Conoce las nuevas amenazas que ponen a latinos en riesgo de perder sus viviendas

Millones de dólares en ayuda hipotecaria de la era de la pandemia se agotarán antes de que siquiera sepan que existe

Latinos y afroamericanos en más riesgo de perder sus viviendas. (Getty Images)

Latinos y afroamericanos en más riesgo de perder sus viviendas. (Getty Images) Crédito: Getty Images

El programa de Alivio a la Hipoteca de California (California Mortgage Relief) ha ayudado con millones de dólares a 23,000 propietarios de vivienda, muchos de ellos latinos, a no perder sus viviendas.

Sin embargo, cuando los fondos se agoten, más propietarios de viviendas correrán más riesgo que nunca de sufrir una ejecución hipotecaria, más aún porque muchos ni siquiera saben que existe.

Durante la videoconferencia: “Nuevas amenazas a la propiedad de vivienda se dirigen a las comunidades de color – Conservar la casa familiar será más difícil que nunca”, organizada por Ethnic Media Services, abogados de derechos de vivienda y expertos en hipotecas hablaron de las amenazas que los propietarios enfrentan y lo que pueden hacer para resistir.

“Las principales amenazas que enfrentan los propietarios vulnerables son conservar la casa familiar cuando fallece un padre o abuelo; los programas de energía limpia del PACE, por sus siglas en inglés que ponen en riesgo la vivienda del prestatario si no se pagan; y las segundas hipotecas “zombis” “que persiguen a los prestatarios con facturas inesperadas y amenazas de ejecución hipotecaria”, dijo Joe Jaramillo, abogado de Housing & Economic Rights Advocates (HERA).

Señaló que el fallecimiento de un familiar propietario de una vivienda representa una amenaza cuando no hay testamento ni fideicomiso, de modo que los seres queridos tienen que pasar por un largo y costoso tribunal testamentario para heredarla, mientras que los impuestos a la propiedad, los seguros y las hipotecas se acumulan con una responsabilidad poco clara de a quien le corresponde pagar.

Jaramillo dijo que latinos y afroamericanos tienen mayores riesgos de ejecución hipotecaria debido a este problema.

Por otra parte, dijo que muchos vendedores de mejoras en las viviendas se han enfocado en californianos mayores, principalmente de las comunidades de color, a quienes les aseguran que esos trabajos se pueden hacer mediante un programa de gobierno, lo cual es falso.

“Esto ha dado como resultado que muchos propietarios han visto un incremento de sus impuestos a la propiedad, a un costo que no pueden pagar y han perdido sus casas”.

Dijo que por fortuna el programa de Alivio de las Hipotecas de California comenzó recientemente un programa piloto con un préstamo Hero (Home Energy Renovation Opportunity) que ayuda a los propietarios a financiar mejorar en el uso eficiente de la energía y el agua.

“Esperamos que este programa de Alivio de las Hipotecas pueda brindar el alivio que tanto necesitan los propietarios de viviendas que luchan por no atrasarse en sus pagos de impuestos a la propiedad e hipotecas como resultado de préstamos usureros”.

Aseguró que la clave es mantener este programa financiado para asegurar que las víctimas de los financiamientos usureros sepan cómo aplicar.

Por lo que toca a las hipotecas zombies dijo que se trata de segundos préstamos para la casa que con frecuencia son recibidos al mismo tiempo que la hipoteca principal.

“Típicamente el préstamo para la casa es dividido para evitar que los compradores tengan que dar grandes depósitos y básicamente éste se paga con el segundo préstamo. Muchos no se dan cuenta que fueron dos préstamos generalmente del mismo prestamista que les dieron para la compra de su propiedad, que se dividieron en dos, y suelen incluir términos usureros”.

Lo preocupante es que este tipo de segundos préstamos se dieron mayormente a comunidades de color en barrios de bajos ingresos antes de la crisis de la vivienda.

Agregó que desafortunadamente, las segundas hipotecas no son cubiertas por el programa de Alivio a la Hipoteca de California. 

“Estos son los préstamos más duros con los que tratamos de ayudar a la gente y junto con otros grupos estamos empujando por cambios en las políticas para que haya más información para la gente que solicita el programa PACE (Property Assessed Clean Energy)”

Rebecca Franklin, presidenta de la California Housing Finance Agency (CalHFA), recordó que el programa de Alivio de la Hipoteca se estableció en marzo de 2021 cuando el presidente Biden creó el Fondo de Asistencia a la Vivienda.

