Activistas crean estrategia para ayudar a indocumentados a solicitar “green card” ante reforma migratoria

Los demócratas están listos para empujar en el Congreso el camino a la naturalización de 11 millones de no-ciudadanos y la coalición 'Ready to Stay' ofrecerá orientación legal a quienes no tienen papeles en EE.UU.

La nueva coalición de inmigrantes proporcionará ayuda legal para lograr la ciudadanía.
La nueva coalición de inmigrantes proporcionará ayuda legal para lograr la ciudadanía.
Foto: Joe Raedle / Getty Images

El acuerdo entre demócratas por un proyecto económico de $3.5 billones de dólares tendría un giro de tuerca importante para los inmigrantes indocumentados, ya que podría impulsarse algún tipo de reforma migratoria que les abra el camino a la ciudadanía.

Según esbozó un proyecto previo del senador Bernie Sanders (Vermont), presidente del Comité de Presupuesto del Senado, sería aprobar el plan a través de proceso de Reconciliación, es decir, sin el respaldo de republicanos.

El argumento para avalar alguna reforma sería económico, como lo establece un reporte del Center for American Progress (CAP) en colaboración con el Centro de Migración Global de la Universidad de California, Davis (UC Davis).

El mejor escenario económico sería que EE.UU. sería con un camino a la ciudadanía para 11 millones de indocumentados, es decir, la reforma integral del presidente Joe Biden que, de aprobarse, aumentaría el Producto Interno Bruto (PIB) hasta en $1.7 billones de dólares durante la próxima década, además de crear casi medio millón de empleos en los siguientes años.

El escenario menos alentador sería la aprobación de alguna reforma que beneficie a menos millones de indocumentados, entre los que se encontrarían ‘dreamers’, portadores del Estatus de Protección Temporal (TPS) y trabajadores agrícolas, lo que aumentaría el PIB a $1.5 billones de dólares durante 10 años y crearía 400,800 nuevos empleos.

Con esas proyecciones en la mira, una coalición de 18 organizaciones con alcance en los 50 estados lanzaron la campaña “Ready To Stay” (“Listos para quedarse”), el cual orientará a inmigrantes a navegar y acceder a los servicios legales.

“Con el Congreso y la Casa Blanca trabajando hacia medidas de ciudadanía y legalización a gran escala, esta campaña está creando la infraestructura para ayudar a millones a obtener protección e inscribirse en programas que conducirán a la ciudadanía eventual”, indica la coalición creada el 13 de julio.

Destaca que para los aproximadamente 11 millones de inmigrantes indocumentados ya existen varias formas de protecciones temporales y caminos limitados hacia la ciudadanía, incluida la Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA), el TPS para ciertos países y el Programa de equidad de inmigración de refugiados (LRIF).

“La coalición ‘Ready to Stay’ tiene grandes expectativas de que el Congreso y la Administración Biden finalmente logren un camino hacia la ciudadanía para los 10.5 millones de inmigrantes indocumentados que han vivido y trabajado en este país, que es su hogar”, indican.

La coalición creará estrategias sobre cómo aplicar a distintas protecciones migratorias, además de ofrecer ayuda legal con un incremento en sus equipos de abogados.

“Nos embarcamos en un esfuerzo sin precedentes para estar preparados y construir la educación comunitaria y la infraestructura de servicios legales necesarios para cumplir con cualquier esfuerzo de legalización a gran escala “, dijo Angélica Salas, directora ejecutiva de Coalition for Humane Immigrant Rights (CHIRLA) y Copresidente de “Ready to Stay”.

La Red Católica de Inmigración Legal, Inc. tiene más de 400 afiliados en 49 estados y es parte de este esfuerzo, indicó Anna Gallagher, directora ejecutiva de The Catholic Legal Immigration Network, Inc. (CLINIC).

“Necesitamos protecciones permanentes para nuestras comunidades y nuestras familias. Tengo DACA, un estado de protección temporal. ¡Pero no es suficiente! No puedo quedarme callado sabiendo que mis padres siempre están bajo amenaza de deportación“, consideró Cirenio Cervantes, de Faith in Action, organizador de ese grupo en Florida.

La coalición buscará ayudar a los inmigrantes “caso por caso” y con la experiencia de sus expertos.

“Como destinatario de DACA y el Director de Programas del Centro de Estudios Migratorios, puedo dar fe de la importancia del trabajo tan necesario que ofrecen los proveedores de servicios legales sin fines de lucro”, dijo Daniela Alulema, directora de programas, Centro de Estudios Migratorios.

Los activistas reconocieron que el país vive cierta era de desinformación, como se ha visto en proceso electoral e incluso durante la pandemia de COVID-19, por lo que es importante orientar a los inmigrantes sobre sus opciones.

“(Se busca) proporcionar a los inmigrantes y sus defensores información confiable de una coalición de proveedores nacionales de servicios legales sin fines de lucro, así como acceso a nuestro directorio nacional de servicios legales”, dijo Rodrigo Camarena, director del Red de Defensores de la Inmigración.

La coalición tiene como objetivo centralizar la creación y distribución de recursos legales, herramientas de educación comunitaria, oportunidades de capacitación para el desarrollo de capacidades y defensa administrativa.