Conversaciones de paz entre Rusia y Ucrania no logran avances y existe un gran abismo antes de poner un alto al fuego

Las delegaciones de Rusia y Ucrania se reunieron durante más de cinco horas en la frontera con Bielorrusia, pero los diplomáticos advirtieron que persiste un gran abismo antes de llegar a un alto al fuego

Misiles rusos golpean Kharkiv, mientras las conversaciones con Ucrania no logran avances

Las delegaciones de Ucrania y Rusia se reunieron durante unas cinco horas en un sitio cerca de la frontera entre Ucrania y Bielorrusia. Crédito: SERGEI KHOLODILIN | AFP / Getty Images

La primera ronda de conversaciones entre Rusia y Ucrania el lunes no logró aliviar la mayor guerra europea en 75 años, cuando los misiles rusos golpearon la segunda ciudad más grande de Ucrania.

El presidente ucraniano, Volodymyr Zelensky, accedió a las negociaciones del lunes, a pesar de ver “una pequeña posibilidad de poner fin a la guerra”, y dijo que el destino de su país como nación independiente había entrado en un “período crucial”.

Las delegaciones de Ucrania y Rusia se reunieron durante unas cinco horas en un sitio cerca de la frontera entre Ucrania y Bielorrusia, aliado de Rusia, y acordaron realizar otra ronda de conversaciones.

Pero los diplomáticos retrataron un gran abismo que no se acerca a la resolución: Ucrania exige un alto el fuego y la retirada de las tropas rusas, mientras que Rusia quiere una “desmilitarización” de Ucrania y una promesa de neutralidad, lo que significa que debe alejarse de Occidente, según reportó el diario Los Ángeles Times.

Los esfuerzos internacionales para castigar y aislar al presidente ruso Vladimir Putin se intensificaron y apuntaron a las finanzas más importantes de su país. Incluso Suiza, tradicionalmente neutral, se unió a la creciente coalición de naciones que imponen una serie de sanciones a Putin y sus asociados, exigiendo que Rusia retire sus tropas de inmediato.

Pero Putin parece permanecer impermeable a la presión e insistió en que Rusia no estaba apuntando a civiles en sus ataques a pesar de la abundante evidencia de lo contrario.

En lugar de retroceder, Putin puede verse impulsado a tácticas cada vez más brutales, advirtieron varios expertos.

También el lunes, Estados Unidos anunció que expulsaría a 12 “operadores de inteligencia” de la embajada rusa ante las Naciones Unidas.

La docena participaba en actividades que no concordaban con sus cargos declarados como diplomáticos, dijo la misión de Estados Unidos ante la ONU y los acusó de espionaje.

La expulsión no estaba relacionada con Ucrania, pero llega en un momento en que las relaciones entre Estados Unidos y Rusia están más tensas que en décadas.

En Kiev, el lunes se levantó un toque de queda de dos días para permitir a los residentes aventurarse a salir con cautela para reabastecerse de suministros, tomar un poco de aire fresco y observar el estado de su ciudad de casi 3 millones de habitantes.

Muchos hicieron fila durante horas frente a las estaciones de servicio y los supermercados, ignorando en su mayoría el aullido ocasional de las sirenas antiaéreas.

Los combates continuaron en las afueras de la capital, con imágenes satelitales que mostraban a las tropas rusas reunidas en su mayoría entre 15 y 19 millas al norte de la ciudad, según funcionarios de defensa estadounidenses y británicos. Ningún centro de población importante ha caído aún en manos de las fuerzas rusas, lo que genera temores de que Putin pronto ordenará un bombardeo total contra Ucrania, derrocará a su gobierno y lo convertirá en un estado vasallo.

“Se han ralentizado y se han sentido frustrados por su falta de progreso en Kiev, y una de las cosas que podría resultar es una reevaluación de sus tácticas y el potencial para que sean más agresivos y más abiertos tanto en el tamaño como en la escala de su objetivo en Kiev”, dijo un alto funcionario del Pentágono.

Zelensky llamó una vez más a sus compatriotas a defender su tierra.

“Cuando planeé convertirme en presidente, dije que cada uno de nosotros es el presidente, porque todos somos responsables de nuestro estado, de nuestra hermosa Ucrania”, dijo Zelensky en un discurso en video el lunes, el último de una serie de mensajes públicos que ha animado y atraído la admiración de muchos de sus compatriotas.

“Ahora ha sucedido que cada uno de nosotros es un guerrero… Y estoy seguro de que cada uno de nosotros ganará”.

Pero más de medio millón de ucranianos ya han huido de su país devastado por la guerra, dijo Filippo Grandi, jefe de la agencia de refugiados de las Naciones Unidas.

Según el último recuento, unas 281,000 personas habían entrado en Polonia desde Ucrania, más de 84,500 habían escapado a Hungría y casi 100,000 habían llegado a Rumania, Moldavia y Eslovaquia, dijo la agencia.

El resto había encontrado su camino a otros países.

También hubo signos de estrés en Rusia, con las fuertes sanciones impuestas por Estados Unidos, Europa y otras naciones como Australia, que comenzaron a pasar factura.

El valor del rublo se desplomó frente al dólar, el mercado de valores ruso no abrió el lunes y los residentes hicieron fila en los cajeros automáticos por temor a quedarse sin efectivo.

Para apuntalar el rublo y evitar una corrida en las instituciones financieras, el banco central de Rusia duplicó las tasas de interés el lunes.

Pero horas después, la Casa Blanca anunció que había activado nuevas sanciones que impedían que el banco central accediera a activos en EE.UU. o en dólares estadounidenses. La prohibición también apunta al Ministerio de Finanzas y al Fondo Nacional de Riqueza de Rusia.

Apuntar al banco central impide el acceso de Putin al “cofre de guerra” de su país de unos $640 mil millones de dólares y es potencialmente la sanción más dañina para el autócrata ruso, dicen los expertos.

Los funcionarios estadounidenses que informaron a los periodistas en Washington el lunes no dijeron cuánto de ese dinero, repartido en bancos de todo el mundo, está en dólares.

Pero las sanciones, a las que se sumaron otros aliados democráticos importantes, anularían lo que Rusia ha llamado su “póliza de seguros” para poder apuntalar el rublo, mientras éste se desmorona y la inflación se dispara.

Suiza, a pesar de su historial de neutralidad, dijo que también se uniría al régimen de sanciones, lo que podría afectar negativamente a muchos rusos adinerados para quienes los bancos suizos han sido un depósito favorito de efectivo. Se espera que Estados Unidos amplíe su lista de oligarcas sancionados.

Leer más
* Rusia intensifica los bombardeos, mientras un convoy masivo de 40 millas se dirige hacia Kiev
* EE.UU. pide a sus ciudadanos en Rusia y Bielorrusia que salgan inmediatamente
* Joe Biden habla con líderes europeos y del G7 para reforzar unidad contra Rusia

En esta nota

Conflicto Rusia Ucrania Ucrania

Suscribite al boletín de Noticias

Recibe gratis las noticias más importantes diariamente en tu email

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y Google Política de privacidad y Se aplican las Condiciones de servicio.

¡Muchas gracias!

Más sobre este tema
Contenido Patrocinado
Enlaces patrocinados por Outbrain