Calentamiento global hace a los hongos más peligrosos para los humanos como en “The Last of Us”

Aunque los científicos descartan que los hongos puedan convertidnos en zombies, advierten que el cambio climático los puede hacer más peligrosos para los humanos

Calentamiento global hace a los hongos más peligrosos para los humanos como en “The Last of Us”

Es posible que los hongos patógenos también se estén adaptando a temperaturas más cálidas. Crédito: WILLIAM WEST | AFP / Getty Images

La más reciente serie lanzada por HBO, “The Last of Us” está causando sensación pues habla de una impresionante infección por hongos que acaba con gran parte de la humanidad y los convierte en zombies, tema que ha generado dudas sobre si algo así podría pasar en la vida real y algunos científicos han dicho que el aumento en la temperatura del planeta sí podría hacer más peligros a los hongos para los seres humanos.

La primera escena de la serie presenta una entrevista ficticia de los años 60 a un científico que afirma que las infecciones fúngicas son una de las mayores amenazas para la humanidad. Advierte de que un probable aumento generalizado de la temperatura del planeta podría hacer a los humanos más susceptibles a ciertos tipos de infecciones fúngicas y menciona a un hongo que es capaz de controlar la mente del huésped al que infecta.

El científico de ficción se refiere a un hongo de la vida real llamado Cordyceps que infecta a las hormigas, se apodera de su cuerpo y controla sus acciones. El hongo obliga a la hormiga a trasladarse a un lugar húmedo y mojado de una hoja justo antes de morir, el entorno perfecto para que el Cordyceps crezca y se propague.

Y advierte que con solo una mutación genética, provocada por un aumento en la temperatura del planeta, que lo ayude a soportar temperaturas más altas como la del cuerpo humano “cualquiera de ellos podría llegar a ser capaz de introducirse en nuestros cerebros y tomar el control no de millones de nosotros, sino de miles de millones”. Añade que no existe cura ni tratamiento, ni es posible crear uno.

Los especialistas en hongos no creen que algo así de grave pueda pasar en la realidad a consecuencia de los hongos, pero sí advierten de mutaciones de especímenes contagiosos de ese grupo de organismos, situación que podría afectar a los humanos.

Un nuevo estudio de la Facultad de Medicina de la Universidad de Duke revela que el aumento de las temperaturas hace que un hongo patógeno conocido como Cryptococcus deneoformans active sus respuestas adaptativas. Esto aumenta su número de cambios genéticos, algunos de los cuales podrían presumiblemente conducir a una mayor resistencia al calor, y otros tal vez hacia un mayor potencial causante de enfermedades.

En concreto, el calor más elevado hace que más elementos transponibles del hongo, o genes saltarines, se levanten y se muevan dentro del ADN fúngico, lo que provoca cambios en la forma en que se utilizan y regulan sus genes.

Los hongos no podrán convertirnos en zombies

“Es probable que estos elementos móviles contribuyan a la adaptación en el medio ambiente y durante una infección”, dijo la investigadora postdoctoral Asiya Gusa Ph.D. de Genética Molecular y Microbiología en la Facultad de Medicina de Duke. “Esto podría ocurrir incluso más rápido porque el estrés térmico acelera el número de mutaciones que se producen”.

Puede que esto les suene a los espectadores de la nueva serie de HBO “The Last of Us”, donde un paisaje infernal distópico se precipita por un hongo adaptado al calor que se apodera de los humanos y los convierte en zombis. “Ese es exactamente el tipo de cosas de las que estoy hablando, menos la parte zombi”, dijo Gusa, que acaba de ver el primer episodio y que se incorporará a la facultad de Duke como profesor adjunto a finales de este año.

No se trata de enfermedades infecciosas en el sentido de contagiosas; no nos transmitimos los hongos entre nosotros”, explica Gusa. “Pero las esporas están en el aire. Respiramos esporas de hongos todo el tiempo y nuestro sistema inmunitario está preparado para combatirlas.”

Las esporas fúngicas suelen ser más grandes que los virus, por lo que tu reserva actual de mascarillas contra el Covid probablemente sería suficiente para detenerlas. Eso, y tu calor corporal, por ahora.

“Las enfermedades fúngicas están aumentando, en gran parte debido al incremento del número de personas con sistemas inmunitarios debilitados o problemas de salud subyacentes”, afirma Gusa. Pero al mismo tiempo, es posible que los hongos patógenos también se estén adaptando a temperaturas más cálidas.

También podría interesarte:

Científicos quieren advertencias sobre cambio climático en menús de comida rápida

Ballenas pueden ayudarnos a salvar al mundo del calentamiento global

En esta nota

Ciencia

Suscribite al boletín de Noticias

Recibe gratis las noticias más importantes diariamente en tu email

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y Google Política de privacidad y Se aplican las Condiciones de servicio.

¡Muchas gracias!

Más sobre este tema
Contenido Patrocinado
Enlaces patrocinados por Outbrain