Temible animal prehistórico, con apariencia de cocodrilo y salamandra, es considerado como el “T. rex de su época”

Una nueva investigación concluyó que el Whatcheeria, que vivió hace 330 millones de años, podía crecer rápidamente en su etapa joven. Se trata de uno de los primeros animales terrestres con columna vertebral.

Un temible animal prehistórico es considerado como el "T. rex de su época"

Representación artística del Whatcheeria.  Crédito: Deutsche Welle

Mucho antes de los dinosaurios o de los primeros anfibios y reptiles, una criatura única con apariencia de cocodrilo y salamandra llamada Whatcheeria se erigía como un depredador temible, considerado como el “T. Rex de su época”, según se detalla en un reciente estudio publicado por la revista Communications Biology.

La nueva investigación reveló que el animal prehistórico, que vivió hace unos 330 millones de años en el Carbonífero, surgió en una época de experimentación evolutiva que se desarrolló decenas de millones de años después de que los vertebrados se propagaron por la Tierra.

Tras analizar sus huesos fosilizados -hallados en What Cheer, en Iowa (EE. UU.)- los científicos se sorprendieron al descubrir que Whatcheeria no seguía un patrón de crecimiento lento y constante, como muchos reptiles y anfibios modernos, sino que crecía rápidamente de joven, como las aves y los mamíferos.

Un depredador “ápice”

Esta lagarto era un tetrápodo primitivo, uno de los primeros animales terrestres con columna vertebral y predecesor de los anfibios, reptiles, aves y mamíferos. El lagarto pasaba la mayor parte del tiempo en lagos y ríos y medía unos 2 metros de largo.

Whatcheeria no era un anfibio lento y perezoso. Era un depredador grande y activo que crecía con mucha rapidez en su fase juvenil. Se caracterizaba por un gran cráneo repleto de dientes y unas extremidades robustas y fornidas. Era el depredador ápice de su entorno, que incluía diferentes tipos de peces y tiburones antiguos, así como otros tetrápodos primitivos más pequeños”, afirmó la autora principal, Megan Whitney, de la Universidad Loyola de Chicago.

Una mezcla entre cocodrilo y salamandra

Según los científicos, probablemente se trató del animal más grande en el lago: “Es una bestia maravillosamente extraña. Probablemente pensarías que es un caimán si lo vieras, o tal vez una salamandra grande. No tenía escamas y tenía un cráneo alto y estrecho en lugar de uno plano”, añadió el coautor del estudio Ben Otoo.

Asimismo, un examen microscópico de los huesos del muslo de nueve ejemplares de esta especie reveló patrones de “crecimiento óseo rápido en los Whatcheeria jóvenes. Esto es importante porque indica que la estrategia de crecimiento de este animal era similar a la nuestra: crecer rápido de joven y luego ralentizar el crecimiento al llegar a la edad adulta”, agregó Whitney.

Un animal con capacidades acuáticas y terrestres

Según la autora, el Whatcheeria podría “haber empleado una serie de técnicas de caza. Podría haber sido un depredador de emboscada y haber utilizado sus robustas extremidades para propulsar un ataque contra presas tanto acuáticas como terrestres”.

“Es difícil saber con seguridad cuánto tiempo pasaba en tierra y cuánto en el agua. Sin embargo, lo que podemos decir es que su anatomía podría haber permitido al animal caminar sobre tierra”, agregó la experta.

Leer más:
Hermana del líder supremo de Irán pidió que el régimen iraní sea derrocado
Putin admite que la guerra en Ucrania podría alargarse aún más
Mujer simula parto en avión para que aterrizara en España de emergencia y 27 migrantes saltan a la pista para escapar

Suscribite al boletín de Noticias

Recibe gratis las noticias más importantes diariamente en tu email

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y Google Política de privacidad y Se aplican las Condiciones de servicio.

¡Muchas gracias!

Más sobre este tema
Contenido Patrocinado
Enlaces patrocinados por Outbrain