Jennifer Aniston habló acerca de Brad Pitt en el programa final de Ellen DeGeneres

El programa de Ellen DeGeneres llegó a su fin, y Jennifer Aniston fue la invitada en la última emisión; la actriz aprovechó para hablar de diversos temas, como su divorcio de Brad Pitt y lo que hizo para superarlo.

Jennifer Aniston y Ellen DeGeneres.
Jennifer Aniston y Ellen DeGeneres.
Foto: Christopher Polk for PCA / Getty Images

El programa de Ellen DeGeneres se despidió definitivamente del público estadounidense el pasado jueves y, como ya estaba previsto, contó con la presencia de Jennifer Aniston en calidad de última invitada, haciendo así referencia al hecho de que la actriz de la serie de televisión “Friends” fue la primera celebridad en sentarse en los famosos sillones del longevo espacio vespertino, que dijo adiós tras 19 temporadas en antena.

La estrella de Hollywood regaló a su buena amiga Ellen un muñeco en el que se podía leer “Gracias por los recuerdos”, otro detalle a su visita inicial al entonces recién estrenado programa de la comediante, quien le obsequió un peluche similar en su primera visita al set en el año 2003.

Por si eso no fuera suficiente, Jennifer quiso rememorar también la situación vital en la que se encontraba hace ya casi 20 años. En esa época la actriz todavía estaba casada con Brad Pitt, pero poco después el matrimonio terminó y desembocó en un traumático divorcio al que siguió la confirmación de que el actor mantenía un sorprendente noviazgo con Angelina Jolie -ahora también su ex esposa-.

“Bueno, después me divorcié y tuve que ir a terapia. Y encima hice una película llamada “The break-up”, recordó Jennifer en tono jocoso y aparentemente sin rencor hacia su ex esposo, con el que ahora mantiene un vínculo bastante cordial. “Somos amigos otra vez, por lo menos en este momento concreto”, explicó en una entrevista previa.

También te puede interesar:

-Jennifer Aniston confiesa que fue sonámbula y que tiene problemas de insomnio desde hace décadas

-Jennifer Aniston y sus 4 trucos de belleza para mantenerse radiante