Agente del Sheriff en Palmdale es asesinado a ‘sangre fría’ en una emboscada

Autoridades dijeron que se utilizarán todo tipo de recursos para atrapar al individuo que le quito la vida al agente Ryan Clinkunbroomer

El alguacil Ryan Clinkunbroomer murió a tiros en Palmdale.

El alguacil Ryan Clinkunbroomer murió a tiros en Palmdale. Crédito: Departamento del Sheriff del Condado de Los Ángeles | Cortesía

Nuevamente hay luto entre las autoridades del Departamento del Sheriff del Condado de Los Ángeles (LASD), después que en la noche del sábado asesinaran a sangre fría, de un balazo en la cabeza, el alguacil Ryan Clinkunbroomer.

El joven víctima le acababa de dar el anillo de compromiso a su prometida y se iban a casar próximamente.  

El gobernador Gavin Newsom y la gobernadora interina Eleni Kunalakis lamentaron “la horrible, desmesurada e impactante perdida del oficial Ryan Clinkunbroomer”.

El oficial de 30 años de edad, era un agente de tercera generación en las fuerzas del orden. Su padre y su abuelo también habían sido oficiales.

El asesinato ocurrió poco después de las 6:00 de la tarde, cerca de la estación del Sheriff, en Sierra Highway, al este de la avenida Q, en Palmdale.

Un automóvil que seguía al agente se le emparejó por la izquierda cuando detuvo su patrulla. Desde una corta distancia disparó a quemarropa, directamente a la cabeza de Clinkunbroomer, quien se desplomó sobre el volante de su patrulla. Fue transportado al Antelope Valley Medical Center donde pereció horas después.

Según el jefe del Sheriff Robert Luna, el oficial fue emboscado, baleado y asesinado sin sentido.

“Quiero informarle a nuestra comunidad que el oficial [Ryan] Clinkunbroomer dejó a su familia esta noche para servir a nuestra comunidad. Puso todo en juego para servirnos. Llevaba su uniforme como los demás agentes lo usan y conducen una patrulla, y esta noche [el sábado] fue asesinado sin sentido”, dijo Luna en su cuenta de Twitter

Clinkunbroomer tenía 30 años de edad, de los cuales ocho fueron de servicio al LASD. Trabajó en las comunidades de Palmdale y el Valle del Antílope “con absoluta distinción”, dijo Luna.  Fue transferido a la estación en Palmdale, en julio de 2018, donde, en los últimos 18 meses se desempeñaba como oficial de entrenamiento de campo.

La semana pasada Kim Etzel Clinkunbroomer, la madre del oficial asesinado, publicó fotos de su hijo y su prometida en Instagram con el mensaje: “Estamos muy emocionados de sumarnos a nuestra familia. Felicitaciones a nuestro hijo Ryan y a su prometida, Brittany”.

A nombre de todos los hombres y mujeres que arriesgan sus vidas todos los días en el cumplimiento de su deber, la Asociación de Sheriffs Adjuntos del condado de Los Ángeles (ALASD), su vicepresidente, Richard Pippin, dijo que el oficial Ryan Clinkunbroomer y su familia son una parte integral de la esencia misma del Departamento del Sheriff de Los Ángeles.

“Este desgarrador asesinato llega hasta lo más profundo de nuestro ser. No hay palabras que puedan expresar adecuadamente la profunda condena que sentimos por los cobardes que cometieron este acto atroz y los estragos devastadores que han causado en la familia Clinkunbroomer”, manifestó el dirigente de ALASD.

Por la noche del sábado, agentes del orden escoltaron el cuerpo del oficial caído a la oficina del médico forense del condado de Los Ángeles, envuelto en la bandera de los Estados Unidos.

La muerte de Clinkunbroomer se suma al asesinato a tiros del sargento Steve Owen, de 53 años, un veterano de la estación Lancaster que trabajó allí por 29 años y fue abatido mientras investigaba un robo el 5 de octubre de 2016.

El 28 de julio pasado, Alejandro Martínez sucumbió a las heridas que le causó ocho meses antes, Nicholas Joseph Gutiérrez, de 22 años, de Diamond Bar, quien lo atropelló junto con decenas de colegas cuando manejaba en sentido contrario. El accidente sucedió muy cerca del centro de capacitación policial STARS Explorer Academy, en la estación del Sheriff en la ciudad de Whittier. Supuestamente, Nicholas Joseph Gutiérrez, se había quedado dormido al volante.

Y, el 6 de febrero de 2018, el agente Steve Belanger murió por la herida de bala que sufrió el 10 de diciembre de 1994, cuando fue emboscado mientras realizaba una parada de tráfico en Rowland Heights. Belanger permaneció bajo constante atención médica y estuvo confinado a una silla de ruedas, hasta su fallecimiento.

Además de numerosas agencias policiacas, autoridades de gobierno se pronunciaron por la muerte del alguacil Ryan Clinkunbroomer, junto a la estación de Palmdale.

La presidente de la Junta de Supervisores, Janice Hahn catalogó de “cobarde” al asesino que aún está prófugo.

“Urge llevarlo a la justicia”, dijo Hahn, quien prometió “aplicar todos los recursos necesarios del condado para identificar a este asesino y apoyar a nuestros agentes tras este cruel ataque”.

El fiscal de distrito del condado, George Gascón extendió su pésame a familiares, amigos y colegas del agente Clinkunbroomer, quien hizo el último sacrificio el sábado en el cumplimiento del deber.

“Lamentamos la pérdida de un oficial dedicado y valiente, cuyo compromiso inquebrantable era defender la ley y garantizar la seguridad de nuestra comunidad. Nunca lo olvidaremos”.

Por su parte, Michel Moore, jefe de la policía de Los Ángeles, escribió en X: “Esta noche oramos… Bienaventurados los pacificadores”.

En esta nota

Policia Sheriff

Suscribite al boletín de Los Ángeles

Recibe gratis las noticias más importantes de Los Ángeles diariamente en tu email

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y Google Política de privacidad y Se aplican las Condiciones de servicio.

¡Muchas gracias!

Más sobre este tema
Contenido Patrocinado
Enlaces patrocinados por Outbrain