Asistentes estudiantiles de Cal State University ganan derecho a formar sindicato

Son alrededor de 20,000 los que laboran en los diferentes campus de la Universidad Estatal de California

Forman trabajadores estudiantes de CSU un sindicato. (Cortesía)

Forman trabajadores estudiantes de CSU un sindicato. (Cortesía) Crédito: Cortesía

Los estudiantes que trabajan dentro de los campus de la Universidad Estatal de California (CSU) ganaron su derecho a votar para sindicalizarse, con lo que han puesto el escenario para crear el sindicato estudiantil universitario más grande de la historia de Estados Unidos.

Los estudiantes de licenciatura y posgrado serán parte del Sindicato de Empleados de la Universidad Estatal de California (CSUEU) como Diana Pérez, estudiante de la maestría en historia de Cal State en Los Ángeles, quien votó a favor del sindicato porque como trabajadores del archivo de la biblioteca no tiene acceso a recibir ninguna prestación laboral.

“A los estudiantes que trabajamos en la universidad, nos llaman asistentes estudiantiles, ganamos el salario mínimo y no tenemos beneficios como días de enfermedad”, dice Diana, quien además tiene otro segundo empleo cuidando a personas con discapacidad para poder sacar para sus gastos.

“Tener dos empleos no me permite dedicarme de tiempo completo a mis estudios y me llevará más tiempo graduarme. A veces me atraso en la escuela porque tengo que enfocarme en mi trabajo”, dice.

Diana Pérez trabaja como asistente estudiantil en Cal State Los Ángeles. (Cortesía)

Por estas razones es que Diana está a favor de que todos los estudiantes de Cal State University que trabajan en los campus, tengan un sindicato que luche por sus derechos.

Leah Baker, estudiante de CSU Monterey Bay, quien trabaja en el departamento de Tecnología de la Información (IT), consideró que con un sindicato para los estudiantes trabajadores, las promesas de la universidad para ellos, el personal y los californianos serán sostenidas cuando tengan un asiento en la mesa. Y como consecuencia, los líderes de CSU serán más responsables.

La mayoría de los estudiantes que hacen su carrera, trabajan en diferentes departamentos de sus campus, ganando el salario mínimo, pero no tienen seguro de salud ni derecho a días de enfermedad.

De acuerdo a líderes sindicales, la CSU ha transferido mucho del trabajo que hace el personal sindicalizado a los estudiantes trabajadores que ganan salarios más bajos, tienen menos beneficios y solo les permiten trabajar 20 horas por semana.

Así que cansados de ser mal pagados y no ser apreciados, en abril, los asistentes estudiantiles presentaron una petición y recogieron más de 8,500 firmas para pedir una elección sindical.

La Junta Pública de Relaciones Laborales de California certificó que los estudiantes consiguieron cumplir con los requisitos para formar el sindicato estudiantil más grande en la historia de Estados Unidos.

“Con una elección sindical exitosa para los estudiantes trabajadores, el CSUEU será uno de los sindicatos de personal de apoyo más grandes en una universidad pública”, dijo Catherine Hutchinson, presidenta de CSUEU, que representa a 16,000 miembros del personal de apoyo que son la columna vertebral operativa de la CSU, trabajando en tecnología de la información, atención médica, oficina, apoyo administrativo, operaciones del campus, terrenos y conserjería.

“Juntos, lucharemos por mayores inversiones en educación superior, porque creemos en la misión de CSU de aumentar la movilidad económica y social para todos los californianos”.

Colin Culver de SDSU en una manifestación a favor del sindicado en CSU Dominguez Hills. (Cortesía)

A los estudiantes se les unió en su anuncio el Superintendente de Instrucción Pública del Estado, Tony Thurmond, quien también se desempeña como miembro de oficio de la Junta Directiva de CSU. 

“La Universidad Estatal de California es más fuerte hoy porque los estudiantes se están levantando para mantener el sistema universitario fiel a su misión de abrir las puertas de la educación superior y un futuro sólido a todos los estudiantes, sin importar su origen”, dijo Thurmond. “Recomiendo encarecidamente a los líderes de CSU que respeten la decisión de la junta estatal y acepten una elección rápida y justa para sus asistentes estudiantiles”.

La campaña de organización de los asistentes estudiantiles se produce en medio de una ola de organización sindical encabezada por líderes jóvenes que están remodelando y revitalizando el movimiento sindical. 

Como dijo a Bloomberg Law, William Herbert, director ejecutivo del Centro Nacional para el Estudio de la Negociación Colectiva en la Educación Superior y profesor de Hunter College-City University de Nueva York: “La ola de sindicalización entre esta generación puede afectar al propio movimiento laboral”.

 Asitentes estudiantiles de CSUN. (Cortesía)

La asistente estudiantil Diana dijo que desde los baristas de Starbucks hasta los escritores de Hollywood, todos hemos sido testigos del poder de los trabajadores que se unen para luchar por lo que es correcto”.

 “Cuando los asistentes estudiantiles y los trabajadores de CSUEU se unen, nada nos impide crear una universidad responsable y accesible para todos los californianos”.

La Generación Z, o los estadounidenses nacidos después de 1997, no sólo son la generación más prosindical que existe hoy en día, sino que su creencia en el poder de la unión de los trabajadores supera incluso la de las generaciones anteriores.

En esta nota

CSU estudiantes trabajadores sindicato

Suscribite al boletín de Los Ángeles

Recibe gratis las noticias más importantes de Los Ángeles diariamente en tu email

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y Google Política de privacidad y Se aplican las Condiciones de servicio.

¡Muchas gracias!

Más sobre este tema
Contenido Patrocinado
Enlaces patrocinados por Outbrain