La Cuarta Transformación, una oportunidad para una sociedad más justa

Recordemos que la democracia no es un fin, es un proceso que se cuida y requiere nuestro involucramiento diario

La Cuarta Transformación, una oportunidad para una sociedad más justa
Las elecciones en México son el 6 de junio. (Getty Images)
Foto: Getty Images

Sabemos que la Cuarta Transformación (4T) que encabeza el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) no es perfecta. Aunque desde Palacio Nacional su accionar y su discurso son congruentes, no podemos decir lo mismo dentro partido Morena.

Lo importante es que el presidente nos ha demostrado una y otra vez su lucha honesta y sin tregua a favor del pueblo de México. Programas sociales, grandes proyectos y su incansable lucha contra la corrupción son su emblema en este sexenio.

Sin embargo, lo que está en juego en las elecciones del 6 de junio es la mayoría de la Cámara de Diputados,  el poder legislativo que controla el presupuesto y formula leyes que ayudan al presidente a seguir con su transformación.

Entendemos que algunos ciudadanos se sienten enojados y no están totalmente satisfechos con algunos candidatos locales o estatales, pero no podemos enfocarnos en personajes específicos en estos momentos.  El movimiento está en juego.

No tenemos otra opción si queremos terminar con ese saqueo a nuestros recursos naturales, o con contratos abusivos y fraudulentos que se dieron por décadas para beneficio de algunos.

Gracias a Obrador y a su administración nos dimos cuenta de la profundidad y complejidad de la corrupción que se vivía antes. Aunque la mayoría de los mexicanos lo sabía, no imaginábamos las increíbles sumas de dinero que se llevaban a la bolsa los funcionarios.

60 millones de pobres ya no eran noticia, ni el continuo incremento a la deuda externa a pesar de los excedentes petroleros. Ya todo robo era normal.

Los medios corporativos y algunos periodistas e ‘intelectuales’ siempre han estado al servicio del poder económico y político de sexenios pasados. Por su silencio o manipulación de la verdad recibían cientos de millones de pesos. Es por eso que no sabíamos la profundidad del problema.

Debemos recordar que en el 2018 Obrador recibió un país lleno de corrupción en todos los niveles y gobiernos estatales, incluyendo el poder judicial. Muchos de nosotros pensábamos que los jueces no podían ser corruptos, pero nos equivocamos. Ya nos demostraron que prefieren votar a favor de intereses corporativos y extranjeros.

Recordemos que la 4T se enfrenta a enemigos millonarios que han sido obligados a pagar impuestos o a renegociar sus contratos leoninos que permitían el saqueo y robo inexplicable. Ellos harán lo necesario para recuperar el poder: violencia, amenazas o promesas que nunca cumplirán. Ya tuvieron el poder y lo único que hicieron fue robar.

Recordemos que la democracia no es un fin, es un proceso que se cuida y requiere nuestro involucramiento diario. Es por eso que la 4T es una oportunidad para establecer una sociedad más justa que poco a poco irá mejorando.

Agustín Durán es editor de Metro de La Opinión de Los Ángeles, ciudad donde vive desde 1992.