Acusan a The Weeknd de plagio

El cantante que fue la estrella del pasado Super Bowl habría usado los acordes del dueto conformado por Suniel Fox y Henry Strange, señalan los implicados

The Weeknd | Mike Ehrmann/Getty Images.
The Weeknd | Mike Ehrmann/Getty Images.
Foto: Mezcalent

Los plagios en guiones de películas, series, melodías y canciones cada día se convierten en un tema recurrente, y en esta ocasión le tocó ser parte de este escándalo al ganador del Grammy, The Weeknd, quien es acusado de estar utilizando una canción que no es de su autoría.

De acuerdo con Pitchfork, se dio a conocer que el dúo angelino de música electrónica Epikker, formado por Suniel Fox y Henry Strange, han señalado al músico estadounidense de haber robado una de sus melodías por lo que solicitan a The Weeknd no cantar el tema en ningún concierto hasta que se resuelva el caso.

La melodía en cuestión es la de “Call Out My Name”, el cual dicho dueto señala que este tema fue compuesto por Epikker en 2015 y el nombre original sería “Vibeking”, el cual tres años después vería su repetición con el multipremiado cantante.

“Ambas obras están en clave menor. Ambas obras utilizan una métrica de 6/8, que no es muy común en la música popular. Ambas obras se tocan a un tempo similar. Y ambas obras utilizan características de la electrónica, el pop, el hip-hop, el rock y el R&B para lograr un sonido atmosférico y melancólico particular”, describió Epikker.

El dueto angelino denuncia que el ingeniero de sonido PNDA, cercano a The Weeknd, recibió de su parte el track “Vibeking” a través de un correo electrónico en abril de 2015, correo que aseguran, fue respondido por el propio ingeniero de sonido por lo cual escuchó el tema.

De acuerdo a lo que señalan los demandantes, PNDA les escribió para avisarles que no les daría el crédito por el tema: “Solo le diré que nuestro equipo de producción escribió la pista. ¿O tienes otra idea?”.

La canción “Call Out My Name” vio por primera vez la luz en el 2018 como sencillo de su EP “My Dear Melancholy” y registra desde entonces 700 millones de reproducciones en YouTube y 836 millones en Spotify, mientras que “Vibeking” no se encuentra disponible por ninguna plataforma o página en Internet.