Nueva ley asesta golpe a jardineros al exigirles que no usen gasolina en sus equipos de trabajo

Tendrán que sustituir el combustible por las baterías o enchufarse a la electricidad, lo que significa adquirir equipos más costosos

Salvador Candía en contra de una nueva ley que les exigirá usar equipo de trabajo que no use gasolina. (Cortesía)
Salvador Candía en contra de una nueva ley que les exigirá usar equipo de trabajo que no use gasolina. (Cortesía)
Foto: Cortesía

Una nueva ley aprobada por el gobernador Gavin  Newsom exige a los jardineros y diseñadores de jardines (landscaping) que reemplacen sus equipos de trabajo que dependen del uso de la gasolina por herramientas que emplean baterías o se enchufan a la energía eléctrica.

“Esta ley va a afectar mucho a los pequeños negocios, quizá nos obligue a salirnos de la jardinería, y solo sobrevivirán las grandes empresas de jardinería”, dijo Salvador Candía, quien durante 10 años se ha ganado la vida como jardinero.

La nueva ley de los asambleístas Marc Berman de Menlo Park y Lorena González de San Diego, fue anunciada con bombo y platillo como una legislación histórica para eliminar gradualmente la venta de pequeños equipos que dependen de gasolina en California.

Esta pieza legislativa que entrará en vigor en 2024, afecta a todo el equipo que usan los jardineros como las máquinas cortadoras de zacate, las motosierras, sopladoras de hojas y los guiros.

Salvador Candía dice que las máquinas que operan con baterías no tienen la fuerza para hacer un trabajo de calidad. (Cortesía)

“¿Cómo le van a hacer los fabricantes para inventarse baterías que sean tan potentes como la gasolina?”, cuestionó.

Hizo ver que las baterías que existen hasta hoy, no tienen potencia alguna. “No tienen fuerza y no cortan bien. No se obtiene la misma calidad del trabajo. Esto es aún más complicado para los que cortamos palmas”.

Además dijo que a él a veces le toca trabajar en ranchos ubicados en los cerros, donde trabaja por varias horas seguidas. “¿Qué voy a hacer si se me acaba una batería y no tengo donde enchufarla a la energía eléctrica. Va a ser una pérdida de tiempo y un dolor de cabeza”.

El mayor temor de Candía es el factor económico. “Vamos a tener que cobrarle más a los clientes, y quien sabe si podamos comprar ese nuevo equipo, que seguramente va a costar el doble o el triple. Y aunque nos subsidiaran, nosotros tendríamos que hacer un desembolso que no tenemos”.

En conclusión, enfatizó que los jardineros pagarán los platos rotos de esta nueva ley porque van a tener que invertir en equipo mucho más caro que no saben si tendrá la suficiente potencia para trabajar. “Las grandes compañías serán las ganadoras”.

Añadió que está bien que quieran proteger su salud, pero pidió que les ofrezcan baterías potentes y no los saquen del negocio.

Berman y González aseguraron $30 millones en el presupuesto estatal para crear un programa de incentivos que ayude a los negocios de landscaping a hacer la transición a equipo no contaminante.

“Al firmar la ley AB 1346, el gobernador hizo un compromiso con la energía limpia del futuro que protege la salud de todos los californianos, incluyendo a los trabajadores que enfrentan riesgos desproporcionados de salud a causa de la contaminación del aire”, dijo el asambleísta Berman, quien agradeció al gobernador por firmar esta legislación, que dijo, protege a la gente y a la planeta.

La asambleísta Lorena González dice que la ley 1346 es buena para la salud de los trabajadores. (Cortesía Lorena González)

La asambleísta Lorena González dijo que las pequeñas máquinas de gasolina no son solo malas para nuestro medio ambiente sino que contribuyen a la crisis climática, pueden causar asma y otros problemas de salud para los trabajadores que las usan.

“Es tiempo de eliminar gradualmente a los súper contaminantes y ayudar a los pequeños negocios a hacer la transición a las alternativas limpias”.

La AB 1346 requerirá que la Junta de Recursos del Aire de California (CARB) establezca requisitos para que las pequeñas máquinas emitan cero emisiones contaminantes para 2024. Usualmente producen altos niveles de óxido de nitrógeno, gases reactivos y contaminación por partículas que impactan adversamente la salud humana, causando cáncer en los pulmones, enfermedades del corazón,  infartos, asma y otros padecimientos respiratorios.

Un estudio de la CARB de 2018 encontró que los operadores de herramientas que usan gas, pueden potencialmente doblar el riesgo actual de cáncer por componentes volátiles orgánicos.

“La AB 1346 reducirá la contaminación tóxica en los vecindarios de California al abordar las emisiones de las sopladoras de hojas, las cortadoras de césped y otros pequeños motores todo terreno”, dijo Daniel Barad, defensor de políticas de Sierra Club California. “Este proyecto de ley es otro paso importante hacia el aire respirable y un clima habitable en California”.

Solo se consultó a un pequeño grupo de jardineros de California. (Cortesía Salvador Candía

La medida fue consultada con la Bay Area Gardeners Association, California Landscape Contractors Association, American Green Zone Alliance y la National Association of Landscape Professionals (NALP). Esta última organización fue la única que se opuso.

La Bay Area Gardeners Association, integrada por no más de 100 miembros, aceptó la propuesta de ley después de que supo que habría financiamiento, a través de un proceso público.

Al menos la ley permite que los diseñadores de jardines y jardineros puedan continuar usando su equipo que depende de gasolina hasta que se les acabe. Solo aplica para el equipo nuevo que se venda después de 2024; y según dicen los creadores de esta ley, el peso mayor recae en los fabricantes, aparentemente no en los usuarios finales.