Migrantes de clase media vuelan a México y cruzan ilegalmente la frontera de Estados Unidos

Las personas más ricas de Brasil y Venezuela se unen a los migrantes centroamericanos para poder salir de la crisis que trajo la pandemia.

Migrantes de Brasil se  entregan a agentes de la Patrulla Fronteriza de Estados Unidos para solicitar asilo después de cruzar el Río Bravo visto desde Ciudad Juárez, Estado de Chihuahua.
Migrantes de Brasil se entregan a agentes de la Patrulla Fronteriza de Estados Unidos para solicitar asilo después de cruzar el Río Bravo visto desde Ciudad Juárez, Estado de Chihuahua.
Foto: HERIKA MARTINEZ / AFP / Getty Images

La clase media de América del Sur se está uniendo a los migrantes más pobres para pedir asilo en Estados Unidos.

De acuerdo con The Wall Street Journal, cada vez más migrantes de clase media vuelan a México para cruzar la frontera norte del país. Según los reportes de autoridades y trabajadores humanitarios, la mayoría de las personas que llegan a EE.UU. a través de México se encuentran entre los más  pobres del mundo, huyen de la pobreza y del crimen organizado.

Un ejemplo de esto son los miles de haitianos que recientemente formaron un campamento improvisado en Del Río, Texas. 

Sin embargo, no son los únicos, el crecimiento de migrantes de la clase media refleja las continuas dificultades en países como Brasil y Venezuela por la pandemia de la Covid-19, así como las recesiones económicas y la inestabilidad política que fue consecuencia de ello.

“Se bajaron del avión y tomaron un taxi o un autobús. Ellos literalmente fueron conducidos y simplemente se acercaron y se entregaron a nosotros”, dijo Chris T. Clem, el agente  principal de la Patrulla Fronteriza de los Estados Unidos en Yuma. 

El oficial Clem dice que casi todos los días los agentes interceptan a personas que dicen haber volado recientemente a una ciudad fronteriza mexicana.

“La recesión mundial realmente hizo que la gente perdiera la esperanza. Es muy importante pasar de ser de clase media en tu país a ser indocumentado en Estados Unidos”, dijo al respecto Andrew Selee, presidente del Migration Policy Institute, un grupo de expertos no partidista ubicados en Washington.

El total de puestos de trabajo perdidos en América del Sur y el Caribe durante el año pasado fue de alrededor de 26 millones, esto coloca a la región como la de mayor contracción económica en el mundo, según el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Brasil superó las 600 mil muertes por la Covid-19, es el segundo a  nivel global sólo después de Estados Unidos, según los datos de la Universidad Johns Hopkins.

La condición de migrante ilegal le da a estas personas las mismas oportunidades que tiene cualquiera que ingresa ilegalmente al país: la mayoría son entregados a refugios y luego viajan a otro lugar para esperar a que se resuelvan sus reclamos, un proceso que puede llevar años, debido a los retrasos que acumulan los tribunales de inmigración.

Sigue leyendo:
Inmigrantes afectados por redadas de ICE en lugares de trabajo en 2019 exigen justicia a Biden
Niños centroamericanos eran obligados a competir por comida en un centro para menores migrantes de la Patrulla Fronteriza
Nueva York considerará como extorsión el amenazar a inmigrantes con reportar su estatus migratorio