Amplían periodo de venta de comida y alcohol en restaurantes al aire libre

El gobernador Newsom y la legislatura de California despejan de burocracia el camino para que los restaurantes se reactiven durante la pandemia

Varias leyes entran en vigor de inmediato para que los restaurantes puedan seguir operando en sus exteriores. (Getty Images)
Varias leyes entran en vigor de inmediato para que los restaurantes puedan seguir operando en sus exteriores. (Getty Images)
Foto: Getty Images

El gobernador Gavin Newsom les dio una buena noticia a los propietarios de restaurantes al firmar varias leyes que les permiten continuar sirviendo alcohol en las comidas en las mesas colocadas en sus exteriores al aire libre así como vender comida con bebidas alcohólicas para llevar.

Las medidas tendrán vigencia hasta por un año después de que el gobernador levante el estado de emergencia de la pandemia de covid-19.

“Muchos estados de emergencia permanecen como leyes durante años, por lo que esperamos varios años de alivio debido a estas políticas”, dijo Patrick George, vocero de la Asociación de Restaurantes de California (CRA).

“Esto nos va a beneficiar a los negocios sobre todo ahora que tenemos que pedir comprobante de vacunación”, dijo Marco Uriarte, dueño del restaurante Emporio Sushi & Mariscos con dos localidades en Orange y Downey.

Uriarte dice que para ellos la venta de alcohol en la comida es fundamental porque a la gente le gusta el marisco con una cerveza, una bebida o una copa de vino.

“También en la comida que vienen a recoger al restaurante, piden micheladas, chamochelas y otras bebidas preparadas”.

cerveza
Se podrá vender bebidas alcohólicas con la comida para llevar que sea recogida en los restaurantes. (Getty Images)

La AB 61 proporciona flexibilidad para que los restaurantes puedan proseguir con la venta de comida con servicio de alcohol en sus exteriores. Esto incluye un proceso más eficiente para que los restaurantes obtengan permisos sin pasar por trabas financieras y burócratas. 

La SB 314 incrementa el tiempo que un permiso de venta de comida para eventos (catering) puede ser usado en el mismo lugar en un periodo de un año.  

La SB 389 amplía por 5 años la capacidad de los restaurantes para vender cerveza, vino y cócteles en comidas que el cliente pasa a recogerlas.

“Estas medidas juntas ayudarán a los restaurantes a ponerse de pie de nuevo y proporcionará más opciones a los consumidores, cuyas vidas han cambiado dramáticamente desde el comienzo de la pandemia”, dijo Jot Condie, presidente de la Asociación de Restaurantes de California. 

Afirmó que mientras los restaurantes se recuperan de la caída de la variante Delta, esta legislación generará oportunidades y confianza.

“Estas provisiones claves permitirán a los restaurantes servir al público y marcar el rumbo del largo camino hacia la recuperación económica”.

La medida será de gran ayuda para los restaurantes. (Getty Images)

Condie recordó que a partir de la primavera de 2020, mucha gente comenzó a ordenar comida para llevar y han seguido haciéndolo.

“La posibilidad de ordenar una bebida con una comida para llevar, en un espacio ampliado en los exteriores de un restaurante, o de ampliar el uso de los permisos de comidas para banquetes, permitirán a los restaurantes estabilizarse y aumentar las opciones de servir comida al público”.

La CRA espera que la ampliación de las comidas al aire libre siga siendo fundamental para muchos restaurantes de la comunidad, mientras los californianos regresan a los restaurantes locales en mayor número.

Para las empresas que ampliaron temporalmente sus instalaciones, la legislación allana el camino para que estos cambios duren más que la pandemia.

“Los restaurantes de los vecindarios son la columna vertebral de las comunidades a lo largo de California, pero demasiado están colgando de la cuerda floja, dijo el asambleísta Jesse Gabriel, autor de la medida AB 61.

“La comida al aire libre ha sido un salvavidas crítico que ha ayudado a estos establecimientos a mantener sus puertas abiertas durante estos tiempos desafiantes”, agregó.

La AB61 proporciona a los restaurantes la flexibilidad regulatoria para aumentar la capacidad de servir en exteriores y vender alcohol en las comidas.

La pandemia de covid-19 ha desafiado a los pequeños negocios a lo largo del estado particularmente a la industria restaurantera. 

Los restaurantes han sido de los negocios más golpeados por la pandemia. (Getty Images)

Si bien la Asociación Nacional de Restaurantes reporta un modesto crecimiento del empleo en los últimos 2 meses, con California liderando la nación en cuanto a ganancias laborales, el empleo permanece por debajo de los niveles prepandémicos y casi 4 de cada 5 restaurantes carecen de personal.

En agosto de 2021, California también tenía 234,800 menos establecimientos para comer y beber que en agosto de 2019.

Madelyn Alfano, dueña de María’s Italian Kitchen con varios restaurantes en el Valle de San Fernando, dijo que la AB 61 ayudará a abordar los problemas que enfrentan los restaurantes, al crear espacios al aire libre para continuar sirviendo a nuestros clientes.

“Nada es más importante que la seguridad de nuestros clientes y la capacidad de continuar brindando comidas deliciosas a la comunidad ”.

La misiva fue liderada por la legisladora demócrata, Norma Torres, de origen guatemalteco.
La congresista Norma Torres consigue apoyo para los restaurantes de su distrito en Inland Empire. (Getty Images)

La congresista de Inland Empire, Norma Torres anunció hoy que más de 130 restaurantes en el distrito 35 han recibido $41.832.291 bajo el Fondo de Revitalización de Restaurantes del Plan de Rescate Americano. 

Estos fondos son parte del Plan de Rescate Americano, y han proporcionado asistencia crucial a restaurantes y negocios relacionados que han tenido que cerrar u operar a capacidad limitada durante la pandemia de covid-19.

 “Los negocios pequeños, en particular los restaurantes, son un componente irremplazable de nuestra economía local, y han estado entre los más afectados por esta pandemia”, dijo la congresista Torres. “Este dinero ha sido fundamental para mantener esos restaurantes en funcionamiento y asegurarse de que puedan pagar a sus trabajadores”. 

 El Fondo de Revitalización de Restaurantes, creado por el Plan de Rescate Americano y operado por la Administración de Pequeñas Empresas, ha asignado $28.600 millones para apoyar a los restaurantes de todo el país.