Bayas: las mejores frutas para el cerebro, asociadas a menor riesgo de Parkinson y Alzheimer

Las bayas son ricas en sustancias químicas que pueden ayudar a prevenir la inflamación en el cerebro y el daño en las neuronas, a favorecer la comunicación neuronal y reducir el riesgo de demencia

Bayas: las mejores frutas para el cerebro, asociadas a menor riesgo de Parkinson y Alzheimer
Compuestos en las bayas ayudan a mejorar la forma en que se comunican las neuronas del cerebro.
Foto: Farhad Hossain / Pexels

Las fresas, arándanos, moras y otras bayas están cargadas de sustancias químicas que favorecen la salud de tu cerebro. Diversos estudios han asociado el consumo frecuente de estos frutos con un menor riesgo de Parkinson, Alzheimer y demencias relacionadas.

Las bayas son ricas en flavonoides, particularmente antocianinas. Estas sustancias que también son los pigmentos que les dan sus brillantes colores rojo, morado y azul tienen afectos antioxidantes y antiinflamatorios.

La revista de la American Chemical Society (ACS) señala que las bayas ayudan al cerebro a mantenerse saludable de varias maneras. Partiendo de sus altos niveles de antioxidantes protegen a las células del daño de los radicales libres dañinos.

El cerebro es susceptible al estrés oxidativo por ello necesita antioxidantes para combatir los radicales libres y reducir la inflamación crónica.

Las bayas pueden mejorar la neuroplasticidad, la neurotransmisión, que es la forma en que se comunican las neuronas del cerebro. De acuerdo a la ACS, estos cambios en la señalización pueden prevenir la inflamación en el cerebro que contribuye al daño neuronal y mejorar tanto el control motor como la cognición.

Además de actuar inhibiendo la neuroinflamación, activando la señalización sináptica (señales que transmiten las neuronas), las antocianinas también pueden contribuir a mejorar el flujo sanguíneo al cerebro.

Menor riesgo de demencia

En estudio que analizó durante la relación a largo plazo (20 años) entre comer alimentos que contienen flavonoides con el riesgo de enfermedad de Alzheimer y demencias relacionadas encontró que las personas con más alta ingesta de flavonoides tenían aproximadamente un 40% menos de probabilidades de desarrollar demencia en comparación con las personas que tenían una ingesta baja.

El análisis publicado en 2020 por The American Journal of Clinical Nutrition señala que la alta ingesta es de aproximadamente 7.5 tazas de arándanos o fresas (antocianinas) por mes.

La baja ingesta de antocianinas (arándanos, fresas y vino tinto) se asoció con un riesgo cuatro veces mayor de desarrollar demencia.

Menor riesgo de Parkinson

Los hombres y las mujeres que comen bayas con regularidad pueden tener un menor riesgo de desarrollar la enfermedad de Parkinson según un estudio realizado por investigadores de la Escuela de Salud Pública de Harvard. Las antocianinas que contienen las bayas pueden tener efectos neuroprotectores, dijo Xiang Gao, autor del estudio.

Los participantes que consumieron la mayor cantidad de flavonoides tenían un 40% menos de probabilidades de desarrollar Parkinson que quienes tuvieron menor consumo. El estudio involucró a 130 mil hombres y mujeres que fueron seguidos de 20 a 22 años. La reducción del riesgo de enfermedad en ambos géneros sucedió particularmente con el consumo regular de antocianinas, que se obtienen principalmente de las bayas.

Las bayas son también tienen otras sustancias como la vitamina C que también pueden actuar como antioxidantes para respaldar su poder para ayudar a controlar el estrés oxidativo. Por ejemplo: una taza de fresas en rodajas tiene 98 mg de vitamina C que equivalen al 108% de la ingesta diaria recomendada según datos de los Institutos Nacionales de Salud.

Te puede interesar:

  • Cuáles son los alimentos más ricos en polifenoles para protegerte de enfermedades