Cómo obtener una señal de WiFi más potente

Cómo obtener una señal de WiFi más potente

Pocos dispositivos en tu casa pueden frustrarte o desconcertarte tanto como un enrutador con una señal de WiFi deficiente. Sin una conexión a Internet rápida y confiable, te encuentras siempre protestando mientras esperas a que los sitios web se carguen en tu computadora portátil, inquietándote mientras los videos de YouTube se congelan en tu tableta y mirando con desesperación las bandejas de correo electrónico y las redes sociales mientras luchan por actualizarse en tu smartphone. ¿Y qué tal cuando quieres transmitir la última edición de WrestleMania en tu televisor inteligente? Olvídalo. Para aumentar tu angustia, es posible que no sepas cómo solucionar esos problemas, más allá de llamar a un familiar experto en tecnología y pedirle ayuda.

¿Harto de esperar? Deja que nuestros expertos te pongan al día con las soluciones.

¿Cómo funciona tu enrutador?

Comprender los conceptos básicos de lo que hace tu enrutador inalámbrico ayudará en gran medida a solucionar algunos contratiempos.

“Imagínate que un enrutador es como un policía de tránsito electrónico”, dice Richard Fisco, que supervisa las pruebas de electrónica para Consumer Reports. Una vez conectado al módem proporcionado por tu proveedor de servicios de Internet (ISP), el enrutador dirige la conexión a Internet por toda la casa, haciéndola llegar de forma inalámbrica a dispositivos como tu computadora portátil, bocina inteligente y televisor inteligente.

Tu enrutador sirve como enlace entre el mundo exterior y todos tus datos personales y financieros. ¿La declaración de impuestos que presentaste electrónicamente? Viaja a través de tu enrutador. ¿Los números de tarjetas de crédito que compartes en línea con Amazon? También salen a través del enrutador.

Por eso un enrutador tiene que ser un guardián de seguridad, además de ser eficiente y cómodo. Un buen enrutador recibe actualizaciones rutinarias del firmware por parte del fabricante para combatir las posibles amenazas de piratas informáticos y otros problemas.

¿Tu enrutador es lento?

Si tu conexión de WiFi es notablemente lenta, es posible que tengas la tentación de pensar que tu enrutador actual es un fracaso. Pero no te apresures, puede haber otros factores en juego.

Primero, echa un vistazo a una factura de tu ISP para ver qué nivel de banda ancha estás pagando. Necesitarás una conexión de al menos 25 megabits por segundo para transmitir videos de Netflix en un televisor de 4K, por ejemplo. Si no estás pagando por eso, o si no tienes acceso a ese tipo de velocidad donde vives, un enrutador nuevo no te ayudará.

Puedes realizar fácilmente una prueba de velocidad utilizando un servicio como fast.com para ver realmente qué estás recibiendo. Es posible que desees realizar esta prueba varias veces. Primero, hazla con tu computadora portátil conectada a tu enrutador para verificar su velocidad en el mejor de los casos. Luego, puedes moverte con tu computadora portátil a diferentes áreas de tu casa para comprobar la velocidad del WiFi en diferentes lugares.

A continuación, deberás evaluar la ubicación de tu enrutador. Suelen funcionar mejor cuando se instalan en el centro de la casa, lo que permite que la señal llegue a todas las direcciones. Un enrutador escondido en una esquina puede no tener el alcance necesario para llegar al otro lado de la casa, o del segundo piso al sótano, porque la señal se degrada cuanto más se aleja de la fuente.

Si tu enrutador está en un lugar poco óptimo (el sótano, por ejemplo), intenta moverlo. Una forma es comprar un cable Ethernet largo (que no supere los 300 pies), conectarlo al módem y al enrutador y mover el enrutador tú mismo. O puedes pedirle a tu ISP que te ayude a reubicar el módem, aunque la compañía puede cobrarte dependiendo de la mano de obra involucrada. Si planeas cambiar de proveedor, dice Fisco, es posible que puedas hacerlo sin tener que pagar, así que pregunta eso mientras negocias el cambio.

Si tu enrutador ya está en una ubicación central, la lentitud de la conexión puede deberse a obstáculos en la casa que pueden impedir la señal de WiFi. (Consulta “5 obstáculos comunes para el WiFi y cómo solucionarlos”, a continuación). Puedes intentar mover el enrutador por toda una habitación para solucionar esos problemas.

