‘Pido un riñón para que vuelva a tener una vida normal’

Nadia Menjivar de 20 años no pidió nada esta Navidad, solo desea un trasplante que necesita urgentemente

Nadia Menjivar es un ejemplo de lucha. (Suministrada/Gisela Menjivar)

Nadia Menjivar es un ejemplo de lucha. (Suministrada/Gisela Menjivar) Crédito: (Suministrada/Gisela Menjivar) | Cortesía

Cada sábado a las 8 de la noche Nadia Menjivar y su madre Gisela Menjivar se conectan a las redes sociales para promover las nuevas piezas de joyería de fantasía que vende Nadia, y para divertirse con sus seguidores cuando ambas comienzan a cantar karaoke.

Su plan ha tenido tanto éxito con amistades y familiares que Nadia ahora disfruta sus dos pasiones, la venta de joyería y el karaoke al presentar semanalmente Nadia’s Karaoke Bling Bling.

Durante ese momento Nadia, de 20 años, olvida un poco el dolor que la asecha a diario. La joven fue diagnosticada con insuficiencia renal crónica etapa 5 en febrero del 2021. Esto significa que la capacidad de sus riñones para filtrar los desechos del torrente sanguíneo ha empeorado y ha causado que su salud deteriore.

Su dieta es extremadamente estricta y tiene que tomar ocho píldoras tres veces al día. También debe hacerse revisiones semanalmente en el hospital para que le inyecten un medicamento en contra de la anemia.

En esta navidad, mientras familias piden por regalos materiales, los Menjivar, quienes residen en el Valle de San Fernando, solo piden salud para la más pequeña del hogar.

“Pido un riñón para que vuelva a tener una vida normal y una larga vida”, dijo la joven a La Opinión. “Quiero poder salir a pasear, visitar a mis amigos sin temor a enfermarme. Quiero viajar por el mundo”.

Gisela indicó que su hija ha sido una luchadora desde que nació. Cuando tenía ocho meses de embarazo ella dio a luz de emergencia porque Nadia estaba en peligro ya que una válvula de su corazón no estaba formada correctamente.

Nadia Menjivar (d) y su madre Gisela buscan un donante de riñón urgente. (Suministrada/Gisela Menjivar) Crédito: (Suministrada/Gisela Menjivar) | Cortesía

“En el hospital de niños le corrigieron la válvula y de ahí ella estuvo bien. A los 2 años comenzó a tener episodios de epilepsia hasta hace unos siete años, pero está bajo control con medicina”, explicó.

Gisela dijo que cuando le diagnosticaron la enfermedad a Nadia tenía el 11% de sus riñones en funcionamiento y ahora solo el 8% está trabajando. Esto significa que necesita urgentemente un trasplante de riñón.

“Dicen que la enfermedad del riñón es el asesino silencioso porque uno puede ver a la persona y se ve muy bien por fuera, pero por dentro está enferma”, dijo Gisela.

Gisela contó que un cambio drástico que ha hecho la familia en el hogar es adaptarse al nuevo estilo de alimentación que lleva Nadia. Ella no puede comer sal y debe cuidarse de los niveles de potasio y fosforo.

“Yo no le puedo dar ningún alimento congelado porque tiene fosforo y eso es fatal para el riñón”, dijo Gisela. “Todo lo que ella come es fresco, no podemos darle nada que sea recalentado en el microondas”.

Gisela explicó que esta Navidad por primera vez Nadia tuvo una dieta específica para su cena. Esta consistió en pechuga de pollo y vegetales.

Nadia dijo que lo que más extraña comer es el helado. También le gustaría volver a probar una hamburguesa al igual que las papitas y los cheetos.

Regalo inesperado

El viernes mientras la familia Menjivar se preparaba para una celebración segura en casa, recibió una visita de la organización Mujeres de Hoy —dedicada a promover el empoderamiento de la mujer— para supuestamente comprarle joyería de fantasía a Nadia.

Mayra Todd (i), de la organización Mujeres de Hoy, donó $500 a Nadia Menjivar como regalo de Navidad. (Suministrada/Mayra Todd) Crédito: Suministrada/Mayra Todd

Lo que madre e hija no esperaban es que la organización estaba ahí para dejarle un regalo navideño de $500. El dinero fue recaudado por la organización y una donante identificada como Presumida Aguilar.

“Nosotros no podemos regalarle un riñón, pero si podemos darle un poquito de felicidad con este regalo”, dijo Mayra Todd, directora de la organización.

Madre e hija quedaron sorprendidas y muy emocionadas de recibir el inesperado regalo. Gisela dijo que nunca han pedido dinero durante la enfermedad de Nadia, pero este regalo le podrá ayudar para que continúe su negocio de joyería.

“Muchas gracias por todo el apoyo”, dijo Nadia a la organización.

Por su parte Todd dijo que Nadia les inspira a seguir adelante ya que es el símbolo de una mujer empoderada.

Gisela dijo que no se detendrán hasta obtener el riñón para su hija. Ella necesita el riñón de un donante entre 25 y 55 años de edad que tenga un tipo de sangre O positivo.

“Se sugiere que sea de esta edad para que le dure más tiempo sin necesidad de hacer otro trasplante”, dijo Gisela asegurando que ella y su familia ya intentaron ser donantes pero ninguno fue compatible.

Para conocer más acerca de los detalles y convertirse en donador puede llamar al (818) 261-4807 o visite: https://www.roaringfuture.com/pray-for-nadia

Puede seguir a Nadia y Gisela Menjivar en Facebok en https://www.facebook.com/prayfornadia

Suscribite al boletín de Los Ángeles

Recibe gratis las noticias más importantes de Los Ángeles diariamente en tu email

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y Google Política de privacidad y Se aplican las Condiciones de servicio.

¡Muchas gracias!

Más sobre este tema
Contenido Patrocinado
Enlaces patrocinados por Outbrain