San Diego dará naloxona gratis para salvar vidas en sobredosis de fentanilo

El medicamento es efectivo si utiliza minutos posteriores a intoxicación

Ante ola de muertes por fentanilo, Canadá y EE.UU. discuten medidas contra el tráfico de drogas

Una pequeña dosis de fentanilo puede ser mortal. Crédito: PATRICK T. FALLON | AFP / Getty Images

Los padres de un adolescente de 15 años de edad de San Diego dicen que encontraron a su hijo en su recámara tendido y sin responder, concluyeron que se trataba de una sobredosis de droga, así que llamaron al número de emergencias para pedir ayuda.

Los paramédicos tardaron solo unos cuantos minutos en llegar a la casa del matrimonio en Coronado frente a la bahía de San Diego, sin embargo, por más que se apuraron, llegaron tarde y encontraron sin vida al jovencito estudiante de la preparatoria Coronado.

Un policía que también se presentó por la llamada, descubrió que la computadora portátil del adolescente seguía encendida y encontró mensajes que el joven intercambió con otra persona horas antes ese día. La persona le decía al joven que tenía disponible “algo tan fuerte como el infierno”.

La policía identificó y arrestó al vendedor, un sujeto de 21 años, que dijo que no sabía que le había vendido fentanilo al adolescente. El médico forense reportó que el joven falleció por “intoxicación aguda por fentanilo”.

La jefa de la oficina del sheriff del condado de San Diego, Sally Martínez, dijo que esa lamentable pérdida humana ilustra un creciente número de muertes por sobredosis de fentanilo, muchas de ellas que se podrían haber evitado si alguien cerca de las personas con sobredosis tuviera naloxona a la mano.

Porque hay en promedio cinco minutos entre el momento en que una persona que consumió sobredosis de fentanilo experimente los primeros síntomas y el momento en que pierda la vida, para los paramédicos ha sido una guerra en que pierden casi cada batalla, aletargados por el tránsito vehicular o mientras recorren la distancia para llegar a interrumpir sobredosis.

Si las personas en sobredosis tuvieran naloxona disponible, habrían salvado sus vidas, de acuerdo con la sheriff Martinez al anunciar que desde esta semana el condado de San Diego tendrá más disponibilidad de naloxona para el público, incluso gratuitamente.

La naloxona es el único medicamento que puede interrumpir una sobredosis de fentanilo y de cualquier otro opioide, pero debe aplicarse en los primeros minutos en que ocurre la sobredosis.

Sin la naloxona, en el condado de San Diego en el 2021, que son las estadísticas completas más recientes, fallecieron por sobredosis de fentanilo 743 personas, eso fue 400 por ciento más que en el 2019, en promedio dos muertes por sobredosis de fentanilo cada día.

Sin embargo la sheriff Martínez dijo que claramente las estadísticas del 2022, cuando se presenten, van a rebasar a las del 2021.

“Las sobredosis de fentanilo y las muertes se han disparado en los últimos años a medida que los mercados de drogas ilegales lo mezclan con heroína y cocaína, sin el conocimiento del usuario”, dijo el supervisor Nathan Fletcher.

Es común que una persona que sufre sobredosis por fentanilo haya pensado que consumía algún analgésico opioide que le ofrecían ilegalmente sin receta y la pastilla o cápsula contenga una dosis fatal de fentanilo.

La Administración para el Control de las Drogas (DEA) dice que tan solo dos miligramos de fentanilo es una cantidad suficiente para una sobredosis mortal. Informa que esa cantidad es similar a la de la cabeza de un alfiler.

El riesgo aumenta cuando las organizaciones que trafican fentanilo lo mezclan incluso con dulces multicolores.

“Hemos visto a muchos padres de familia que ni siquiera saben que su hijo está usando drogas; se despiertan un día y descubren que su hijo adolescente ha muerto. Vemos casos en los que las personas usan drogas en grupo y alguien termina en una sobredosis”, dijo la sheriff.

“Todos estos son casos en los que la naloxona pudo haber marcado la diferencia”, agregó.

Algunas farmacias venden naloxona sin necesidad de receta médica pero la sheriff anunció la distribución de las primeras 30,000 dosis de narcan, la forma en aerosol nasal de naloxona que serán distribuidas sin costo en escuelas y otros sitios. La naloxona también se vende en inyecciones que se aplican en los muslos.

“Nos vamos a asociar con restaurantes y bares, nos asociaremos con cualquiera, con escuelas, con todos los demás también”, dijo el supervisor Fletcher.

Las autoridades también planean entregar regularmente kits contra sobredosis de fentanilo a organizaciones civiles que ayudan a indigentes.

En esta nota

San Diego

Suscribite al boletín de Los Ángeles

Recibe gratis las noticias más importantes de Los Ángeles diariamente en tu email

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y Google Política de privacidad y Se aplican las Condiciones de servicio.

¡Muchas gracias!

Más sobre este tema
Contenido Patrocinado
Enlaces patrocinados por Outbrain