Biden y AMLO hablarán de inmigración, seguridad y energía el 29 de abril

El presidente Joe Biden tendrá una reunión bilateral con el mandatario mexicano Andrés Manuel López Obrador, donde abordarán asuntos de inmigración, seguridad y energía, camino a la Cumbre de las Américas

Los presidentes Joe Biden y López Obrador tuvieron una primera reunión virtual en marzo del 2021.
Los presidentes Joe Biden y López Obrador tuvieron una primera reunión virtual en marzo del 2021.
Foto: JIM WATSON / AFP / Getty Images

Los presidentes estadounidense Joe Biden y el mexicano Andrés Manuel López Obrador tendrán una reunión bilateral el 29 de abril, donde abordarán distintos asuntos, incluidos inmigración, seguridad y energía.

“En este evento virtual, los dos líderes discutirán su visión para la Novena Cumbre de las Américas y cómo América del Norte puede liderar iniciativas prioritarias para la región”, dijo la portavoz de la Casa blanca, Jen Psaki en un comunicado.

El encuentro es previo a la Cumbre de las Américas que ocurrirá en junio en Los Ángeles, California, donde se espera que México tenga una participación destacada, debido a su coordinación con la Administración Biden para impulsar planes sobre inmigración.

“También planean discutir la cooperación en materia de migración, los esfuerzos conjuntos de desarrollo en Centroamérica, la competitividad y el crecimiento económico, la seguridad, la energía y la cooperación económica”, agregó la funcionaria.

Ambos mandatarios tuvieron una primera reunión virtual en marzo del 2021, a la que siguieron varias llamadas telefónicas y el encuentro en noviembre de ese mismo año en el marco de la Cumbre de Líderes de América del Norte.

El encuentro ocurre luego del intenso cabildeo que la Administración Biden hizo a través del Embajador Ken Salazar contra la reforma eléctrica, la cual no logró avanzar en el Congreso mexicano, debido a que requería mayoría calificada, pero Morena –el partido en el poder– tenía solamente votos de mayoría simple.

Ambos gobiernos han enfrentado varios desencuentros, incluida la decisión en abril del 2021 de México de terminar con las Unidades de Investigación Sensible (SIU, en inglés), que servía de coordinación con la DEA contra el crimen organizado.

Esa decisión no había sido hecho pública, en medio del desarrollo e implementación del nuevo plan contra los cárteles con el Entendimiento Bicentenario, pero funcionarios de la DEA se quejaron con Reuters del fin del grupo de investigación.

Ante ello, el presidente López Obrador defendió la decisión al afirmar que esa área estaba “infiltrada” por el crimen organizado y acusar a la DEA de “hipócrita” por tener un doble estándar en la lucha contra criminales.

Ya tiene tiempo que se tomó la decisión de deshacer este grupo, sigue habiendo cooperación, pero ese grupo que supuestamente era de muy alto nivel, estratégico, estaba infiltrado y sus jefes están siendo investigados y hay presos de ese grupo”, dijo el mandatario mexicano.