Caos después de que un video viral provocara una concentración masiva en Huntington Beach

Lo que empezó como una fiesta de cumpleaños multitudinaria terminó con una evacuación policial debido a una amenaza de bomba. Las autoridades declararon la reunión como ilegal

Se implantó un toque de queda en el centro de Huntington Beach hasta la mañana del domingo. (Archivo)
Se implantó un toque de queda en el centro de Huntington Beach hasta la mañana del domingo. (Archivo)
Foto: ROBYN BECK / AFP / Getty Images

Cientos de personas se congregaron la noche de este sábado en las playas y calles de Huntington Beach, en el condado de Orange, después de que un video de TikTok hiciera viral la convocatoria. La fiesta espontánea, que no respetaba medidas de seguridad vigentes contra la propagación del coronavirus terminó con la intervención de la policía para despejar a la multitud.

Mientras lo agentes trataban de controlar el caos, algunos asistentes explotaron fuegos artificiales en medio de la calle. Esto provocó que la gente tuviera que huir para ponerse a cubierto, según publicó abc 7.

Lo que promovía el video viral en la red social fue una fiesta de cumpleaños que llamó la atención de las autoridades antes incluso de que se produjera. Las fuerzas policiales locales hicieron un seguimiento de la convocatoria de TikTok, que alcanzó tres millones de visitas, y prepararon un dispositivo con antelación.

Una publicación en Twitter del Departamento de Policía de Huntington Beach advertía que se estaban preparando para “un posible aumento [del número] de visitantes este fin de semana gracias a una reunión promocionada que ha recibido un interés significante en redes sociales”. La agencia local aprovechó el tuit para recordar las normas vigentes en el lugar como la prohibición de consumir alcohol o drogas en la playa o lanzar fuegos artificiales.

Pero muchas personas de la multitud parecieron violar estas normas y las autoridades terminaron declarando el encuentro como reunión ilegal. Más tarde evacuaron la zona debido a una amenaza de bomba.

Un teniente del Departamento de Policía de Huntington Beach estimó que entre 400 y 500 personas se encontraban esparcidas por la playa. Y, lejos de irse a casa tras las órdenes de las autoridades, continuaron la fiesta por las calles de la localidad.

La caótica noche se saldó con al menos un carro patrulla de la policía con una ventana rota, posiblemente debido a los fuegos artificiales, según la cadena de televisión arriba citada.

Un video aéreo muestra cómo la policía trataba de bloquear las calles principales del centro de la ciudad antes de declarar el toque de queda. La multitud estaba por todos lados mientras los agentes trataban de poner la situación bajo control.

La policía de Huntington Beach dijo que no encontró ningún dispositivo explosivo después de la amenaza de bomba pero, aún así, se decretó un toco que queda en el centro de la ciudad de las 11:30 de la noche a las 5:30 de la mañana de este domingo.