“Yo quería estar con ella”. El niño Wilto Gutiérrez, que fue hallado solo en la frontera, regresa con su madre

"Me siento súper emocionado, mi corazón se va a salir de contento, de alegre. Es la mejor noticia que hemos podido tener", asegura su tío, "es un regalo de Dios". Éstas son las primeras imágenes del reencuentro

Tras casi dos meses bajo custodia federal, Wilto Gutiérrez, un inmigrante nicaragüense de 10 años que fue hallado solo y llorando abandonado en un terreno baldío de la frontera con México, regresó este viernes con su madre, Meylin Obregón.

El niño abandonó el albergue para menores no acompañados Casa Padre, ubicado en Brownsville, Texas, donde permanecía desde el 1 de abril, para reunirse con su familia. Su tío, Misael Obregón, indicó a Noticias Telemundo que madre e hijo viajarán “entre hoy o mañana” a Florida, donde fijarán su residencia.

“Me siento súper emocionado, mi corazón se va a salir de contento, de alegre. Es la mejor noticia que hemos podido tener”, declaró Obregón, quien agregó que el reencuentro coincide con el Día de las Madres que se celebra este fin de semana en Nicaragua. “Es un regalo de Dios”, concluyó.

Wilto Gutiérrez fue hallado por un agente de la Patrulla Fronteriza en una remota zona rural de la frontera entre México y Texas, al este de la ciudad de Río Grande, a inicios de abril. El niño, quien caminaba solo, se echó a llorar aterrado mientras pedía ayuda al agente.

“Es que yo venía con un grupo de personas y me dejaron botado y no sé dónde están”, le dijo.

El video se convirtió en símbolo del aumento sin precedentes de la llegada de menores no acompañados a la frontera, así como de los peligros que enfrenta los inmigrantes por el acoso de grupos criminales en México.

El niño y su madre salieron de Nicaragua el 7 de febrero camino a la frontera sur de Estados Unidos. La familia asegura que emigraron para huir de la pobreza y la violencia por parte de la expareja de la mujer.

La familia explicó a Noticias Telemundo que el niño fue hallado solo en la frontera luego de que lo secuestraran a él, a su madre, y varios compañeros de viaje. Su tío dijo que los captores lo llamaron por teléfono para pedir un rescate y que solo alcanzó a pagar para que liberaran al niño: 5,000 dólares.

Durante varias semanas no se supo del paradero de la madre, hasta que en abril fue liberada presuntamente por sus captores en México. Poco después pudo ingresar a Estados Unidos como solicitante de asilo.

El régimen nicaragüense solicitó en abril a Estados Unidos la repatriación del menor. Noticias Telemundo reportó entonces que su padre, Lázaro Gutiérrez Laguna, estaba detrás de esos esfuerzos, aunque desistió cuando fue hallada sano y salvo la madre del menor, que prefería que se quedara en Estados Unidos con ella.

Noticias Telemundo siguió durante semanas los giros del caso, incluyendo los preparativos de acogida por parte del hermano de Meylin Obregón, quien había aceptado ser el patrocinador del menor para que pudiera ser liberado de la custodia del Gobierno. Pero el proceso de liberación del niño tardó más del tiempo promedio que la Administración de Joe Biden asegura está tomando reunir a los menores con sus padres y patrocinadores.

Desde marzo, el Gobierno ha reducido en gran medida la cantidad de niños bajo la custodia de la Patrulla Fronteriza y el tiempo que pasan en sus instalaciones, de más de 5,000 niños que pasaban en promedio más de 100 horas bajo custodia, a menos de 500 niños que pasan menos de 24 horas, como promedio.

Luego de su estancia bajo custodia de la Patrulla Fronteriza, los niños son transferidos a instalaciones del Departamento de Salud, que se ha visto forzado a aumentar la capacidad de camas para acoger a un número cada vez mayor de niños migrantes.

Hasta el mes pasado, los menores eran liberados de la custodia después de pasar un promedio de 30 días bajo el cuidado del Departamento, según datos obtenidos por NBC News, la cadena hermana de Noticias Telemundo.