Decisión de Corte Suprema echa abajo fallo Ramírez que permitió a TPSianos obtener residencia

Los beneficiarios aseguran que nada los detendrá para seguir luchando por una residencia

Decisión de Corte Suprema echa abajo fallo Ramírez que permitió a TPSianos obtener residencia
Evelyn Hernández, líder en la defensa del TPS. (María Peña/Impremedia)
Foto: Cortesía

Esta semana en un voto unánime, la Corte Suprema de Estados Unidos determinó que los inmigrantes con el estatus de protección temporal (TPS) que no entraron al país con una visa de turista o de trabajo no pueden solicitar la residencia permanente.

Una de las repercusiones más graves es que esta decisión pasó a impactar el fallo Ramírez de la Corte Federal de Apelaciones del Noveno Circuito de 2017 que permitió a muchos TPSianos casados con ciudadanos o ciudadanas o con hijos mayores de 21 años, nacidos en el país, solicitar la residencia aún sin tener una entrada legal.

“La decisión unánime de los jueces conservadores y liberales destruye el fallo Ramírez para TPSianos que no entraron con visa de turista o de trabajo”, subraya el abogado en migración, Alex Gálvez.

Esta decisión ayudó a muchos TPSianos bajo la jurisdicción de la Corte Federal de Apelaciones del Noveno Circuito como California, Alaska, Arizona, Idaho, Montana, Nevada, Oregon y Washington, arreglar su estatus migratorio.

“Debido a cambios realizado desde agosto del 2020 por el Servicio de Inmigración y Naturalización (USCIS), tampoco se puede usar ya el permiso Advance Parole que las autoridades de migración dan para reingresar al país, como una entrada legal que ayude a solicitar la residencia a través de la petición 245 (a)”, señala el abogado.

Y agrega que esto duele porque el 80% de los TPSianos han estado en el país por más de 20 años.

“La esperanza para los TPSianos es continuar presionando para que el Congreso actúe y apruebe una legalización para ellos”.

Los casos como el Yany Avendaño, beneficiaria del TPS que recibió la residencia permanente con la ayuda de su abogado en migración, Alex Gálvez con base al fallo Ramírez, ya no serán posible. (Araceli Martínez/La Opinión).

También pidió a la comunidad, mantenerse alerta para no ser objeto de una estafa por parte de gente que promete que pueden arreglar su estatus migratorio, si tienen una entrada a través del permiso Advance Parole.

“También el fallo de la Corte Suprema de EE UU hizo que muchos TPSianos estén llamando para preguntar si todavía pueden renovar su TPS. Por supuesto que pueden y la decisión del máximo tribunal no detiene la elegibilidad, los permisos y amparos”.

La ministra de justicia Elena Kagan dijo que una admisión es definida como la entrada legal de un extranjero a Estados Unidos después de ser inspeccionados y autorizados por un oficial de migración. “El programa de TPS da a los extranjeros nacionales un estatus de no inmigrante, pero no los admite”.

Se estima que hay 320,000 extranjeros en EE UU de 12 países tales como El Salvador, Honduras, Haití, Nepal y Burma amparados por el TPS.

Evelyn Hernández, beneficiaria del TPS y organizadora de CARECEN, dijo que el fallo de la Corte Suprema es un reto más que tienen que enfrentar. “Lo único que nos queda es seguir luchando para que el Congreso pase una reforma que nos permita obtener la residencia. Tampoco descartamos con nuestros abogados someter una nueva apelación o presentar una demanda colectiva”.

Lo que sí es claro, dice Evelyn, es que no tienen miedo y van a continuar en la pelea porque se pueda hacer un ajuste migratorio sin tener que salir del país. “Esta determinación nos debe dar más ganas de luchar y quiero decirles que no nos vamos a dar por vencidos”.

Los TPSianos siguen en la lucha por la residencia. (Getty Images)

Hace ver que no quieren salir del país con un permiso Advance Parole solo para pasearse y que no les sirva como una entrada legal que les permita solicitar la residencia.

Para este jueves a las 6 de la tarde en el Ayuntamiento de Los Ángeles se planea llevar a cabo una vigilia en protesta por el fallo de la Corte Suprema de no dar la residencia a quienes no tienen una entrada legal.

El profesor Armando Vázquez-Ramos del California-Mexico Studies Center, Inc. expresó sus preocupaciones porque los republicanos pueden aprovechar la decisión de la Corte de EE UU para echar leña a los estudiantes dreamers y beneficiarios de DACA (Acción Diferida para los Llegados en la Infancia) que tienen la opción de salir al exterior y regresar al país con un Advance Parole, y más tarde solicitar la residencia en base a una petición familiar.

“Este año van a salir 200 estudiantes dreamers en viajes de estudio a México y estarán regresando en el verano con el Advance Parole”.