“Ofrecemos una ayuda de $80,000 que no se tiene que pagar de regreso, y que es para quienes no han podido hacer los pagos de su hipoteca debido a que enfermaron o perdieron su empleo ellos o algún miembro de la familia”.

Dijo que básicamente ayudan a la gente a ponerse al corriente con el pago de sus hipotecas y los impuestos a la propiedad.

“También podemos ofrecer ayuda con lo que llamamos reclamos parciales o modificaciones de préstamos que los propietarios celebraron en el otoño del 21”.

De manera que mediante este programa trabajan con el prestamista para tomar el saldo activo y moverlo a la parte posterior de su préstamo. 

“A esos reclamos parciales o aplazamientos los llamamos modificación de préstamo COVID”.

Franklin dijo que aquellas personas que enfrentan problemas para pagar sus cuentas de la vivienda, aún cuando no concuerde con este programa, los pueden conectar con servicios legales que los orientan con las opciones que tienen para que salven su casa.

Johanna Torres, coordinadora del programa California Rural Legal Assistance

(CRLA), dijo que los periodos de pausas para pagar las hipotecas están llegando a su fin, por lo que es importante que los propietarios se responsabilicen de hacer un plan de repago.

“Lo que hemos visto con las personas que hablan español es que tienen muchas dificultades para entender sus opciones, y muchas veces los prestamistas no les informan, por lo que no saben que tienen la alternativa de recibir una ayuda del estado de California bajo el programa de Alivio de la Hipoteca para evitar un embargo”. 

Afirmó que también están viendo muchas estafas en especial contra la gente de color de bajos ingresos.

“Las personas de habla hispana, de muy bajos ingresos, son las que tienen hipotecas inferiores a los segundos préstamos y, es muy difícil para ellas acceder a su capital en la propiedad porque, además, las tasas de interés son muy altas. Esto dificulta combinar el segundo con el primero préstamo para evitar la ejecución hipotecaria”.

Saul de la Cruz, dijo que él es parte de una familia mexicana que vinieron a Estados Unidos buscando una mejor vida, y así fue como decidieron invertir en una casa en Salinas, California que les diera seguridad.

“Conseguimos dos préstamos hipotecarios para completar el dinero que necesitábamos para comprar la casa”.

Sin embargo, el segundo préstamo se los dio la compañía Countrywide que más tarde desapareció, y luego comenzaron a recibir llamadas de otro negocio que compró la hipoteca con amenazas por haber detenido los pagos.

“Lo que pasó es que uno de nuestros préstamos si estaba regulado por la ley, pero el otro no y la compañía que compró querían hacer lo que quisieran sin mandarnos ningún reporte informativo para que incluso pudiéramos saber cuánto se le debe y poder pagar sus impuestos a la propiedad”.

Mary Day, abogada de HERA, dijo que trabaja para ayudar a los propietarios a mantener sus casas durante los tiempos de crisis.

Recordó el caso de Dany con quien ha trabajado con él, a nombre de su madre, quien sufre problemas de salud mental.

“Cuando vino a verme, la ciudad de Richmond le había impuesto una multa de $56,000 por enforzamiento de código; y tenía una deuda de impuestos a la renta asociada con eso”.

Por suerte al trabajar con la Ciudad de Richmond descubrieron que los $56,000 eran un error, que se redujo a 30,000. “Danny pudo acceder a la ayuda de $80,000 de California”

Danny Bishop, cliente de HERA, dijo que sin la ayuda que le prestó Mary no la hubiera hecho porque básicamente estaban tratando de quedarse con la casa de su madre.

“Mary realmente me ayudó. Actualmente estamos trabajando con la ciudad de Richmond para ver si podemos negociar algunas de las penalidades  para ayudar a la familia que realizó una licitación de bolsillo por más de $10,000 para liquidar sus atrasos en impuestos a la propiedad”.

En esta nota

Hipotecas

Suscribite al boletín de Los Ángeles

Recibe gratis las noticias más importantes de Los Ángeles diariamente en tu email

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y Google Política de privacidad y Se aplican las Condiciones de servicio.

¡Muchas gracias!

Más sobre este tema
Contenido Patrocinado
Enlaces patrocinados por Outbrain