Esperan que gobernador Newsom amplíe moratoria contra desalojos para evitar más desamparo

Expertos hablan de las barreras para acceder a la asistencia estatal para la renta y la falta de vivienda en California

Quedarse sin hogar puede pasar de la noche a la mañana.  (Aurelia Ventura/La Opinion)Ê
Quedarse sin hogar puede pasar de la noche a la mañana. (Aurelia Ventura/La Opinion)Ê
Foto: Aurelia Ventura / Impremedia/La Opinion

Líderes defensores de los inquilinos esperan que antes de que termine el mes, el gobernador de California, Gavin Newsom amplíe la moratoria contra los desalojos hasta el 30 de septiembre para evitar que los inquilinos vayan a ser echados y pasen a engrosar las filas del desamparo. 

“En los estados donde la moratoria contra los desalojos ha expirado, estos han aumentado aproximadamente 200%”, dijo Tina Rosales del Western Center on Law & Poverty.

Durante la videoconferencia “La brecha de la vivienda en California se amplía. Los legisladores enfrentan los desalojos, las crecientes deudas y la escasez rural” ofrecida por Ethnic Media Services, varios expertos hablaron de los desafíos que se observan a medida que avanza el fin de las moratorias, aumenta el endeudamiento de los inquilinos y propietarios, mientras que en el área rural se construyen mansiones en lugar de techos de bajos recursos.

Rosales dijo que en California es más difícil rastrear los desalojos porque tenemos protecciones enmascaradas, pero sabemos que ha habido miles que no han podido seguir adelante por la moratoria estatal que expira el 31 de junio.

Miles pueden perder la vivienda y es lo que tratamos de evitar. Pero también hemos recibido información de que existe un acuerdo provisional entre los líderes legislativos y el gobernador en torno a un proyecto de ley que debe ser llevado a votación este lunes”. 

Lo que es bueno de este nuevo acuerdo, precisa, es que ofrece una compensación al 100% por el pago de la renta a los propietarios de vivienda de alquiler desde abril de 2020, lo que abarca un total de 18 meses.

“Esto es una ayuda que ninguna otra industria ha recibido durante la pandemia”.

Por otra parte, mencionó que ha habido preocupación porque no todos han tenido acceso al dinero de asistencia para la renta.

“California tiene $5,200 millones para el perdón de alquiler. Así que estamos esperando en los próximos meses trabajar especialmente en los condados rurales donde hay una brecha digital y hay problemas de acceso por el lenguaje”.

Hizo ver que asimismo hay una escasez aguda de vivienda. “En California se necesitan aproximadamente 1.2 millones de viviendas de bajos ingresos sobre todo en las zonas rurales más que en las áreas urbanas”. 

Cuando pensamos en desarrollo equitativo, dijo que debemos producir unidades habitacionales que no desplacen a las comunidades vulnerables y no tengan un impacto ambiental. 

Enfatizó que una de las mejores maneras de combatir la falta de techo es ofreciendo servicios legales para garantizar que las personas estén protegidas y tengan lugares donde ir. 

Añadió que en las zonas rurales, existe una grave falta de servicios para asesorar legalmente a los inquilinos. “Eso es algo en lo que necesitamos asignar fondos adicionales, de modo que pueda haber más organizaciones basadas en la comunidad que asistan a las personas, pero también debemos estar muy activos y garantizar que las organizaciones actuales dispongan de recursos para abordar la necesidad sin precedentes de asistencia”.

Edificio en Boyle Heights
Los latinos destinan gran parte de sus ingresos en la renta. (Getty Images)

Inquilinos y pobreza

Sara Kimberlin, analista senior de políticas del California Budget and Policy Center, dijo que dos tercios de los californianos con ingresos por debajo del 200% de la línea de pobreza son inquilinos. 

Los afroamericanos, los latinos, los de las Islas del Pacífico y los inmigrantes indocumentados son los más propensos a vivir en hogares de alquiler”.

Pero además precisó que antes de Covid, los inquilinos en California ya estaban pagando más de lo que podían, y había una crisis de acceso a la vivienda.

Observó que un 85% de los hogares de bajos ingresos, pagaban más del 30% de su salario por el alquiler.

“Más de la mitad de latinos pagaban más por su vivienda de alquiler de lo que pueden permitirse. Así que están en riesgo de enfrentar una emergencia si se interrumpen sus ingresos”.

