3 razones por las que la cerveza puede hacerte subir de peso

La cerveza puede evitar que tu cuerpo queme grasa, esta es una de las maneras en las que su alto consumo favorece una creciente barriga cervecera y también propicia el aumento de peso

El alcohol interfiere con los mecanismos de quema de grasa del cuerpo.
El alcohol interfiere con los mecanismos de quema de grasa del cuerpo.
Foto: Pavel Danilyuk / Pexels

El consumo de cerveza puede subirte de peso y grasa abdominal, también conocida como “barriga cervecera”. Estos efectos dependen de diversos factores, principalmente si tu consumo no es moderado, máximo dos bebidas al día si eres hombre y una bebida si eres mujer.

¿Por qué la cerveza puede aumentar tu peso?

1. Suma calorías

Cualquier bebida alcohólica tiene el potencial para provocarte un aumento de peso. Una cerveza regular de 355 ml tiene aproximadamente 150 calorías, las cervezas artesanales pueden tener más de 170 calorías. El contenido calórico de la cerveza también depende del contenido de alcohol, cuanto más alcohol contiene, más calorías.

Si bien el contenido calórico de la cerveza no es tan alto comparado con bebidas mezcladas, si ingieres varias en una sola sesión, puedes tener una gran ingesta de calorías. El cuerpo convierte el exceso de calorías en grasas.

Algunos estudios revelan que el aumento de peso puede ser mayor en las personas que ya tienen sobrepeso en comparación con las personas sin sobrepeso que beben cerveza.

2. Evita que quemes grasa

El alcohol interfiere con los mecanismos de quema de grasa del cuerpo. El consumo de cerveza u otra bebida alcohólica provoca que el cuerpo de prioridad a descomposición del alcohol que otras fuentes de combustible como carbohidratos y grasas.

“Cuando bebes alcohol, el hígado quema alcohol en lugar de grasa”, dice el Dr. Michael Jensen, experto en endocrinología e investigador de obesidad de la Clínica Mayo a webMD.

3. Aumenta tu apetito

El alcohol tiene un efecto estimulante en el apetito que te provoca comer más y suprime la oxidación de los ácidos grasos; en pocas palabras: te hace comer más y quemar menos. Aunado a ello, los antojos suelen ser de comida grasosa y salada, como pizza, alitas y alimentos fritos, la comida menos saludable y que más favorece a la inflamación y aumento de peso.

Un estudio publicado en Alcohol y Alcoholismo en el 2020 reveló que tres bebidas pueden reducir la leptina, una hormona reguladora del apetito responsable de la saciedad.

Las cervezas también pueden favorecer un aumento de peso de manera indirecta. El alcohol suele afectar la calidad del sueño. Sleep Foundation comparte que numerosos estudios han sugerido que el sueño restringido y la mala calidad del sueño pueden provocar trastornos metabólicos, aumento de peso y un mayor riesgo de obesidad.

¿Cómo cuidar tu peso al beber cerveza?

Limita el consumo de alcohol a un consumo moderado.

Puedes ahorrar calorías si optas por cervezas ligeras con 100 calorías.

Toma tu bebida lentamente dejándola en la mesa entre tragos. Beber rápido puede propiciar que bebas más de lo planeado.

Alterna bebidas alcohólicas con bebidas bajas en calorías y sin alcohol.

Disminuir el consumo de alcohol no solo te ayudará a controlar tu peso, también a procurar tu salud en general. El consumo de alcohol puede puede afectar tu memoria, tu corazón, tu sistema inmunológico y aumentar el riesgo de enfermedades como el cáncer.

Te puede interesar: