Residentes de Sur LA hacen recuento de los daños tras la explosión

Regresan a ver sus casas, algunas de ellas inhabitables; se tiene planeado una reunión comunitaria para este lunes 12 de julio

Viviendas cerca a la explosión en Los Ángeles quedaron destrozadas. (Suministrada)
Viviendas cerca a la explosión en Los Ángeles quedaron destrozadas. (Suministrada)
Foto: Cortesía

A más de una semana de la explosión de pirotecnia ilegal que se salió fuera de control de las autoridades en el sur de Los Ángeles, varias familias pudieron regresar ayer a ver sus viviendas.

Entre ellos estaba la familia de Jovana Martínez, sus padres y cuatro hermanos, quienes no podían creer como quedó su apartamento de tres recámaras.

Martínez, de 18 años, dijo que el día de la explosión ella iba llegando a su apartamento con su familia cuando escucharon un estruendo impactante. Su reacción inmediata fue echarse a correr ya que pensaron que era una bomba.

“Mi hermano de 14 años tiene autismo y comenzó a tener muchos dolores de cabeza, lo tuvimos que llevar al hospital… Mi hermanita de 10 años quedó en shock”, recordó.

Agregó que le causó impresión ver las paredes y ventanas del apartamento rotas. La propiedad por ahora no tiene gas ni electricidad y no se les permitió habitarla todavía.

“Nos dijeron que podemos ver pero quee no podemos regresar todavía a vivir ahí, seguiremos en el hotel”, contó.

Martínez y su familia fueron parte de un grupo de familias afectadas que se reunieron en privado con autoridades de Los Ángeles para recibir asesoramiento en cuanto a sus pérdidas materiales así como el impacto en su salud mental y su bolsillo.

La explosión partió la pared del apartamento de la familia Martínez. (Suministrada)

Angelina Valencia, portavoz del concejal Curren D. Price Jr. quien representa el área afectada, dijo que de las 15 estructuras afectadas al menos cinco eran multifamiliares y tres han sido marcadas en rojo.

Eso quiere decir que no pueden regresar a vivir ahí nuevamente.

“Nuestra oficina está comprometida a seguir ayudándolos para aquellos que necesiten continuar quedándose en el hotel”, explicó Valencia.

“Al menos sabemos de 10 familias que están en hoteles. Son 50 individuos en total”.

Agregó que la oficina del concejal Price y otros socios los están ayudando para conseguir alimentos, con tarjetas de regalo para compras necesarias, asesorándolos para archivar sus reclamos de propiedad y conectándolos con los servicios necesarios que incluyen salud en general y cuidado mental.

Además, el concejal Price presentó una moción en el ayuntamiento de Los Ángeles para pedir que haya responsabilidad de quienes hayan sido culpables de la explosión que se salió de control.

“El concejal quiere asegurarse que las familias sean compensadas completamente ya sea por los daños de sus vehículos y/o de sus hogares”, dijo Valencia.

“Las familias están devastadas ya que toda su vida fue afectada y es mucho por lo que tuvieron que pasar”.

Familias visitan sus propiedades destrozadas. (Suministrada)

Asegurar que haya respuestas

Ron Gochez, vicepresidente del Consejo Vecinal Sur Centro, dijo que desde que ocurrió la explosión del LAPD en su vecindario, el consejo está exigiendo que se rindan cuentas de quienes tomaron la decisión de detonar los fuegos artificiales en medio de un vecindario densamente poblado.

“Los vecinos de la cuadra han confirmado que no fueron evacuados y que les dijeron que no se preocuparan porque ‘no iba a pasar nada’”, indicó.

“Queremos los nombres y el cargo de las personas que tomaron la decisión y queremos que sean despedidos de inmediato”.

El consejo también exige que se presenten cargos penales en contra de los culpables por negligencia criminal y “por poner en peligro la vida de miles de personas en la comunidad”.

El consejo vecinal llevará a cabo una reunión comunitaria el próximo lunes 12 de julio de 5:00 p.m. a 8:00 p.m., en el parque Trinity localizado en el 2415 Trinity Street. Para más información visitae: https://www.facebook.com/events/930066917840575/?ref=newsfeed