Miles de conserjes, considerados trabajadores esenciales, listos para irse a huelga

Más de 20,000 trabajadores sindicalizados en la industria del servicio de la limpieza no tienen contrato y reclaman mejores salarios y un plan de jubilación

El contrato para más de 20,000 conserjes en California expiró el 31 de agosto.
El contrato para más de 20,000 conserjes en California expiró el 31 de agosto.
Foto: Jorge Macías / Impremedia

Miles de trabajadores de limpieza de hoteles y rascacielos de Los Ángeles, Silicon Valley, Sacramento, el condado de Orange y San Diego salieron a las calles para denunciar la falta de un contrato laboral y tan pronto como la semana próxima podrían declararse en huelga.

El contrato para más de 20,000 conserjes en California expiró el 31 de agosto y, si no se llega a una resolución en las negociaciones con sus empleadores, están listos para cualquier acción que acabe con presuntas prácticas laborales injustas.

“Si no hay acuerdo en estos días, el 100% de los trabajadores ya autorizó la huelga desde el 20 de agosto”, dijo a La Opinión, David Huerta, presidente del sindicato SEIU United Service Workers West (SEIU-USWW), que representa a más de 5,000 conserjes en Los Ángeles.

Los trabajadores llegaron con sus instrumentos de trabajo.

Huerta dio a conocer que los trabajadores están demandando un salario digno, que vaya de acuerdo con la inflación económica y la patronal ofrezca un plan de jubilación.

“Muchos de nuestros conserjes siguen trabajando hasta una edad donde ya no pueden, porque no se pueden jubilar de una forma digna o no tienen dinero ahorrado”, dijo Huerta. “Pero no andamos rogándoles de rodillas, sino que exigimos que a cada trabajador se le pague lo que merece”.

Considerados trabajadores esenciales, los conserjes están luchando, además,  contra la segunda ola de la pandemia de coronavirus, que le costó la vida a aproximadamente 40 a 50 en Los Ángeles y una cifra similar en el resto de California.

“¡Arriba la unión!, ¡Abajo la explotación!”, gritaron miles durante una ruidosa marcha pacífica al mediodía en el centro de Los Ángeles, la cual provocó un intenso caos al tráfico vehicular.

“Yo tengo 29 años trabajando en esta industria y lo que gano, no me alcanza para vivir”, dijo Ana Silvia Cienfuegos, una mujer salvadoreña, de 61 años.

Tan pronto como la próxima semana, los trabajadores podrían irse a la huelga.

Como consecuencia de la pandemia, ella trabaja solamente cinco horas y media en la limpieza de un edificio, por lo que tuvo que conseguir otro empleo de medio tiempo, para poder pagar su renta, comida, vestido y el seguro de su automóvil.

“No quiero  que nos quiten el seguro médico ni ninguno de los derechos que hemos  ganado en el pasado”, expresó Cienfuegos.

Las negociaciones contractuales del SEIU-USWW se realizan ante algunos de los empleadores más grandes de la industria, incluidos ABLE, ABM y Allied Universal Services que proveen servicios de limpieza en edificios con las empresas más grandes del mundo como Apple, Pfizer, Johnson and Johnson, Gilead, Netflix y Visa.

Los sindicalistas calculan que 17 de las 25 corporaciones estadounidenses más rentables ganaron casi $ 85 mil millones más en 2020 que en años anteriores.

Muchos trabajadores llegaron con sus familias.

“Es probable que 9 de cada 10 dólares de ganancias en exceso por una pandemia terminen en manos de estadounidenses blancos, con solo 32 centavos para las comunidades negras y latinas”, dijeron los sindicalistas en un memorando.

Los conserjes han logrado el respaldo de los trabajadores agremiados al SEIU -32BJ, conformado por 170,000 trabajadores de Connecticut, Filadelfia, Florida, Nueva Inglaterra, Maryland, Nueva Jersey, Nueva York, Pensilvania y Virginia.

“Si los empleadores pelean contra ustedes, también pelean contra nosotros”, declaró Kyle Bragg, presidente del SEIU -32BJ.

Los trabajadores también cuentan con el apoyo de los concejales angelinos, Curren Price Jr., y Kevin de León, quienes marcharon con ellos la mayor parte de las dos millas de recorrido, desde la biblioteca central de la ciudad, al sur de la calle Figueroa y  hasta las oficinas del SEIU United Service Workers West, en el bulevar Washington.

“Pelearemos junto con ustedes por mejores sueldos y para asegurarles una jubilación con respeto y dignidad”, manifestó el concejal Price.

Varios funcionarios de LA salieron a caminar y apoyar a los trabajadores.

Por su parte, De León expresó que “los trabajadores invencibles ya están cansados de ser pisoteados; lo que queremos va más allá, porque se trata de que la dignidad y respeto se manifieste en un buen salario que lo hemos ganado con el sudor de la frente”.

David Huerta informó que el SEIU-USWW tiene fondos suficientes para ayudar a los 20,000 conserjes si el paro de labores se hace efectivo.

Al cierre de edición, ningún representante de ABM, una de las empresas líderes de las negociaciones con los sindicalistas respondió a mensajes y correos de La Opinión para una entrevista.