El marcado aumento de lesiones y muertes entre quienes intentan saltar el “infranqueable” muro de Trump desde México a EE.UU.

Los casos de fracturas graves y traumatismos, algunos mortales, se han quintuplicado en los últimos tres años en California, donde una valla metálica de 9 metros fue levantada durante el gobierno de Donald Trump

Las caídas y muertes de inmigrantes aumentaron con el muero de Trump.
Las caídas y muertes de inmigrantes aumentaron con el muero de Trump.
Foto: Getty Images

Cuando Héctor Almeida Gil estaba en lo más alto de la valla fronteriza, súbitamente vio que otros se apresuraban a escalar, desesperados.

El dentista cubano de 33 años estaba con un grupo de migrantes que intentaban saltar una de las barreras de 9 metros de alto que separan a México y Estados Unidos en el estado de California.

La valla es la más alta en la frontera, levantada durante el gobierno de Donald Trump, quien muchas veces aseguró que ese “bello muro” que ordenó construir sería “infranqueable”.

Pero muchos migrantes buscan saltarlo casi todos los días. Algunos lo logran, otros son detenidos, y un alarmante número sufre fuertes lesiones al intentarlo.

Almeida lo hizo a finales de abril apoyado en una escalera que usan los traficantes de migrantes para llevarlos al otro lado.

Pero cuando la policía mexicana se acercó al lugar, los demás integrantes del grupo subieron a toda prisa por la escalera y el cubano solo pudo aferrarse a los barrotes para evitar una caída más fuerte que la que tuvo.

Tuvo algo de “suerte”, pues “solo” se fracturó una pierna. Pero vio cómo una mujer cayó y se rompió ambas extremidades, y otro hombre sufrió una fuerte lesión en la cabeza.

Amy Liepert y Héctor Almeida

Getty Images
La doctora Amy Liepert atendió a Héctor Almeida en un hospital universitario de San Diego.

Almeida fue ingresado en un hospital de la Universidad de California en San Diego (UCSD), una ciudad con dos condados fronterizos con México donde se han registrado 375 lesionados y 16 muertes de 2019 a 2021, la mayoría víctimas de caídas en la valla.

Esto es cinco veces más que lo que se registró entre 2016-2018 y coincide con la instalación de la valla de 9 metros, que es más peligrosa de escalar que las que había antes, de entre 3 y 5 metros, según un estudio liderado por la doctora Amy Liepert, de la UCSD.

“Las lesiones más comunes son las fracturas en las extremidades, principalmente en las piernas. Por lo general, se trata de fracturas bastante graves, no de una simple rotura en una parte del hueso”, le explica a BBC Mundo.

El muro “impenetrable”

Desde la década de 1990, el gobierno de EE.UU. comenzó a construir diversos tipos de barreras fronterizas en sus límites con México.

Una de las más comunes es una valla metálica de barrotes verticales instalada a lo largo de las zonas urbanas, y algunos parajes montañosos o desérticos, en los estados de California, Arizona, Nuevo México y Texas.

Personas cerca de la valla fronteriza

Reuters
Algunas vallas están reforzadas con alambradas, principalmente en zonas urbanas.

Pero hay puntos sin ninguna valla fronteriza, algo que Donald Trump prometió cubrir con un “bello muro”, más alto que ninguno otro: “Es prácticamente infranqueable, dijo al autorizar su edificación.

Uno de los prototipos elegidos fue una valla metálica de barrotes de 9 metros (30 pies)y planchas metálicas en su parte superior, el cual fue instalado principalmente en los estados de California y Arizona.

Si bien no ha resultado infranqueable para los migrantes, que son llevados por escaleras más altas que 9 metros, sí ha resultado más peligroso.

“Lo que encontramos cuando comparamos un período de seis años es que hubo una gran diferencia de 2016, 17, 18, en comparación con 2019, 20, 21. En esos primeros tres años, encontramos 67 pacientes con traumatismos ingresados con lesiones a causa del muro fronterizo”, explica Liepert.

“Y en el segundo trienio encontramos 375 pacientes”.

Donald Trump cerca del muro fronterizo

Getty Images
Trump aseguraba que su muro fronterizo sería “impenetrable”.

En los pasados tres años también 16 personas perdieron la vida en la frontera de California, según el estudio de Liepert. Y en Arizona, en abril pasado una migrante murió por asfixia al quedar colgada durante horas de cabeza.

En el trienio anterior la cifra de fallecidos por saltar la verja fue cero.

Lesiones graves

Liepert explica que las lesiones vistas en los últimos años no son ligeras y corresponden a caídas graves.

“Los huesos que estamos viendo rotos a menudo están en múltiples lugares, con muchas lesiones en los tejidos blandos, lo que es más consistente con una caída desde una gran altura“, explica la médica.

“Pero también hemos visto fracturas de cráneo y lesiones cerebrales traumáticas, fracturas faciales, fracturas pélvicas“, continúa.

Un cadáver es removido cerca de la valla fronteriza

Getty Images
Además de los lesionados, 16 personas han muerto en los pasados tres años.

Su investigación abarca lo ocurrido en California, pero Liepert dice que ha sabido de casos similares en los otros estados fronterizos de EE.UU. “Están empezando a salir algunos datos de otros centros de traumatismo. Nada de eso se ha publicado hasta ahora”, señala.

Del lado mexicano no ha habido una investigación documental como la publicada a finales de abril por Liepert y sus colegas en la revista científica JAMA Surgery.

Consultada al respecto, la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) de EE.UU. no ofreció una respuesta sobre esos indicadores de más víctimas.

Según el diario The Washington Post, en la CBP no hay un registro de número de personas heridas en su intento por cruzar la valla limítrofe.

Lo que sí está claro es que los números de detenciones de migrantes sin documentos alcanzaron niveles récord a finales de 2020 y los primeros nueve meses de 2021, lo cual suele ser un indicativo de una oleada de migrantes intentando alcanzar suelo de EE.UU.

En el año fiscal 2021, más de 1,7 millones de personas fueron detenidas tras cruzar la frontera, originarias de 160 países. La mayoría eran migrantes de Guatemala, Honduras, El Salvador y México.

Migrantes detenidos por la Patrulla Fronteriza
Getty Images
Muchos de quienes intentan saltar la valla son personas que no tienen la condición física para lograrlo.

Para hospitales como el de la UCSD, el tratamiento de migrantes en las áreas de traumatismo también se ha convertido en un gasto creciente por el que no obtienen pago.

“Estos pacientes por definición son inmigrantes. No tienen seguro médico y muchos de ellos no tienen ningún tipo de autofinanciamiento. Y por lo tanto, no tienen ningún seguro. Así que entiendo que gran parte de la atención no es compensada”, explica la doctora.

“Tengo entendido que la protección de la Patrulla Fronteriza pagaría por los pacientes que permanecen bajo su custodia. Pero hemos observado que muchos de estos pacientes son puestos en libertad antes de ser dados de alta del hospital”.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.