“Voy a vender a la niña”: Revelan llamadas de extorsión de traficante mexicano que trasladó a miles de migrantes en Arizona

Manuel Ochoa-Vásquez, quien participó en el traslado de al menos 7,000 migrantes entre Sonora y Arizona, realizaba crueles amenazas a las familias de las personas para exigir dinero por su liberación

Llamada telefónica

Una de las llamadas que sirvió de prueba para su arresto fue realizada a la tía de una niña retenida. Crédito: GUILLERMO ARIAS | AFP / Getty Images

La crisis migratoria que se vive en México y Centroamérica ha sido aprovechada por personas sin escrúpulos que abusan de la necesidad de las personas, convirtiendo en un negocio la vida de los demás. Así ocurrió con el mexicano Manuel Ochoa-Vásquez, quien traficaba migrantes y extorsionaba a sus familias para obtener dinero.

Tras el arresto del hombre de 39 años, el cual se logró después de un año de investigación, se filtraron algunas de las llamadas telefónicas que fueron clave para atraparlo, en ellas se puede ver la crueldad que el hombre mostraba para amedrentar a los familiares de los migrantes que tenía a su cargo ya en territorio estadounidense.

Univision Noticias tuvo acceso a las llamadas, una de ellas fue realizada a la tía de una niña, a quien tenía en una casa de seguridad de Phoenix, Arizona. El sujeto le exige a la mujer dinero, la amenaza diciendo que ya hay quien la compre y que si no entregan lo que pide la venderá, ella le dice que su cuñado aún no consigue el dinero y suplica que no le hagan nada a la menor, pero las amenazas continúan.

“Le voy a dar una hora más, señora. Una hora más. Si usted no me contesta, ya no se preocupe porque voy a vender a la niña. Se lo digo muy claro: una hora más”.

Para ejercer más presión sobre la familia de la niña, les dijo que ya no estaba con las demás personas, que la había llevado a un lugar en el cual estaba sola, esperando a que pagaran el dinero, en caso contrario lanzó una amenaza: “si ellos me pagan se la pueden llevar”, dijo refiriéndose a una red de traficantes sexuales. La conversación ocurrió el 10 de diciembre de 2019.

Justo un año y medio después Ochoa-Vásquez fue arrestado, las autoridades revisaron todos sus escondites y lograron rescatar a 54 migrantes, así como asegurar diversas armas, municiones y libretas que registraron los traslados de más de 7,000 migrantes.

Recientemente fue sentenciado por el juez federal de distrito John C. Hideraker a una pena de 96 meses de prisión, seguida de 3 años de libertad supervisada, por su papel de gestión en una conspiración criminal para albergar y transportar a miles de migrantes.

Junto al hombre fueron detenidos 14 de sus cómplices, incluida su pareja Fabiola Flores Gálvez, todos desempeñaban distintas funciones dentro de la organización criminal. En tanto, los migrantes eran retenidos hasta que se pagaba el dinero que exigían.

Para obligarlos a quedarse les quitaban sus teléfonos celulares, además los despojaban de sus ropas y zapatos -a base de mentiras- para evitar que escaparan y así poder cobrar el dinero de la extorsión.

Sigue leyendo:
Un mexicano murió tras pasar tres días perdido en la frontera de Texas.
Migrantes en Texas rechazaron viajar en vuelos promovidos por Florida tras temor de que fueran de narcotraficantes.

En esta nota

Arizona Inmigrantes en EEUU trafico de personas

Suscribite al boletín de Política

Recibe gratis las noticias de política e inmigración diariamente en tu email

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y Google Política de privacidad y Se aplican las Condiciones de servicio.

¡Muchas gracias!

Más sobre este tema
Contenido Patrocinado
Enlaces patrocinados por Outbrain