Luis Díaz alivia a un Liverpool estancado que sufrió por la expulsión de Darwin Núñez

El colombiano anotó el tanto del empate para salvar un punto en un partido en donde el Liverpool pudo sufrir más goles

El LIverpool no ha podido ganar en la Premier League.
El LIverpool no ha podido ganar en la Premier League.
Foto: Getty Images

Un gran gol del colombiano Luis Díaz alivió al Liverpool que pudo obtener un castigo mayor en su puesta en escena en Anfield ante el Crystal Palace que no aprovechó su ventaja en el marcador ni la superioridad numérica en la última media hora, cuando los reds se quedaron con diez por la ingenua expulsión del uruguayo Darwin Núñez.

Cuando el delantero sudamericano cayó en la trampa del danés Joachim Andersen y vio la tarjeta roja quedaban 33 minutos por jugar y el conjunto londinense de Patrick Vieira vencía por un gol a cero.

Todo estaba cuesta arriba para el conjunto de Jurgen Klopp que sigue sin ganar en la nueva temporada. Dos partidos y dos empates. Ante el Fulham en la primera fecha. Ahora contra el Palace, en Anfield, donde no perdió en toda la pasada temporada.

Por primera vez en la última década los reds se quedaron sin ganar en su partido inicial como local en un curso. Y pudo ser peor. Los ‘eagles’ que sucumbieron contra el Arsenal en su debut, supieron maniatar al subcampeón de la Premier que ya pierde terreno en la clasificación respecto a sus principales rivales por el título. Cuatro puntos menos que el Manchester City, el Arsenal y el Brentford que llevan pleno.

El orden defensivo y la inspiración del meta español Vicente Guaita aplacaron la avalancha inicial del Liverpool que tuvo ocasión de abrir el marcador por medio de Darwin Núñez y de Mohamed Salah.

El cuadro de Londres, sin embargo, ya había advertido de la facilidad que sus puntas encontraban ante tanto espacio. Eberech Eze y Wilfried Zaha fueron una pesadilla para Virgil Van Dijk y Nathaniel Phillips. Alisson ya tuvo que entrar en acción en unos minutos iniciales frenéticos.

El Crystal Palace hizo pagar la falta de acierto de su rival y a la media hora se puso por delante en el marcador en un perfecto contraataque que culminó Zaha en una galopada tras recibir el balón de Eze. La definición, además, fue perfecta.

Le tocó remar al equipo de Klopp que pudo encajar el segundo si Cheick Oumar Doucouré hubiera tenido más puntería. Se salvó el Liverpool sumido en una ineficaz aceleración. Confundió el ritmo con la precipitación y eso facilitó la tarea de su adversario.

El panorama oscureció para Anfield poco antes de la media hora. Darwin Núñez cayó en la provocación de Andersen que siguió al delantero uruguayo después de una acción. El sudamericano se encaró. Juntó su cabeza a la del visitante que se dejó caer. Fue expulsado.

Fue Luis Díaz el que salió al rescate de su equipo que equilibró con diez hombres la situación. El colombiano recogió un balón en el ala izquierda sorteó a varios rivales hasta encontrar la media luna del área. Vio hueco y ejecutó un gran disparo que superó a Guaita.

Cualquiera pudo ganar después. Salah buscó el tanto del triunfo pero el Crystal Palace no renunció a ningún botín y con Miochael Olise y Luka Milvojevic frescos pudo volver a marcar.

También pudo hacerlo el joven portugués Fabio Carvalho. La gran promesa del fútbol luso debutó con el primer equipo red. Pudo batir a Guaita con un tiro que se marchó fuera por poco.