La comida étnica es cada vez más popular en EE UU, en medio de una sociedad polarizada

Las cocinas de los inmigrantes han enriquecido la comida estadounidense, desde los tacos hasta los egg rolls, la pizza y el espagueti.

Cheffs y expertos en comida invitan a probar los platillos auténticos de la comida étnica como los tacos.  (Pexels)
Cheffs y expertos en comida invitan a probar los platillos auténticos de la comida étnica como los tacos. (Pexels)
Foto: Los Muertos Crew / Pexels

Cada grupo étnico en Estados Unidos y cada comunidad inmigrante que se establece en el país trae sus propios sabores de casa, que a la vez son influenciados por los ingredientes y tradicionales locales, pero qué tan auténtica es la comida mexicana, la comida asiática y la afroamericana que consumimos en el país.

Durante la videoconferencia “¿Qué es más estadounidense que el pay de manzana? La comida étnica es más popular que nunca en nuestra sociedad polarizada”, organizada por Ethnic Media Services y Feet in 2 Words, productores del podcast ganador “A Better Life? y Food in Two Worlds, se examinó la creciente influencia de la comida creada por las comunidades étnicas y sus migrantes así como el significado de la comida auténtica.

Los expertos en el tema coincidieron en pedir que veamos a la comida como una oportunidad para hablar sobre los problemas reales del país, sobre la historia, la política, la raza, el género y hasta los derechos de las mujeres.

“Chop suey” significa mezcla de sobras. (Flickr)

Comida asiática

Quincy Surasmith, editor del podcast Feet in 2 Worlds y productor de A Better Life?, dijo que al investigar a fondo, ha descubierto que muchas de las comidas que vienen de las comunidades inmigrantes que están en Estados Unidos, se adaptan y cambian.

“Un ejemplo clásico es el Chop Suey, que no es un platillo tradicional en China; las galletas de la fortuna hechas por chinoamericanos en Estados Unidos son galletas tradicionales en Japón, pero no es una galleta del diario sino para ocasiones especiales”.

Comentó que el California roll no es japonés sino que fue inventado en Little Tokio por japoneses en Los Ángeles.

“El pollo teriyaki con arroz y ensalada es un almuerzo muy clásico en Seattle”.

Observó que mucho de esto viene de cambios y sustituciones en los ingredientes, pero son hechos por gente de la comunidad.

“En los restaurantes coreanos, a las costillas les dicen LA County, para referirse al estilo de cortar la carne en Los Ángeles. Estos son ejemplos de cómo las cosas cambian por la influencia cultural y lo que está disponible”.

Observó que el rollo de huevo (egg roll) de Nueva York es muy diferente a lo que tenemos en California. 

“Eso no lo hace más o menos auténtico sino en quién hace la comida, obtiene éxito y es reconocido”.

Día del Mac & cheese: conoce la historia poco conocida de los macarrones con queso
La comida afroamericana es más que macarrones con queso. (Shutterstock)

Comida afroamericana

La escritora de comida y viajes Kayla Stewert,  nacida en Texas, pero con raíces en Louisiana y Mississippi, dijo que mucha gente asume que la comida afroamericana son macarrones con queso, col berza y pollo frito.

“Absolutamente son parte de nuestra comida y son maravillosos, pero de ninguna manera es lo único que comemos, y muchas veces esos platillos son usados para insultarnos o propagar estereotipos que han existido por siglos en este país”.

Dijo que como periodista que escribe de comida y viajes, ha disfrutado haciendo ver a la gente lo diverso de la comida afroamericana y lo importante que es.

“Los estadounidenses afroamericanos son parte del porqué existe la comida estadounidense. Muchos de los platos que amamos en los Estados Unidos como el pay de camote dulce, los macarrones con queso, la okra y el frijolito de ojo negro tienen sus raíces en África”. 

Y consideró que la comida de Nueva Orleans es la mejor porque es el hogar de la cocina creole (criolla) y cajún, que simplemente no existiría sin las manos afroamericanas.

“Esas comidas icónicas vienen de esclavos africanos y afroamericanos que estuvieron en las cocinas y que fueron recogidos  de los campos”.

Stewert lamentó que los chefs afroamericanos no hayan sido completamente reconocidos por sus contribuciones a la cocina de Nueva Orleans cuando ellos contribuyeron con ideas y nuevas formas de combinar o diferenciar los sabores.

“Durante tanto tiempo, las figuras culinarias afroamericanas han quedado fuera de la narrativa de la comida estadounidense; y eso no solo es descaradamente injusto, sino que también tiene un impacto en la economía, porque en muchos sentidos han sido oprimidos en la industria de restaurantes y alimentaria, y  sus ideas han sido cooptadas”.

mole
En lugar de los tacos de Taco Bell, lo mejor es disfrutar de la comida auténtica mexicana como el mole. (Shutterstock)

Comida mexicana

La chef Silvana Salcido Esparza, dueña de la compañía de restaurantes Barrio Empire en Phoenix, Arizona, creció en el Valle de San Joaquín, en Merced, California, viendo cómo los trabajadores migrantes no solo iban por el pan a la panadería de su padre sino por ayuda.

“Las panaderías Salcedo se convirtieron en una tienda y en un centro de servicio para nuestra cultura y la comunidad”.

A los 15 años, comenzó a cocinar en los comedores de la huerta porque no había ninguno disponible. Los miércoles acompañaba a su padre a vender pan en su camión que intercambiaban por cajas de tomates y durazno. Esas experiencias la llevaron a convertirse en chef. Por eso, dijo que laa comida mexicana en Estados Unidos, es más una comida por necesidad.

“Pienso en mi abuelo que vino a principios de 1900, y para 1919 estaba en Santa Bárbara, convirtiendo la tierra del desierto en terreno fértil; y me lo imaginó trayendo de Durango, unos chiles en su bolsillo para hacerlos crecer y comerse el resto porque como inmigrantes se movían de un lugar a otro”.

Así fue como nació la salsa roja en Estados Unidos, dijo.

“Si tu miras la comida en Estados Unidos son dos cosas: salsa roja en casi toda la comida mexicana, y queso amarillo. Esa es comida por necesidad”.

Dijo que cuando abrió un restaurante hace 20 años, los clientes esperaban que una chef mexicana les diera salsa y chips. 

“Les di pan porque era hija de un panadero. No les di salsas. Les di comida regional y usé eso como una oportunidad para cambiar las percepciones erróneas no solo sobre la comida sino sobre la cultura”.

Pero esa pelea todavía continúa, afirmó.

“La gente demanda tacos crujientes, pero cuando tienes una cosecha fresca de inmigrantes de Oaxaca en Los Ángeles que te dan una comida extraordinaria, desde la comida callejera hasta los chefs de más alto nivel que tenemos en el sur de California, no pueden seguir yendo a Taco Bell”.

Dijo que si vas a Nueva York, te encuentras con comida regional mexicana; en Chicago encuentras más del norte de México que son más guisos, y es más común.

“Pero ustedes que tienen la inmigración fresca del sur de México, disfruten la comida mexicana que tienen en su ciudad”.