Si esos ajustes no ayudan, puede que sea el momento de encontrar un modelo que se adapte mejor a tus necesidades, especialmente si has estado usando un enrutador de una sola unidad en una casa de varios pisos.

¿Qué enrutador es mejor para ti?

Hoy en día, hay dos tipos de enrutadores inalámbricos: los modelos tradicionales y los modelos de red de malla. Probablemente conozcas los primeros. Son dispositivos de una sola unidad que se conectan a un módem. Pueden ser muy rápidos y soportar incluso las actividades de familias con gran consumo de datos y docenas de dispositivos conectados a Internet. Pero no siempre tienen el alcance necesario para cubrir de manera efectiva toda una casa con WiFi, sobre todo si la distribución es grande o cargada de obstáculos.

Los enrutadores de malla generalmente se empaquetan en un conjunto con varias unidades, un concentrador y uno o más satélites, que trabajan juntos para difundir WiFi en los rincones más remotos de una casa. Si colocas el concentrador, que se conecta al módem, cerca del centro de la casa, puedes cambiar los satélites, que ayudan a retransmitir la señal de WiFi, hasta encontrar una configuración que te ayude a eliminar cualquier punto muerto.

Entonces, ¿por qué no todo el mundo elige simplemente un enrutador de malla? Por un lado, porque son caros. Los modelos de primera categoría en nuestras calificaciones cuestan entre $400 y $500. Por el contrario, nuestro modelo de primera categoría de una sola unidad se vende por $200, seguido de uno que cuesta unos $160. También hay argumentos a favor de la simplicidad. Con un sistema de malla, tienes varios dispositivos repartidos por tu casa, en lugar de uno solo con un enrutador tradicional. Si no necesitas los enrutadores de malla, no hay razón para invertir en ellos.

¿Qué significa WiFi 6?

Cuando vayas a comprar un enrutador, es probable que escuches hablar mucho de WiFi 6, un nuevo estándar tecnológico que promete velocidades más rápidas, un mayor alcance y una mejor compatibilidad con la creciente flota de dispositivos conectados a los hogares modernos.

También conocido como 802.11ax, WiFi 6 reemplaza al estándar WiFi 5 antes conocido como 802.11ac, que debutó en 2013, y a WiFi 4 (802.11n), que data de 2009. El consorcio que establece estos estándares anunció un programa de certificación de WiFi 6 en septiembre de 2019, y ya están disponibles varios enrutadores compatibles con el estándar, incluyendo tres modelos de nuestras calificaciones.

Pero solo unos pocos dispositivos conectados a Internet son actualmente compatibles con WiFi 6. (Los últimos Apple iPhone y los Samsung Galaxy Note son ejemplo de ello). Los dispositivos de WiFi 4 y 5 pueden conectarse a un enrutador compatible con WiFi 6, pero no obtienen ninguna de las ventajas de velocidad de esta tecnología. Por eso, nuestros expertos dicen que está bien posponer el cambio si puedes ahorrar dinero en un modelo un poco más antiguo. “Si todavía tienes un enrutador WiFi 4, pero tu teléfono inteligente, tu televisor y tu computadora portátil son compatibles con WiFi 5, compra un enrutador WiFi 5”, dice Fisco. Eso te permitirá disfrutarlo unos cinco años.

¿Por qué comprar cuando se puedes alquilar?

Muchos consumidores se limitan a aceptar el modelo que les proporciona su ISP. Pero las compañías de Internet generalmente cobran una tarifa de alquiler mensual de $10 a $12 por este privilegio, lo que puede eclipsar el precio de un nuevo enrutador en dos años.

Además de suponer ahorros potenciales, comprar tu propio enrutador te da mucha más voz en el funcionamiento y la seguridad de tu red de WiFi doméstica. Con una sencilla aplicación móvil puedes configurar tu enrutador para recibir actualizaciones automáticas del firmware. Si tienes una familia numerosa o invitados frecuentes, nuestros expertos sugieren un modelo que ofrezca configuraciones sólidas que te permitan establecer controles parentales y una red de invitados para impedir que la gente acceda a determinados sitios web e información privada. 

