Finalistas de la Copa Libertadores de América piden “un estadio seguro” para la Final

Flamengo y Palmeiras, finalistas del torneo continental, esperan que la disputa por el trofeo tenga todas las medidas de seguridad necesarias

Las autoridades continentales revisaron el Estadio Centenario de Montevideo.
Las autoridades continentales revisaron el Estadio Centenario de Montevideo.
Foto: Getty Images

Los clubes finalistas de la Copa Libertadores, los brasileños Palmeiras y Flamengo, abogan por un duelo pleno de seguridad en Montevideo, ciudad que albergará el encuentro del próximo 27 de noviembre, según informó este lunes la Confederación Suramericana de Fútbol (Conmebol).

En un comunicado, el ente rector del fútbol suramericano explicó la reunión que mantuvieron en Asunción su presidente, Alejandro Domínguez, y los de los clubes Palmeiras y Flamengo, Mauricio Galiotte y Rodolfo Landim, respectivamente, en la que analizaron diversos detalles de la final continental que se disputará en el Estadio Centenario, sede del primer Mundial de la historia (1930).

La seguridad es uno de los aspectos que más preocupa a las autoridades uruguayas, especialmente a raíz del intercambio de mensajes incendiarios entre las aficiones de ambos clubes, que incluso se citaban para peleas en Montevideo.

Por ello, y según informó la Conmebol, los representantes de los clubes firmaron “un compromiso para impulsar campañas contra la violencia en el seno de sus hinchadas y de promoción del espíritu deportivo y el ‘fair play’, dentro y fuera de la cancha”.

Alejandro Domínez, presidente de Conmebol, inspeccionó el recinto para la Final. (Foto: Getty Images)

Además, explicó que existe una “estrecha colaboración con la policía del país anfitrión y con la policía del Brasil” para “prevenir y evitar incidentes o problemas de seguridad”.

Este lunes, la Secretaría Nacional del Deporte uruguaya autorizó que los deportes practicados al aire libre en el país podrán contar con hasta el 75 % del público que pueda albergar cada escenario.

Este aumento de un 25 % permitirá, por ejemplo, que los hinchas que puedan ingresar al Estadio Centenario a presenciar las finales de la Copa Libertadores y de la Copa Sudamericana, que disputarán los también brasileños Athletico Paranaense y Red Bull Bragantino el 20 de noviembre, pasen de ser unos 30.000 a unos 45.000.

Además, el 21 de noviembre en el Estadio Gran Parque Central, también de la capital uruguaya, se disputará la final de la Libertadores femenina, cuyos rivales aún se desconocen.