Piden a Mayorkas cierre de centros de detención de Adelanto y Otay Mesa

Le dirigen una carta al secretario del Departamento de Seguridad Nacional, con el respaldo de más de 60 organizaciones proinmigrantes

Exigen el cierre de Adelanto. (Alejandro Cano)
Exigen el cierre de Adelanto. (Alejandro Cano)
Foto: Impremedia

Los congresistas Lou Correa y Zoe Lofgren mandaron una carta al secretario del Departamento de Seguridad Nacional, Alejandro Mayorkas en la que le piden el cierre de tres centros de detención en California, el de Adelanto, Otay Mesa y poner fin al contrato con la cárcel del condado de Yuba, al norte de California. 

“Le pedimos tomar medidas inmediatas para rescindir los contratos del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) con ciertos centros de detención en el estado de California”, le dicen en la carta presentada por Correa y Lofgren, pero respaldada por 24 miembros del Congreso.

Específicamente le solicitan examinar los acuerdos existentes con los contratistas de prisiones privadas que administran el Centro de Detención de Otay Mesa y el Centro de Procesamiento de ICE de Adelanto, así como el Acuerdo de Servicio Intergubernamental (IGSA) con la Cárcel del Condado de Yuba, operado por la Oficina del Sheriff del Condado de Yuba. 

Todas, le dicen en la carta, se han caracterizado por repetidas violaciones a los estándares nacionales de detención y por el desperdicio de fondos federales.

Defensores de los inmigrantes pidieron parar las condiciones deplorables en las que mantienen a los inmigrantes detenidos en la cárcel del condado de Yuba. (Foto suministrada).

“Esta cárcel en el condado de Yuba es la última cárcel de un condado en el estado de California con un contrato con ICE. Sus instalaciones son constantemente insalubres. Y es un microcosmos de los muchos problemas con la detención de ICE”.

Agregaron que los detenidos en Yuba han experimentado insectos, comida echada a perder, excesivo uso del aislamiento, lo que ha conducido a repetidas protestas y huelgas de hambre.

En julio del año pasado, los guardias tomaron represalias contra dos hombres que protestaron pacíficamente por las pobres condiciones relacionadas con covid-19, al romperles sus colchones y negarles el acceso al teléfono, correo y jabón.

“Hasta el 12 de octubre, solo una persona, Ricardo, permanecía en custodia del ICE en Yuba, lo que es una obvia pérdida de recursos”.

Pero además la cárcel del condado de Yuba ha operado bajo una orden de la corte desde 1979 debido a numerosas violaciones constitucionales y falta de atención adecuada.

Adelanto ha sido reprendido por sus constantes violaciones. (Manuel Ocaño/Impremedia)

Múltiples violaciones

El Centro de Procesamiento de ICE de Adelanto ha sido reprendido por varias agencias de supervisión del gobierno debido a sus constantes violaciones, incluido el uso de un químico desinfectante agresivo, HDQ Neutral, que causó serios problemas de salud a los cientos de inmigrantes que fueron rociados directamente con este químico.

“La Agencia de Protección del Medio Ambiente (EPA) encontró que Adelanto violaba la ley federal al usar desinfectante en rociador que podía causar serios daños al cuerpo si se tragaba, inhalaba o absorbía a través de la piel”.

Debido a los efectos dañinos de HDQ Neutral, un juez federal ordenó a Adelanto que no continuara usándolo.

“El año pasado, durante los primeros meses de la pandemia de covid-19, una corte federal encontró que las condiciones de confinamiento en Adelanto son inconsistentes con los estándares contemporáneos de la decencia humana”.

Además encontró serios problemas de sobrepoblación, con hasta 118 mujeres compartiendo tres baños, las camas colocadas con pulgadas de separación y condiciones sucias que colocaban a las personas detenidas en grave riesgo de contraer covid.

El Centro de Detención de Otay Mesa está ubicado en San Diego, frontera con México. (Archivo/La Opinión)

Otay Mesa

El Centro de la Mesa de Otay ha sido condenado públicamente por las pobres condiciones de sus instalaciones y el maltrato a los detenidos.

En la carta, los congresistas le dicen a Mayorkas que en la primavera de 2020, Carlos Ernesto Escobar Mejia y otros detenidos hicieron una huelga de hambre en protesta por las condiciones que llevaron a múltiples rebrotes de covid-19.

“Desafortunadamente fue la primera persona en morir de covid-19 en custodia de ICE, el 6 de mayo de 2020”.

Pero también es muy común, que ejerzan represalias por el uso de confinamiento en solitario, el uso de la fuerza excesiva, la intimidación verbal, y el rechazo a permitirles comunicarse con sus defensores. Los detenidos también han reportado haber sufrido represalias por reportar asalto sexual.

Los congresistas demócratas le dicen a Mayorkas que si determina que el cierre de las instalaciones es apropiado, también es imperativo que los detenidos no sean simplemente transferidos a otra instalación, sino que sean liberados y, si es necesario, colocados en otra alternativa de detención.

Más de 60 organizaciones en todo el estado de California respaldaron la carta.

Aunque las cifras de detenciones en el estado se encuentran actualmente en un mínimo histórico, California tiene la cuarta población detenida más grande del país. 

“Es hora de que California lidere la acusación para rechazar la detención de inmigrantes a nivel nacional”, dijeron organizaciones como Al Otro Lado, Alianza Sacramento, AFSC-San Diego, Asian Law Alliance, California Collaborative for Immigrant Justice, Campaign for Immigrant Detention Reform (CIDR) y el Centro Legal de la Raza, entre otras.