Sin embargo, si tu enrutador no viene con una aplicación complementaria, las instrucciones para actualizar los enrutadores varían según la marca. Para la mayoría de los modelos, es necesario iniciar sesión a través de un navegador en tu computadora, utilizando la dirección IP del enrutador. Aquí hay enlaces sobre cómo actualizar los enrutadores más utilizados: Apple, Asus, D-Link, LinksysNetgear.

También puedes recibir avisos de seguridad por correo electrónico del fabricante de tu enrutador. Para saber cómo hacerlo, visita el sitio web de la empresa; probablemente tengas que registrarte.

5 obstáculos comunes del WiFi y cómo solucionarlos

“El WiFi es una radiación electromagnética, como la luz”, dice Bhaskar Krishnamachari, profesor de ingeniería eléctrica e informática y de ciencias de la computación en la Universidad del Sur de California. “Hay objetos que la bloquean y otros que la dejan pasar”. A continuación, se muestran algunos obstáculos comunes en los que hay que pensar cuando se colocan enrutadores y se utilizan dispositivos conectados. En este diagrama, hemos organizado una red de enrutadores de malla de tres piezas para ayudar a eliminar posibles puntos muertos en una casa de varios niveles.

Para obtener los mejores resultados, coloca el concentrador en el centro de tu casa (1) y entre los satélites (2 y 3), dice Fisco de CR. Ten en cuenta que el satélite 3 se encuentra en la encimera de la cocina lejos del refrigerador (4). La señal de WiFi del concentrador y de los satélites también puede llegar a otros pisos, eliminando posibles zonas muertas.

Las paredes
Las paredes más gruesas tienden a absorber más la señal de WiFi que las paredes más delgadas, dice Krishnamachari. Aunque no es fácil cambiar el grosor de las paredes, el simple hecho de reposicionar un satélite de malla más cerca de la entrada de una habitación puede ayudar a aumentar la señal.

El refrigerador
El refrigerador y otros electrodomésticos que contienen mucho metal también pueden causar problemas. Las señales de WiFi pueden rebotar en ellos en lugar de pasar al otro lado. Las tuberías de metal y las barras de refuerzo en las paredes crean problemas similares.

Los vecinos
Si vives en un edificio de apartamentos o en un vecindario densamente poblado, puedes ser susceptible a la congestión inalámbrica creada por los dispositivos cercanos que funcionan en la banda de frecuencia de 2.4 GHz. Intenta cambiar tu enrutador y los dispositivos a la banda de frecuencia de 5 GHz, que tiene muchos más canales. Si tu enrutador no es compatible con 5 GHz, selecciona otro canal en la configuración del dispositivo.

El microondas
Los hornos de microondas también funcionan en la banda de frecuencia de 2.4 GHz, señala Krishnamachari. Eso puede causar interferencia, dice, si, por ejemplo, decides hacer una segunda bolsa de palomitas de maíz mientras transmites una película de Netflix. Para evitar la interrupción en una noche de cine, intenta cambiar tu computadora portátil o televisor inteligente a la banda de 5 GHz.

La pecera
El agua absorbe la radiación, dice Krishnamachari. Por lo tanto, es probable que tu señal de WiFi se cuelgue cerca de piscinas, bañeras y, sí, de esa pecera de 100 galones que instalaste.

Selección de productos

Revisa estos enrutadores inalámbricos que impresionaron a nuestros evaluadores de productos.

Nota del editor: Este artículo también apareció en el número de marzo 2020 de la revista Consumer Reports.

Redes domésticas de malla de WiFi

¿No consigues una conexión inalámbrica decente al Internet en tu casa? En el programa de televisión Consumer 101, el experto de Consumer Reports, Nicholas De Leon, explica al presentador del programa, Jack Rico, cómo las redes de malla brindan velocidades más rápidas y mejor cobertura.

Consumer Reports is an independent, nonprofit organization that works side by side with consumers to create a fairer, safer, and healthier world. CR does not endorse products or services, and does not accept advertising. Copyright © 2021, Consumer Reports, Inc.

Consumer Reports no tiene ninguna relación financiera con los anunciantes en este sitio. Consumer Reports es una organización independiente sin fines de lucro que trabaja junto a los consumidores para crear un mundo justo, seguro y saludable. CR no apoya productos o servicios y no acepta publicidad. Copyright © 2021, Consumer Reports, Inc.