El gobierno de Biden ofrecerá ayuda para el pago de hipotecas y evitar desalojos

La actual ley estipula que se usarán $10 mil millones de asistencia financiera directa para ayudar a los pagos de hipotecas, impuestos, servicios públicos, seguros y deudas

El problema de vivienda ha puesto en alerta al gobierno de Estados Unidos.
El problema de vivienda ha puesto en alerta al gobierno de Estados Unidos.
Foto: Justin Sullivan / Getty Images

Uno de los temas que más ha preocupado a millones de estadounidenses en el contexto de la pandemia, sin duda, es el relacionado con el de acceso y retención de la vivienda, ya que muchas familias pese a contar con una, tienen el peligro de ser desalojadas por la falta de solvencia económica al no poder cumplir los pagos correspondientes a su hipoteca.

Esta situación ha llevado al  gobierno de Joe Biden a entrar al tema de forma profunda, de lo contrario habría una gran cantidad de desalojos en todos los estados del país. Por lo anterior, el gobierno reservó un presupuesto millonario para que los estados apoyen a los propietarios de vivienda que tienen problemas para pagar las hipotecas y otros costos relacionados ésta.

Lo anterior, forma parte del American Rescue Plan, el paquete de rescate contra la crisis desatada por la pandemia de Covid-19, aprobado por el presidente y el Congreso. Sin embargo este apoyo comenzará a ejercerse en todo el territorio nacional vía los gobiernos estatales. La actual ley estipula que se usarán $10,000 millones de asistencia financiera directa para ayudar a los pagos de hipotecas, impuestos, servicios públicos, seguros y deudas.

La instancia que se encarga de poner en marcha este programa federal es el Fondo de Asistencia para Propietarios de Vivienda, el cual se reparte a los estados con base en criterios que ponderan el número de residentes desempleados, pagos hipotecarios atrasados y ejecuciones hipotecarias.

Según se indica en Yahoo Finance, los interesados en recibir el apoyo deben tener una vivienda, además de tener un saldo de préstamo que no exceda el umbral establecido por Fannie Mae y Freddie Mac, firmas hipotecarias que tienen convenio con el gobierno y que compran o garantizan la mayoría de los préstamos hipotecarios en el país. El límite de préstamo considerado en 2021 en la mayoría de Estados Unidos es de $548,250 dólares.

Para las hipotecas que no están respaldadas por el gobierno, los administradores pueden ofrecer opciones de ayuda similares. Si hay dificultades para hacer los pagos de la hipoteca, los administradores, generalmente, deben mostrar la gama de opciones de alivio de pago que existen.

Otra de las ventajas que tiene este programa de estímulo hipotecario, establece que no se deben cobrar multas o intereses adicionales por pagos retrasados. Además, quienes tienen préstamos hipotecarios del gobierno y tienen inquilinos, no se les permite desalojarlos por no pagar el alquiler en un lapso de 120 días. También, está limitado el cobro de multas a los inquilinos por no pagar el alquiler.

Los interesados en recibir la ayuda deben contactar al administrador de su préstamo hipotecario antes del 30 de junio de 2021, que es la fecha límite, para que se posponga o reduzca los pagos durante, al menos, seis meses, el administrado puede dar otros seis meses  de alivio hipotecario o puede ofrecer diferentes opciones para pagar la deuda.

De acuerdo con el Consumer Financial Prtotection Bureau, la indulgencia no significa que sus pagos sean perdonados. Se deben “reembolsar los pagos atrasados, que pueden ser pagados con el tiempo o cuando refinancia o vende su casa. Antes de que finalice la indulgencia, su administrador se comunicará con usted sobre cómo reembolsar los pagos atrasados”.

También te puede interesar: 5 modos en que el dinero acumulado en tu Seguro Social ayudará para tu jubilación