Inquilinos y activistas exigen que se cumpla la ordenanza anti-acoso en Los Ángeles

Aseguran que propietarios continúan con prácticas ilegales para forzar a las personas abandonar su hogar

Yadira Plancarte asegura que su arrendador la acosa. (Suministrada)
Yadira Plancarte asegura que su arrendador la acosa. (Suministrada)
Foto: ACCE / Impremedia

Desde el sur de Los Ángeles activistas e inquilinos pidieron el jueves a los propietarios de viviendas de renta que detengan el acoso. También solicitaron al ayuntamiento de la ciudad a que hagan cumplir la ordenanza contra las prácticas que llevan a las personas a ser expulsadas de sus hogares.

El grupo se reunió frente al hogar de Yadira Plancarte, una miembro de la Alliance of Californians for Community Empowerment (ACCE),  quien ha vivido en el 4132 San Pedro Street por 11 años. Plancarte dijo que en el 2019 el edificio de cuatro unidades cambió de propietario y este nuevo llegó con reglamentos extremos.

“Nos dio un contrato del cual no estábamos de acuerdo y ahí comenzó el acoso”, dijo Plancarte, quien es madre soltera.

Activistas protestan afuera del hogar de Plancarte. (Suministrada)

El contrato no mencionaba que, en el apartamento, estilo estudio, vivían sus dos hijos menores de edad.

También indicaba que después de cierto tiempo ella estaría dispuesta a mudarse y que era su responsabilidad pagar por las reparaciones necesarias.

En represalia, Plancarte dijo que el dueño, identificado como Alonso Ortega, le bloquea su estacionamiento y desde hace seis meses se estaciona en la calle.

Añadió que el pasado mes de abril, Ortega entró en su unidad sin previo aviso y golpeó la pared causando daños y no los ha arreglado.

“Ya lo citaron con 11 violaciones por no hacer reparaciones y no sé por qué no ha cumplido”, explicó Plancarte.

Yadira Plancarte muestra como el dueño bloquea las puertas de su auto verde con sus objetos. (Suministrada)

La madre soltera dijo que en su desesperación intentó mudarse a otro apartamento, pero las rentas son tan caras que ella no puede pagarlas.

“Cobran, $1,800 por un estudio. ¿Dónde yo voy a alcanzar pagar tanto ganando el mínimo?”, se cuestionó ella misma.

Plancarte pide que el dueño le arregle las reparaciones necesarias que incluye goteras e infestación de roedores. También exigió a la ciudad de Los Ángeles que haga cumplir la ordenanza de abogar por los inquilinos ya que ella no se siente representada.

Se debe implementar la ordenanza anti-acoso

En junio de este año, el alcalde de Los Ángeles Eric Garcetti firmó la Ordenanza Anti-Acoso de Inquilinos, la cual entró en vigencia el 6 de agosto. Esta especifica que los propietarios no pueden acosar a los inquilinos a través del retiro de servicios, como agua o luz o quitarles el estacionamiento.

Los dueños tampoco pueden rehusarse a aceptar el pago del alquiler, dejar de hacer reparaciones necesarias en los apartamentos, hacer amenazas con daño físico al arrendatario, preguntar sobre el estatus migratorio o tomar alguna otra represalia contra ellos.

En caso de que el dueño viole la ley pudiera recibir una multa de hasta $5,000 si el inquilino es mayor de 65 años o es discapacitado.

Activistas indican que el acos a inquilinos se aplica en varias zonas de la ciudad. (Suministrada)

Sin embargo, activistas aseguran que el acoso de los propietarios sigue siendo desenfrenado y continua por todas partes de Los Ángeles.

Magdalena Calvac, miembro de ACCE e inquilina que ha sido acosada por su arrendatario en el pasado, dijo que desde la aprobación de la ordenanza todavía se ve el acoso de los propietarios.

“No estamos seguros que está haciendo la ciudad para mantener informados a los propietarios acerca de la ley”, dijo Calvac en conferencia de prensa.

Agregó que la ciudad no ha actualizado el portal de la vivienda para agregar una sección que informe acerca del acoso de inquilinos y la ordenanza.

“Cuando los inquilinos llaman a la ciudad les dicen, ‘les devolveremos la llamada’ pero no hemos visto que les llamen de regreso”, indicó Calvac.

“Queremos que investiguen para que citen a los propietarios y no lo han hecho”, recalcó. “¿O es ésta solo una ordenanza ceremonial?”.

Los activistas pidieron al ayuntamiento, liderado actualmente por la concejal Nury Martínez, que no olviden las enmiendas que quedaron fuera y consideren agregarlas para fortalecer la ordenanza.

Estas enmiendas incluyen:

-Notificar a los propietarios que la ley ya está en vigor.

-Hacer que la ley sea retroactiva para incluir incidentes de acoso ocurridos antes del mes de agosto, 2021

-Poner la carga de la prueba de las acusaciones en los propietarios, no en los inquilinos

-Declarar en la ordenanza que los inquilinos que prevalezcan en la corte “deberán” en lugar de “poder” recibir honorarios de abogados, daños compensatorios y otras reparaciones.

-Cambiar el idioma para asegurar el honorario de los abogados, lo que incentivaría a más abogados a tomar los casos de acoso a inquilinos.

La Opinión intentó obtener una reacción por parte de Ortega, pero no hubo respuesta al final de esta edición.

Dónde reportar el acoso

Los inquilinos que sufren acoso pueden llamar para pedir ayuda a la línea directa de ACCE al 1-888-964-8086.