Contagio por segunda vez, ¿descuido o falta de precacución?

Angelinos se contagian de COVID-19 por segunda vez; autoridades de salud piden no bajar la guardia ante el virus

(Archivo)
(Archivo)
Foto: Gustavo Amador / EFE

A pesar de un leve declive en casos y hospitalizaciones diarias por el covid-19, anunciadas por el Departamento de Salud Pública del condado de Los Ángeles, las autoridades aún recomiendan a la comunidad estar alerta y no bajar la guardia ante el virus.

Esto se debe a que hay personas que se han contagiado por segunda vez, y a pesar de los cuidados, desconocen dónde ocurrió la transmisión.

Roberto Estrada y su familia se contagiaron de covid-19 por primera vez en 2021, poco antes de la existencia de las vacunas; la segunda ocasión fue hace un par de semanas.

“Todos estamos vacunados y mi esposa y yo tenemos las tres vacunas”, dijo Estrada refiriéndose a la vacuna de refuerzo o ‘booster’. “Mis hijos [adultos] solo tienen dos vacunas [sin el refuerzo]”.

Debido a la restringida vida social que lleva desde que comenzó la pandemia, el residente del sur de Los Ángeles dijo que probablemente se contagió en el trabajo pero no está 100% seguro.

“A mi no me pegó tan fuerte pero a mi hijo sí”, expresó.

Estrada dijo que en su caso inicialmente fue confuso verificar si estaba contagiado o no. Él y su hijo trabajan en una bodega de comida donde les hacen la prueba cada semana. Contó que el lunes 3 de enero les hicieron la prueba y tres días después recibió sus resultados de que había dado positivo.

Preocupado fue a la clínica Kedren a hacerse otra prueba, el 7 de enero, donde esta vez salió negativo. Regresó a trabajar y el 12 de enero les hicieron nuevamente la prueba en el trabajo y salió negativo. No obstante, cinco días después, sus síntomas de covid-19 aparecieron y dio positivo al virus.

“Ahorita solo tengo tos pero ya estamos saliendo de esta, solo nos la pasamos tose y tose”, dijo Estrada, quien ahora se pregunta si tendrá efectos a largo plazo después de haber sido infectado por segunda vez.

Una confusión similar enfrentó Daniel Pérez, quien trabaja en un restaurante de comida rápida. Él también se contagió de covid-19 por segunda vez. La última vez fue la semana pasada.

Contó que el 17 de enero comenzó a sentirse mal con muchos dolores de cabeza y tos. Se fue a hacer la prueba y dio negativo. Sin embargo, sus síntomas eran muy similares a los del covid y decidió ponerse en cuarentena en lo que esperaba para hacerse otra prueba.

“Tuve que esperar 24 horas para hacerme la próxima prueba y entonces ahí sí salí positivo”, indicó. “Ahí sí me dio feo… De la nada caí enfermo y después ya estaba temblando mucho”.

Indió que el domingo volvió a hacerse la prueba y salió negativo pero para entonces ya había contagiado a su pareja, quien ahora está en cuarentena. Cree que el contagio pudo haber llegado de parte de sus compañeros del trabajo o de una reunión reciente a la cual acudió pero tampoco está seguro.

Dijo que había pospuesto ir a ponerse la vacuna de refuerzo por no faltar al trabajo pero con lo que sucedió, hará su cita para este fin de semana.

Cuestionan si el covid llegó para quedarse

Hay personas que creen que el covid llegó para quedarse y con el tiempo se convertirá en algo similar a la gripe, que a muchos les da al menos una vez al año.

Sin embargo, el doctor Peter Hotez, quien es científico e investigador, dijo que no hay que bajar la guardia ya que el covid-19 se ha convertido en una de las principales causas de muerte en los Estados Unidos.

“Desde el verano pasado, 200,000 americanos han fallecido a causa del covid-19. Muchos de ellos de edad adulta joven”, expresó el experto durante una presentación reciente con This is our Shot —una entidad dedicada a promover las vacunas y el trabajo de los proveedores de salud.

Desde que comenzó la pandemia han fallecido 869,000 personas en el país a causa del covid-19 incluyendo sus variantes Delta y Omicron.

Hotez dijo que algunas personas consideran que la variante Ómicron pudiera ser el fin de la pandemia pero indicó que no se debe minimizar el virus. Incluso comentó que algunos de sus colegas que le llaman “omicold” comparándo el virus con una gripe regular pero dejó claro que pudieran estar en lo incorrecto.

“No creo que sea el caso. Creo que Ómicron infectará a mucha gente… Creo que después, su protección de durabilidad desaparecerá y luego seremos tan susceptibles como antes a la siguiente variante de preocupación”.

Indicó que estar vacunado y haber recibido el ‘booster’ ayuda a que el virus afecte con menos gravedad y disminuya el riesgo de hospitalización.

“Las vacunas resisten muy bien contra la enfermedad sintomática, tal vez alrededor del 50% al 70% después de recibir la dosis de refuerzo, y si no tienes la dosis de refuerzo, no resiste tan bien contra la enfermedad sintomática en absoluto, pero luego disminuye”, explicó Hotez.

El condado de Los Ángeles reportó este martes 18,822 nuevos casos de covid-19 ; además de 36 muertes. Del total de muertes 25 personas tenían condiciones preexistentes y 23 de ellos, eran mayores de 65 años.