Latinos y trabajadores de primera línea son prioridad en campaña de vacunación en Riverside

El condado lanzó un plan para aumentar el número de vacunados entre las comunidades más vulnerables

Trabajadores de salud reciben vacunas en Corona, en el sur de California.
Trabajadores de salud reciben vacunas en Corona, en el sur de California.
Foto: ETIENNE LAURENT / EFE
Normal 0 false false false EN-US X-NONE X-NONE

Representantes del condado de Riverside anunciaron una campaña enfocada en llegar a las comunidades de color y los trabajadores de primera línea para motivarlos a que se vacunen contra la pandemia del coronavirus.

La campaña está recalcando el hecho de que la vacuna no solo protege a quien se inocula sino también a sus familiares y amigos. Los anuncios están siendo publicados en medios impresos, de televisión, radio y redes sociales. Estos intentan desbancar los mitos y desinformación que se ha estado propagando por quienes no se quieren vacunar. 

El supervisor del cuarto distrito de Riverside, Manuel Pérez, dijo en conferencia de prensa virtual con los medios que está muy orgulloso de que su distrito hasta el momento es el líder en el condado con la mayor tasa de residentes vacunados. 

Pérez representa a comunidades que incluyen a Blythe, Cathedral City, Coachella, Desert Hot Springs, Indian Wells, Indio, La Quinta, Palm Desert, Palm Springs and Rancho Mirage.

“Estamos hablando de un 75% de residentes de mi distrito parcialmente o completamente vacunados”, dijo Pérez. “Y nuestros campesinos del valle de Coachella son el mayor número de campesinos vacunados con el 94%”.

Sin embargo, aseguró que el hecho de que su distrito esté vacunado por mayoría no significa que han salido del peligro ya que espera que todo el condado se vacune.

La campaña está hecha en colaboración con organizaciones comunitarias, líderes religiosos y medios de comunicación.

El Condado de Riverside y el Sistema de Salud de la Universidad de Riverside están trabajando juntos para garantizar que la información llegue a las poblaciones más vulnerables.

El Sistema de Salud del condado de Riverside (RUHS) ha desplegado clínicas móviles en todo el condado para ofrecer mayor acceso a vacunación y para responder preguntas y combatir la información errónea sobre la vacuna. 

Las últimas cifras del 3 de septiembre revelan que se habían administrado casi 2.5 millones de dosis de la vacuna covid-19 a los residentes del condado de Riverside. Del total solamente un 45.2% son latinos y el 48.9% son afroamericanos. 

El doctor Dr. Geoffrey Leung, oficial de salud pública de la Universidad de Riverside, dijo que los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) recientemente aprobaron el refuerzo de la tercera dosis de vacuna Pfizer. Esta dosis es solamente para quienes recibieron la primera y segunda dosis de la misma.

“Todavía no hay una aprobación para quienes recibieron la vacuna Moderna y Johnson & Johnson”, indicó el doctor.

Leung dijo que las personas que califican para la tercera dosis de la vacuna Pfizer son las mayores de 65 años, las personas con problemas médicos como diabetes, alta presión, las mujeres embarazadas y aquellos que trabajan en algún lugar con alto riesgo al contagio como un hospital o escuela. 

Hasta el momento aún se está en espera por la aprobación de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) para la vacuna de emergencia para los niños de 5-11 años. 

“También es importante recalcar que estamos en temporada de gripe y es seguro ponerse también la vacuna. Animamos a que lo hagan porque a veces es muy difícil diferenciar los síntomas [de covid y la gripe]”, indicó. 

Juan Pérez, director de operaciones del condado de Riverside, dijo que durante los últimos 18 meses ha sido parte de un grupo de trabajo de recuperación económica para buscar la mejor forma de reabrir la economía y negocios de una forma segura para todos. 

“Cifras demuestran que mientras más abrimos negocios, escuelas y oficinas aumentan los casos de infección”, agregó Pérez. “Animamos a todos a que se vacunen para que nos acerquemos lo más pronto posible a la normalidad en nuestra sociedad y economía”.

Los participantes indicaron que no solo es la falta de interés, sino que hay situaciones especiales que pudieran afectar la falta de interés de algunas personas por la vacuna. Un ejemplo es el temor por la falta de un estatus migratorio legal de miles de personas, la falta de transporte y la desinformación, entre otros.

Leung explicó que actualmente las hospitalizaciones e infecciones nuevas están disminuyendo lo que conlleva muchas cosas positivas.

“La gente se sigue vacunando, la gente sigue obteniendo los refuerzos de la vacuna”, dijo Leung.

Información importante sobre la campaña

No se cuestionará el estado migratorio para adquirir la vacuna. El condado de Riverside se compromete a garantizar que todos los residentes estén seguros, protegidos y subraya que la prioridad es la salud de los residentes.

El equipo de salud pública es multilingüe y responderá todas las preguntas en el idioma indicado.

Solo se necesitan 20 minutos para entrar y salir. Recibirá todas las respuestas a sus preguntas y hablará con un profesional médico.

Arriesgar la salud no es una opción. Cuanto antes nos vacunemos todos, antes volveremos a la normalidad, dijeron las autoridades como parte de la campaña.