Recordando a un líder de todas las minorías

Este 17 de enero celebramos el natalicio de Martin Luther King Jr., uno de los luchadores sociales que cambió la vida de las minorías en Estados Unidos

Bernice A. King, hija del reverend Martin Luther King Jr.
Bernice A. King, hija del reverend Martin Luther King Jr.
Foto: EFE / EFE

El reverendo Martin Luther King Jr., fue un defensor de los derechos civiles de todos los estadounidenses, incluyendo los latinos, es por eso que hoy 17 de enero lo recordamos con un día de acción (feriado) en memoria de su natalicio el 15 de enero de 1929.

Desafortunadamente, el líder que dedicó su vida a la lucha de los derechos de los afroamericanos, pero de la cual, tanto los latinos y todas las minorías nos vimos beneficiados, fue asesinado el 4 de abril de 1968 cuando salía de un hotel en Memphis Tennessee.

Uno de sus más grandes logros fue la aprobación de la Acta de Los Derechos Civiles que terminó con la segregación de una sociedad que parecía negarse a aceptar un mundo equitativo donde los blancos y los negros tuvieran los mismos derechos.

Gracias a la estrategia de no a la violencia y de desobediencia civil utilizada por King, en 1964, el presidente Lyndon B. Johnson finamente firmó la ley que prohibía la segregación en lugares públicos, además de prohibir la discriminación basada en la raza, el color, la religión, el sexo y el origen, considerada una de los más importantes logros del movimiento y que benefició a todas las minorías.

En consecuencia, el Congreso de la nación al año siguiente ((1965) aprobó el Acta de los Derechos del Voto, firmada por el presidente Johnson para eliminar las barreras a nivel estatal y local que evitaba que la comunidad afroamericana ejerciera su voto como lo garantiza la Enmienda 15 de la Constitución de Estados Unidos.

Miles de personas tuvieron que morir para que finalmente los afroamericanos y muchas minorías de color pudieran tener voz en las elecciones. Una de las formas más comunes de la sociedad blanca para intimidar a las personas que no votaran era a través de la violencia. Se estima que casi cinco mil personas fueron linchadas en lugares públicos por cuestiones absurdas, incluyendo por mirar o dirigir palabras a una mujer blanca.

El movimiento de los trabajadores campesinos se vio inspirado en la lucha de King, incluso, César Chávez, el líder de los latinos realizó varias huelgas de hambre, protestas y marchas pacíficas para mejorar los derechos de los trabajadores del campo.

Podríamos decir que a 54 años del asesinato del reverendo King, los derechos entre la sociedad blanca y las minorías han avanzado en gran medida, no obstante, todavía falta mucho para considerar que el sueño de MLK por una sociedad más justa se ha logrado.

Actualmente se vive uno de los momentos económicos más desiguales en la historia de este país, donde la riqueza está en manos de unos cuantos, mientras la pandemia a forzado a millones a la pobreza; además, no es raro ver en varios estados la supresión del voto en varias formas, mientras un gran número de afroamericanos y latinos son los que llenan en forma desproporcionada las cárceles.

Otras de las enseñanzas de King fue el no rendirse y estar dispuesto a llegar a la cárcel o arriesgar la vida por una sociedad más equitativa; es por eso que lo recordamos hoy 17 de enero, esperando que las nuevas generaciones no bajen los brazos y sigan luchando por un país más justo para todos.

Agustín Durán es editor de la sección local de La Opinión en Los Ángeles.