Nayib Bukele generó una crisis de derechos humanos en El Salvador, revela Amnistía Internacional

En tan sólo tres años, Nayib Bukele presidente salvadoreño, generó una crisis de derechos humanos en la nación centroamericana al llenar las cárceles de personas a quienes no se les juzgó de manera adecuada, revela Amnistía Internacional

Nayib Bukele presidente salvadoreño

La estrategia establecida por el presidente Nayib Bukele para erradicar al crimen organizado en El Salvador es objeto de innumerables críticas. Crédito: Alex Peña | Getty Images

Nayib Bukele, presidente de El Salvador, ha producido una crisis de derechos humanos en la nación centroamericana al llenar las cárceles de personas a quienes no se les han respetado sus derechos, revela un reporte emitido por Amnistía Internacional.

De acuerdo con el movimiento global que trabaja por la promoción y defensa de los derechos humanos, reconocidos en la Declaración Universal de los Derechos Humanos, durante los tres últimos años de gobierno del mandatario de ascendencia palestina y convertido al islam, las autoridades salvadoreñas han cometido violaciones masivas de derechos humanos, miles de detenciones arbitrarias y violaciones al debido proceso, así como tortura y malos tratos e incluso algunas de ellas están ligadas como presuntas causas de fallecimientos de personas bajo tutela del Estado.

Erika Guevara Rosas, directora para las Américas de Amnistía Internacional, menciona que, bajo la justificación de erradicar al crimen organizado incrustado en la sociedad salvadoreña, el gobierno, la policía, las fuerzas armadas y el sistema judicial, están incurriendo en graves faltas hacia los derechos de los ciudadanos.

“Como supuesta medida de castigo contra las pandillas, las autoridades salvadoreñas están cometiendo violaciones generalizadas y flagrantes de derechos humanos, y criminalizando a las personas en situación de pobreza”, expresó.

Y es que Amnistía Internacional detecta que miles de personas están siendo detenidas sin que se cumplan requisitos legales como son la existencia de una orden de aprehensión administrativa o judicial o en una situación de flagrancia.

Miles de pandilleros han sido encarcelados a la par de centenares de personas que podrían ser inocentes. (Alex Peña / Getty Images)

Además, las recientes reformas al Código Penal y el Código Procesal Penal, así como la práctica implementada por los Juzgados Especializados, la Procuraduría General y la Fiscalía entre otros, presuntamente han limitado los derechos a la defensa.

De hecho, Amnistía Internacional menciona múltiples casos en que personas son señaladas como criminales ya sea por tener tatuajes, por haber sido acusadas por un tercero de tener supuestos vínculos con una pandilla, o bien por tener a un familiar perteneciente a un grupo delictivo.

Al ser privadas de su libertad, dichas personas son presentadas en audiencia judicial donde en su mayoría resultan acusadas del delito de “agrupaciones ilícitas”, cuya pena ronda entre 20 a 30 años de prisión.

Los procesos pueden llegar a realizarse hasta en contra de 500 acusados a la vez y son resueltos de forma sumaria.

Al respecto, Guevara Rosas enfatiza que tener a tantas personas encarceladas y condenadas no sería posible en el corto tiempo en que se han dado sus detenciones, pues eso evidencia que no se respetó el debido proceso.

La detención y procesamiento penal sin las debidas garantías judiciales de más de 35 mil personas en menos de tres meses no habría sido posible si las instancias de justicia cumplieran su mandato. En cambio, están actuando como cómplices de una política de seguridad ordenada desde el más alto nivel, que pisotea derechos humanos irrenunciables, asumiendo como un mal necesario el procesamiento y encarcelamiento generalizado e injusto de personas en situación de pobreza”, concluyó.

Sigue leyendo:

* Qué se sabe de la guerra de Bukele contra la corrupción en El Salvador para la que construirá una nueva cárcel

* Nayib Bukele pide a Fiscalía que “investigue” a su Gobierno a pocos días de dejar su cargo en busca de la reelección

* “Apostarle a una estrategia de mano dura como la de Bukele en El Salvador puede lanzar a los países de América Latina a esquemas autoritarios, incluso a dictaduras”

En esta nota

Amnistía Internacional derechos humanos El Salvador Nayib Bukele

Suscribite al boletín de Noticias

Recibe gratis las noticias más importantes diariamente en tu email

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y Google Política de privacidad y Se aplican las Condiciones de servicio.

¡Muchas gracias!

Más sobre este tema
Contenido Patrocinado
Enlaces patrocinados por Outbrain