Y aclaró que la falta de acceso a la vivienda es un problema extendido que no solo se presenta en las áreas urbanas con altas rentas sino en las regiones rurales con alquileres y salarios bajos.

El acceso a la vivienda hace una gran diferencia en la salud de los inquilinos. (Aurelia Ventura/ La Opinión)

Alquiler atrasado

Francisco Dueñas, director ejecutivo de la organización Housing Now, dijo que hay alrededor de 700,000 hogares en los que residen un millón de californianos con el alquiler atrasado.

“En un estudio que publicamos, descubrimos que las protecciones contra el desalojo y la asistencia para el alquiler, ayudan a promover la salud, el bienestar y a salvar vidas, pero solo si las personas pueden acceder a este apoyo”.

Sin embargo, algunos propietarios continúan arrojando a los inquilinos fuera de sus casas de alquiler.

“Encontramos que hay barreras y restricciones que bloquean obtener la asistencia para la renta. Los propietarios están muy frustrados porque tampoco la han conseguido y han amenazado con el desalojo a sus inquilinos y los han acosado. Así que muchos se han mudado, porque no querían continuar aumentando su deuda de alquiler”.

Y también detectaron en el estudio que debido a la inestabilidad de la vivienda y a la falta de acceso al alivio por el alquiler, muchos inquilinos presentaron problemas de salud mental. ”Pero una vez que obtuvieron la ayuda para pagar la renta, pudieron centrarse en su salud y bienestar”.

“Otros estudios han demostrado que en todo el país, la Ley de Protección contra Desalojos ha impedido 186,000 casos y 6,000 muertes de Covid”.

De acuerdo a Dueñas, no tener acceso a la vivienda no solo afecta la salud sino la oportunidades de trabajo, la educación de los niños, el crédito y las finanzas.

Lamentó que cuando comenzó el proceso de solicitudes para la asistencia financiera para la renta, muchos de los requisitos eran tecnológicos y las personas necesitaban tener una dirección de correo electrónico. 

“La solicitud fue solo en línea y se necesitaba descargar documentos cuando muchas personas en nuestras comunidades, no tienen acceso a WiFi”.

Otras barreras tuvieron que ver con que los inquilinos ni siquiera sabían quién era el propietario de su vivienda, pero además muchos se preocuparon porque recibir la asistencia para pagar la renta, pudiera impactar sus probabilidades futuras de regularizar su estatus migratorio.

Dueñas concluyó diciendo que se necesita más dinero para apoyar con la asistencia para el alquiler, mejorar la accesibilidad del lenguaje para los inquilinos monolingües indocumentados y ampliar las protecciones de desalojo.

Mujer en Skid Row
Cualquier pueda convertirse en desamparado de la noche a la mañana. (Getty Images)

Testimonio de un desamparado

Larry Halstead, un periodista y activista a favor de los desamparados, quien perdió su casa en noviembre de 2018 durante el incendio Camp Fire en Chico California, en el que murieron aproximadamente 100 personas y se perdieron 15,000 viviendas, dice que su historia demuestra que toda la narrativa contra las personas sin hogar, es una mentira. 

“Intentan pintarte con imágenes de que eres drogadicto y no quieres un refugio”.

Pero además por defender a las personas sin hogar, dice que fue arrestado y acusado.

“Fue una falsa acusación de suicida por ayudar a una persona sin hogar y me mandaron 4 días a un centro de salud mental hasta que se dieron cuenta que no era suicida”.

Cuando lo soltaron en las calles de Chico, le tomó varios meses contactar a un amigo que le compró lentes y un teléfono.

“Inmediatamente comencé a buscar asistencia para la vivienda a través de las organizaciones sin fines de lucro y porque tengo cáncer en etapa tardía”.

Actualmente dice que vive de $200 que le dan por discapacidad y $194 en cupones de alimento.

“El 6 de diciembre, presenté una solicitud de desempleo pandémico y hace aproximadamente un mes tuve que involucrarme con la oficina del asambleísta, completar un nuevo conjunto de documentos y todavía no he recibido ni un centavo”.

Halstead señaló que la gente no se da cuenta de lo fácil que es quedarse sin hogar. “Puede ser un divorcio, un gran problema de salud que te deje desempleado; y puede suceder de la noche a la mañana al igual que lo hizo el incendio, pero estoy tratando de recuperarme”.