El Momento es Ahora: La Comisión de Servicio Público de California debe actuar ahora para fortalecer competencia y disminuir la brecha digital con la adquisición de TracFone Wireless, Inc., por Verizon

Contenido Patrocinado

El Momento es Ahora: La Comisión de Servicio Público de California debe actuar ahora para fortalecer competencia y disminuir la brecha digital con la adquisición de TracFone Wireless, Inc., por Verizon
Foto: Cortesía

Como CEO de TracFone Wireless, Inc., el líder en servicios móviles de prepago en los Estados Unidos, me enorgullece el trabajo que hacemos cada día para ofrecer cobertura y acceso para todos, incluyendo nuestros clientes de bajos recursos y aquellos clientes más conscientes del costo/beneficio que TracFone les proporciona. Por eso es que estoy urgiendo a la Comisión de Servicio Público de California (California Public Utilities Commission) que se mueva lo más rápidamente posible en aprobar esta importante transacción que beneficiará a millones de consumidores del estado y de la nación.

El año pasado Verizon acordó comprar nuestra compañía. La transacción representa una oportunidad única para que TracFone sea aún más fuerte, para el beneficio de nuestros 20 millones de suscriptores actuales, incluyendo aquellos que participan en el programa federal Lifeline a través de nuestra marca SafeLink; los 138,000 suscriptores de TracFone que participan en el programa LifeLine de California y todos los consumidores que valoran el control que les permite un plan de prepago sin contrato.

En estos momentos en que el acceso digital es más importante que nunca, estamos ansiosos por finalizar la transacción para proveer mejor servicio a nuestros clientes y las comunidades en que operamos. La Comisión ha tenido tiemplo amplio para estudiar la transacción y tiene que tomar una decisión antes de que sea muy tarde.

Como parte de Verizon, seremos capaces de aprovechar la red de servicios móviles inalámbricos líder en el mercado, de forma que sería imposible para nosotros como compañía separada. Ni todo el trabajo arduo o el ingenio de parte de nuestros empleados puede cambiar la realidad competitiva del momento: TracFone está en una desventaja significativa en comparación con sus principales competidores, Cricket y Metro, porque a diferencia de TracFone, Cricket y Metro se benefician de estar afiliados con grandes operadores de red.

Podremos convertir costos de red dramáticamente bajos en ofertas más agresivas y un mejor valor para los consumidores, llevar ofertas innovadoras al mercado con rapidez y responder más ágilmente a nuestra competencia. Esto beneficiará a los clientes actuales de TracFone, sin duda, pero un TracFone más fuerte también desatará una mayor competencia de Cricket, Metro y otros en beneficio de todos los consumidores de servicio móvil de prepago.

Cuando anunciamos la transacción con Verizon, escuchamos preocupaciones sobre Lifeline. ¡Claro que escuchamos! Con la participación y perspectiva de grupos de interés público, incluyendo Public Knowledge y Communications Workers of America, Verizon pactó compromisos con el programa Lifeline y los consumidores de bajos recursos. Estos compromisos de continuar y promover el programa Lifeline reafirman lo que Verizon ha explicado como el propósito final de este acuerdo: servir mejor a los clientes actuales y futuros de TracFone y Lifeline, para poder continuar con nuestra misión de proporcionar cobertura y acceso para todos.

De hecho, sin el respaldo de Verizon, la capacidad de TracFone para continuar ofreciendo servicio gratuito en el programa Lifeline, un concepto originalmente iniciado por nosotros estaría en riesgo. Como revendedor puro de servicios móviles, el aumento de los estándares mínimos de servicio para Lifeline probablemente nos obligaría a considerar que los clientes de Lifeline paguen por una parte de su servicio o abandonar el programa por completo, debido simplemente a razones económicas por no poseer nuestra propia red.

TracFone es un innovador que por mucho tiempo ha atraído a los consumidores conscientes del costo/beneficio que reciben. Fuimos los primeros en vender servicios móviles en las principales cadenas de tiendas de autoservicio, alcanzando a los consumidores habitualmente ignorados por los demás proveedores de servicios móviles. Hace doce años solicitamos al gobierno federal que ampliara el programa Lifeline, el cual proporciona servicio telefónico a precios bajos o sin costo, para consumidores calificados de bajos recursos, e incluyera proveedores innovadores como TracFone que no tienen una red, sino que “revenden” el servicio que compramos de otros proveedores.

Esta estrategia ha sido fundamental para ayudar a cerrar la brecha digital, al proporcionar acceso móvil a millones de estadounidenses que no hubieran tenido ninguna otra forma de conectividad. La potencial asociación con Verizon fortalecerá esta innovadora estrategia. Verizon traerá inversión e infraestructura a las que no podríamos acceder por nuestra cuenta, incluyendo la disponibilidad de 5G, roaming internacional, incremento de puntos de venta y acceso a lo último en tecnología y dispositivos.

TracFone siempre se ha dedicado a mantener a los estadounidenses conectados, especialmente aquellos con más necesidad. La pido a la Comisión que rápida y finalmente apruebe esta transacción para que podamos trabajar en proveer a consumidores las últimas tecnologías y ofertas de clase mundial.

Eduardo Díaz Corona es el CEO de TracFone