El congreso tiene una forma bipartidista de reducir los precios de los medicamentos

Hay varios proyectos de ley bipartidistas que se han presentado este año para reducir el costo de los medicamentos

Día Mundial de la Diabetes 2023: qué puedes hacer para prevenirla

El costo de los medicamentos para la diabetes son muy altos. Crédito: Montri Thipsorn | Shutterstock

A estas alturas, todos conocen la disfunción en el congreso. En las últimas semanas, hemos visto el drama en torno al presidente de la cámara de representantes y la continua amenaza de cierre del gobierno.

Aunque estoy seguro de que demócratas y republicanos encontrarán muchas más formas de pelear entre ellos, solo quedan unas pocas semanas en este período para que el congreso se una y aborde algo que los votantes de ambos partidos ven como una alta prioridad: el alto costo de los medicamentos recetados que sigue siendo una carga para demasiados estadounidenses. Ha llegado el momento de que el congreso promulgue reformas bipartidistas y completas de los Administradores de Beneficios de Farmacia (PBMs, por sus siglas en inglés).

Si no sabe sobre los PBMs, ya es hora de que aprenda. ¿Por qué? Porque los PBMs son los actores detrás de escena que mantienen el costo de los medicamentos recetados artificialmente alto para favorecer sus propias ganancias.

El papel de los PBMs solía tener sentido: ayudar a empleadores, planes de salud, sindicatos laborales y estados individuales a negociar directamente con los fabricantes de medicamentos. Se suponía que debían crear ahorros al negociar en grandes cantidades para ayudar a mantener los costos bajos. Sin embargo, está claro que los PBMs no negocian por los pacientes o los empleadores. En cambio, negocian lo que sea que les ayude a obtener la mayor ganancia.

Según la Liga Nacional de Consumidores, “los PBMs ahora obtienen las tasas más altas de ganancias de cualquier corporación en la cadena de suministro de medicamentos recetados, incluso más que las compañías que fabrican los medicamentos a los que les están ayudando a distribuir”.

Estas ganancias se pueden ver en cómo los PBMs manejan los descuentos para la insulina.

El Centro Schaeffer de la USC señaló en un estudio en el 2022 que “la investigación muestra que entre el 2014 y 2018, el precio neto recibido por los fabricantes disminuyó un 31%, reducido por los PBMs. Durante ese tiempo, el gasto total por cada 100 ml de insulina no ha cambiado; lo que significa que aunque los PBMs están negociando descuentos con los fabricantes, no están trasladando esos ahorros a los pacientes. De hecho, por cada $100 gastados en insulina en el 2014, los fabricantes recibieron $70, mientras que los intermediarios en la cadena de suministro, incluidos los PBMs, recibieron $30. Para el 2018, la parte del fabricante había disminuido a $47 y la parte de los intermediarios había aumentado a $53”.

En otras palabras, los PBMs que se supone que están negociando ahorros para los pacientes en realidad obtienen más ganancias de las recetas de insulina que los propios fabricantes.

Pero el congreso ya conoce los problemas con los PBMs, ya que han celebrado innumerables audiencias sobre sus esquemas. Ahora es el momento de que el congreso aborde el papel de los PBMs tanto en el mercado de seguros comerciales como en el vital programa de medicamentos recetados para personas mayores del gobierno, Medicare Parte D. Necesitamos una legislación integral para romper el vínculo entre el precio de los medicamentos y los ingresos de los PBMs, y asegurar que los descuentos se pasen a los pacientes.

Hay varios proyectos de ley bipartidistas que se han presentado este año: el Acta de Ayuda para Garantizar Menores Copagos (H.R. 830), el Acta de Protección de los Pacientes contra los Abusos de los PBM (H.R. 2880), el Acta de los Pacientes Antes que los Intermediarios (PBM) (S. 1967) y el Acta para Compartir los Ahorros con los Ancianos (H.R. 5376), que abordan diferentes facetas del mercado de seguros y las prácticas comerciales de los PBMs.

Hay un impulso considerable para la acción, y necesitamos que los representantes del congreso del sur de California de ambos partidos, especialmente aquellos que forman parte de comités con jurisdicción sobre los PBMs, como los representantes Nanette Barragán, Tony Cárdenas, Jay Obernolte, Dr. Raul Ruiz, Linda Sánchez y Michelle Steel, utilicen sus posiciones en el comité y defiendan la acción del congreso sobre los PBMs por el bien de los pacientes.

Esto no es un problema demócrata o republicano. Es un problema que nos afecta a todos, especialmente a los diabéticos y a otras personas con enfermedades crónicas. Necesitamos la ayuda del congreso.

Randy Muñoz es el co-fundador de la Asociación Latina de Diabetes, una organización que trabaja para abordar el rápido aumento de la diabetes tipo 2 y la obesidad entre las familias y nuestros jóvenes, y para llenar un vacío en los servicios preventivos de salud para esta población al proporcionar educación gratuita sobre prevención y autocontrol.

En esta nota

Salud

Suscribite al boletín de Noticias

Recibe gratis las noticias más importantes diariamente en tu email

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y Google Política de privacidad y Se aplican las Condiciones de servicio.

¡Muchas gracias!

Más sobre este tema
Contenido Patrocinado
Enlaces patrocinados por Outbrain