T-Mobile pagará $19.5 millones por una interrupción nacional del servicio que impidió llamados cruciales al 911

La falla ocasionó que miles de llamadas de emergencia al 911 no se concretaran,  afectado de forma seria a los usuarios quienes se quedaron sin ayuda por dicha situación

El "apagón" provocó casi 80,000 quejas en el servicio de T-Mobile.
El "apagón" provocó casi 80,000 quejas en el servicio de T-Mobile.
Foto: Bruce Bennett / Getty Images

El proveedor de servicios inalámbricos T-Mobile acordó pagar $19.5 millones de dólares en un acuerdo con la Comisión Federal de Comunicaciones de Estados Unidos (FCC) por una interrupción nacional de 12 horas ocurrida en junio de 2020.

La falla ocasionó que miles de llamadas de emergencia al 911 no se concretaran, afectado de forma seria a los usuarios quienes se quedaron sin ayuda por dicha situación.

La agencia federal informó que como parte del acuerdo, T-Mobile también se comprometerá a mejorar las comunicaciones de cortes a los centros de llamadas de emergencia, entre otras medidas.

La FCC añadió que hubo una “falla total” de más de 23,000 llamadas al 911 debido a la interrupción. También hubo llamadas que se realizaron pero sin información clave, como un número de devolución de llamada o datos de ubicación.

La investigación de la FCC detalló que la interrupción comenzó debido a una falla en parte de la red de T-Mobile, que se agravó debido a errores de enrutamiento y software.

La compañía de Bellevue, Washington, explicó que el episodio de junio de 2020 fue una “interrupción aislada a corto plazo e inmediatamente tomamos medidas para mejorar aún más nuestra red para evitar que este tipo de evento ocurra en el futuro”.

Esta no es la primera vez que ocurren tales interrupciones. T-Mobile pagó una multa de $17.5 millones de dólares después de dos cortes de servicio relacionados a nivel nacional el mismo día de agosto de 2014.

Este 2021 no ha sido del todo positivo para la compañía de comunicaciones, ya que hace unos meses sufrió un hackeo masivo que ha repercutido en el hecho de que está encarando un demanda masiva de los clientes, a quienes les fueron robados sus datos.

El hackeo a T-Mobile, ocurrido en el mes de agosto, afectó a 100 millones de usuarios, la empresa de telecomunicaciones deberá enfrentar demandas colectivas respaldadas por millones de afectados. Hasta el momento no se ha dado un fallo definitivo, por lo que de perder la demanda la compañía podría perder miles de millones de dólares.

También te puede interesar: T-Mobile enfrentará demandas colectivas luego del robo de datos a sus clientes