Comunidad árabe-americana:‘Es importante que nuestros representantes nos escuchen’

Activistas coinciden en la importancia de hablar de la situación que viven los palestinos por muy incómodo que parezca, el objetivo es educar a la gente, evitar más crímenes de odio y que se extiendan las narrativas falsas

Mirvette Judeh (i) con sus dos hijas Salma y Ayah con sus keffiyehs puestos.

Mirvette Judeh (i) con sus dos hijas Salma y Ayah con sus keffiyehs puestos.  Crédito: Mirvette-Judeh | Cortesía

Incidentes de odio están creciendo hacia la comunidad árabe-americana en los Estados Unidos como el tiroteo de tres jóvenes de ascendencia palestina en Vermont hace unas semanas y la cuchillada de dos personas en que un niño de seis años falleció en Illinois.

De acuerdo con un reporte de NBC News, un profesor de Hisham Awartani, una víctima del tiroteo en Vermont, compartió una carta de su estudiante Awartami en una vigilia en el campus de la Universidad Brown.

“Este horrible crimen no ocurrió en el vacío. Por mucho que aprecio el amor de cada uno de ustedes aquí hoy, no soy más que una víctima en un conflicto mucho más amplio”, decía la carta de Awartani. “Si me hubieran disparado en el West Bank, donde crecí, los servicios médicos que me salvaron la vida aquí probablemente habrían sido retenidos por el ejército israelí. El soldado que me habría disparado volvería a casa y nunca sería condenado”.

El mes pasado un anuncio de servicio público del Departamento de Seguridad Nacional (DHS) y la Oficina Federal de Investigaciones (FBI) explicó, “a medida que continúa el conflicto entre Israel y Hamás, hemos visto un aumento en los informes de amenazas contra comunidades e instituciones judías, musulmanas y árabes”. 

Hace tres semanas Mirvette Judeh, que se identifica como árabe-americana y musulmana-americana, junto con su padre, Mohammed Judeh, se preparó para ir de compras en la tienda Costco. 

Judeh se puso una keffiyeh (bufanda), que es una toca árabe que representa la nacionalidad Palestina, que normalmente se pone, pero su padre se preocupó de ella por los incidentes recientes de odio contra los palestinos. 

“En términos generales, lo uso [la keffiyeh] e incluso durante otros conflictos, lo he usado sin preocuparme de que alguien vaya a atacarme”, dijo Judeh. “Esta vez reconozco que usarlo, al igual que esos tres estudiantes universitarios que recibieron disparos, es peligroso”.

Para Judeh es importante que sus hijas entiendan la importancia de no tener miedo de expresar su cultura, entonces ella y su hija se pusieron keffiyeh y el padre de Judeh se animó a ponerse una gorra de palestina. 

Judeh tiene varios años de educar a la gente en los espacios políticos y abogar por temas que ella siente que están marginados o que ni siquiera son escuchados en el condado de Orange. Agrega que ahorita lo mejor que uno puede hacer es tener conversaciones incómodas para educar a la gente sobre lo que está sucediendo en Palestina.

“No huyo de las conversaciones porque cuando haces eso, permites que la narrativa continúe. Nuestras conversaciones con la gente nos humanizan”, dijo Judeh. “Creo que si hablas con la mayoría de la gente, desmantelarás algunas de esas narrativas falsas difundidas por los medios y nuestro gobierno”. 

Judeh agregó que una de las cosas que aprecia mucho durante estos tiempos es el apoyo de otras comunidades como la comunidad latina en la ciudad de Santa Ana.

Explicó que la comunidad Latina ayuda con educación a la ciudad sobre lo que está pasando en Palestina y también está liderando el camino para hacer resoluciones con el gobierno de la ciudad de Santa Ana.

Aunque actualmente se han notado varias historias sobre los incidentes de odio hacia la comunidad de árabe-americana en reportes del gobierno federal en los Estados Unidos, históricamente los datos de incidentes de odio han sido sub-reportados.

De acuerdo con el Instituto Árabe Americano (AAI), todavía hay un número significativo de jurisdicciones que aún no envían datos sobre delitos de odio al FBI debido a la transición de un nuevo sistema de notificación, el Sistema Nacional de Notificación Basado en Incidentes (NIBRS) que ha estado en marcha durante años.

“Además de que las comunidades no informan lo suficiente, los datos publicados por el FBI son preocupantemente incompletos…”, dijo la directora ejecutiva de AAI Maya Berry. “Además de las jurisdicciones participantes, casi una cuarta parte no presentó datos sobre delitos de odio al FBI en 2022”.

Rashad Al-Dabbagh, director ejecutivo del Consejo Cívico Árabe Americano, explicó que la comunidad árabe-americana no ha podido tener estadísticas relevantes ya que en el censo de los Estados Unidos tienen que seleccionar la opción de blanco.

“Estamos trabajando para lograr una designación para el Medio Oriente y el Norte de África (MENA) en el censo y también a nivel estatal, para que podamos tener esos datos y para que los árabe-estadounidenses puedan tener el estatus de minoría que tienen otras comunidades”, dijo Al-Dabbagh.

Agregó que actualmente la comunidad no tiene datos específicos para el número de arabe-americanos con COVID. 

Al-Dabbagh, un inmigrante nacido en Jeddah, Arabia Saudita, de padre palestino y madre libanesa-armenia, es un apasionado organizador comunitario y creo el Consejo Cívico Árabe Americano.

Este Consejo se ha involucrado en luchar para la comunidad en asuntos como la prohibición musulmana bajo la presidencia de Trump, inmigración y también para agarrar la designación de “Pequeña Arabia” en una sección en el oeste de Anaheim donde hay una comunidad grande de restaurantes y tiendas propiedad de inmigrantes árabes.

Al-Dabbagh dijo que la organización actualmente está enfocada en educar a la comunidad en cómo comunicarse con sus representantes para hacer un llamado a un alto el fuego en Palestina.

“Muchos de nuestros residentes locales son palestinos y tienen familias en Palestina, Gaza, el West Bank y otros lugares que se ven directamente afectadas por lo que está sucediendo”, explicó Al-Dabbagh.

“Por eso es importante que nuestros representantes nos escuchen para hacer todo lo que podamos aquí en el sur de California”. 

Esta publicación cuenta con el apoyo de fondos proporcionados por el estado de California, administrados por la Biblioteca del estado en asociación con el Departamento de Servicios Sociales de California y la Comisión de Asuntos Americanos de Asia y las Islas del Pacífico de California como parte del programa Stop Hate. Para denunciar un incidente de odio o un crimen de odio y obtener apoyo, visite https://www.cavshate.org/.

En esta nota

Palestina

Suscribite al boletín de Los Ángeles

Recibe gratis las noticias más importantes de Los Ángeles diariamente en tu email

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y Google Política de privacidad y Se aplican las Condiciones de servicio.

¡Muchas gracias!

Más sobre este tema
Contenido Patrocinado
Enlaces patrocinados por Outbrain