VIDEO: Policía en Australia rescata a niño con autismo que estuvo 4 días desaparecido en un bosque

A pesar de las extensas búsquedas por parte de la policía local y miles se samaritanos que se unieron, AJ fue encontrado a poco menos de 500 metros de la casa rural de los padres

AJ fue rescatado por las autoridades australianas luego de perderse en un bosque desde el viernes.
AJ fue rescatado por las autoridades australianas luego de perderse en un bosque desde el viernes.
Foto: DEAN LEWINS / EFE

Un niño de tres años con autismo fue encontrado este lunes por las autoridades de Australia, luego de que el menor se perdiera por tres días. Durante ese tiempo, miles de samaritanos ayudaron a la policía y a los padres del joven hasta que un helicóptero dio con él mientras estaba tomando agua del riachuelo.

Anthony “AJ” Elfalak se perdió en la cercanía de la casa rural de su familia, en Putty, al norte de Sydney, la mañana del viernes. Debido a su condición, AJ no habla, lo que dificultó la búsqueda ya que no podía pedir ayuda.

“La tripulación de un helicóptero de la policía que sobrevolaba la zona lo vio sentado en aguas poco profundas en el lecho de un arroyo el lunes por la mañana a casi 500 metros de su casa”, dijo la superintendente de la policía local, Tracy Chapman.

Es un milagro“, alegó el padre, Anthony Elfalak, a los periodistas después de que él y su esposa, Kelly Elfalak, se reunieran con su hijo, al ver que estaba en perfectas condiciones. “Solo tenía algunas picaduras de hormigas y dermatitis por el pañal”, detalló.

A pesar de haber sido encontrado en buenas condiciones, las autoridades llevaron a AJ a un hospital cercano para evaluarlo.

“AJ es muy aferrado a su mamá. Tan pronto como escuchó a su mamá, abrió los ojos, la miró y se quedó dormido“, añadió Anthony.

Chapman admiró las capacidades de supervivencia de AJ, pues en esa zona por las noches la temperatura suele descender hasta los 4 C°. “Su habilidad para encontrar agua potable también fue un factor clave debido al peligro de deshidratación”, declaró.

AJ se durmió en la ambulancia y luego se despertó con mucha hambre. “Se comió unas tres rebanadas de pizza y un plátano“, dijo Gerry Pyke, el paramédico que lo atendió y llamó al joven “pequeño superviviente“.

Lee también: Nueva Zelanda: extremista apuñaló a 6 personas en un ataque calificado de “terrorista”