado es más atractiva que la ofrecida por Connecticut.

Al igual que Oklahoma, Montana anunció que repartirá un bono por $1,200 dólares a los estadounidenses que regresen a trabajar por un periodo mínimo de cuatro semanas. Montana es el estado que tiene mayor flexibilidad al otorgar estos apoyos que incentivarán al empleo generalizado que proponen los gobiernos republicanos en estos tres estados.

Pese a este cambio de postura en estos tres estados republicanos, la mayoría de los gobernadores de dicho partido siguen en su postura de recortar los beneficios de desempleo federal y, en algunos casos, estatal dejando con poco margen a quienes reciben la ayuda para reincorporarse al mundo laboral, argumentando que hay un gran número de vacantes  disponibles y que eso ha generado un gran déficit.

Aunque los gobernantes han dicho que las contrataciones se están dando de forma masiva, quienes están tomando posturas radicales, están perdiendo de vista que este fenómeno no se está generalizando en todos los sectores, pues donde se está abriendo el mercado son en las industrias que tienen que ver con el servicio y el comercio, principalmente en las tiendas minoristas.

Sin embargo, los gobiernos que pretenden suprimir los apoyos de desempleo y los que pretenden dar bonificaciones a quienes regresen al mundo laboral, pierden de vista que muchos estadounidenses por sus perfiles no están encajando en las industrias que se están recuperando, por lo que ciudadanos que se dediquen, por ejemplo, a la industria de la manufactura o a la educación, entre otras, pueden ser severamente perjudicados.

También te puede interesar: 5 modos en que el dinero acumulado en tu Seguro Social ayudará para tu jubilación