San Diego pone a prueba un programa que en Los Ángeles ayudará a 4,000 indigentes

El proyecto se enfonca en las personas sin hogas que tienes problemas mentales

Los Ángeles vive un crisis de personas sin hogar.

Los Ángeles vive un crisis de personas sin hogar. Crédito: Cortesía

El condado de Los Ángeles podrá observar en San Diego los resultados iniciales de un programa estatal destinado a ayudar a miles de indigentes que padecen de enfermedades mentales.

Este viernes, el condado de San Diego inició como voluntario para el programa de Tribunal (Court) de Asistencia Comunitaria, Recuperación y Empoderamiento (CARE) del gobernador Gavin Newsom. El nombre completo es Court Care.

Se trata de un programa sin precedentes en el país; es el primer proceso en la nación para brindar servicios críticos a personas vulnerables que viven en las calles, que sufren de esquizofrenia y otros trastornos psicóticos, y que hasta ahora no han tenido atención.

Mediante el programa Court Care, un tribunal ordena en cada condado a qué pesonas se debe apoyar con planes que duran hasta 12 meses, con opción de extenderse, y se enfoca en personas en el espectro de la esquizofrenia o con otros trastornos psicóticos.

Mientras que se desconoce cuántas personas podría ayudar en el condado de San Diego donde comenzará en el 2023 como proyecto piloto, en Los Ángeles se anticipa que beneficie a miles de indigentes.

Connie Draxler, la directora adjunta interina del Departamento de Salud Mental del condado de Los Ángeles, dijo que en todo el estado se estima que hay entre 7,000 y 12,000 personas indigentes elegibles, y de ellas entre 2,500 y 4,000 participantes potenciales en el condado de Los Ángeles.

Sin embargo, dijo que puede haber casos en que los familiares de personas que cubren los requisitos informen a los tribunales, lo que aumentaría el número de beneficiarios.

Para el gobernador Newsom, es un plan que además de ordenar que se ofrezca ayuda a miles de californianos vulnerables, quienes hasta ahora carecen de auxilio y viven en las calles, es un proyecto que se basa “en el respeto sus derechos”.

Un conteo levantado en septiembre pasado determinó que más de 69,000 personas se quedan en las calles en las noches en la zona metropolitana de Los Ángeles, es la mayor población de personas indigentes en el estado de California, aunque el sondeo no determinó el número de personas con problemas de salud mental.

California es el estado con más personas que viven en las calles, más de 160,000, según estadística de World Population Review o revisión mundial de población.

El presidente de la junta de supervisores del condado de San Diego, Nathan Fletcher, explicó que el primer paso será hacer un inventario de los recursos con que cuenta el condado para proporcionar una ayuda que sea realmente efectiva.

“Tenemos una escasez crítica de personal de salud mental y tratamiento de drogas, y ahora estamos trabajando para contratar a más personas, reclutar más personal, capacitar a más personas”, dijo.

Por lo menos al ofrecer voluntariamente al condado para probar el programa, las autoridades en San Diego descubrieron que “uno de los mayores factores limitantes en este momento es solo la disponibilidad de los servicios”.

También limita que por primera vez tendrán que identificar y ubicar a las personas que puede beneficiar Court Care.

Las autoridades esperan que los socorristas o paramédicos que atienden a las personas indigentes vulnerables, los familiares de esas personas o personal médico que les atienda podrían orientar a indigentes hacia el programa.

Con esa treferencia, un Tribunal de Atención, y un juez de un tribunal civil establecería un curso de tratamiento, incluidos medicamentos, servicios de apoyo y un plan de vivienda.

El condado recibió comentarios con preocupaciones de grupos que ayudan a indigentes, porque el proyecto impondría tratamiento a personas que lo necesiten.

Su supervisor dijo que Care Court se enfoca en aquellos que están más gravemente enfermos y que necesitan ayuda.

“Al final del día, cuando alguien está tirado en la calle, claramente sufriendo con sus propias heces, claramente incapaz de cuidarse a sí mismo, no creo que sea compasivo o humanitario dejarlos en esa condición”, reflexionó.

Dijo que en esos casos “tenemos que encontrar alguna manera de proporcionarles ayuda. Después de que tengan ayuda, cuando tengan la mente clara, esas personas podrán tomar decisiones en términos de lo que quieren hace”, pero primero necesitan ayuda.

El programa estará a prueba también en los condados de Orange y San Francisco, De acuerdo con el estado de California, luego de una fase preparatoria en que se afinen detalles, se espera que sea lanzado oficialmente a nivel estatal en octubre, aunque el supervisor Fletcher dijo esperar que en San Diego inicie en el verano.

En esta nota

desamparados

Suscribite al boletín de Los Ángeles

Recibe gratis las noticias más importantes de Los Ángeles diariamente en tu email

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y Google Política de privacidad y Se aplican las Condiciones de servicio.

¡Muchas gracias!

Más sobre este tema
Contenido Patrocinado
Enlaces patrocinados por Outbrain