Falta de acción en cambio climático pone en riesgo aprendizaje en escuelas de Los Ángeles

A pesar de que el Distrito Escolar Unificado de Los Ángeles es tan grande, la falta de acción ante el cambio climático ha puesto a nuestras escuelas en una posición difícil para el aprendizaje de nuestros hijos

El 38% de los estudiantes en California asisten a escuelas públicas.

El 38% de los estudiantes en California asisten a escuelas públicas. Crédito: ROBYN BECK | AFP / Getty Images

Los calores que sufrimos a principios de año escolar dejaron su marca. Con temperaturas tan altas, muchos estudiantes se sintieron mareados. Otros padecieron de asma, eczema, deshidratación y otros males. Y es que, a pesar de que nuestro distrito escolar es el segundo distrito público más grande del país, la sencilla realidad del cambio climático es que hace demasiado calor.

Nuestras escuelas pertenecen al Distrito Escolar Unificado de Los Ángeles (o LAUSD por sus siglas en inglés). A pesar de ser un distrito tan grande, la falta de acción ante el cambio climático ha puesto a nuestras escuelas en una posición difícil para el aprendizaje de nuestros hijos. Esta generación de estudiantes está luchando una batalla cada vez más difícil por su futuro.

Desafortunadamente, estas experiencias dentro del LAUSD no son una excepción. En este momento, se estima que el 38% de los estudiantes en California asisten a escuelas públicas que no cumplen con los estándares básicos de las instalaciones. Nuestros estudiantes y profesores necesitan espacios donde puedan concentrarse plenamente en el importante trabajo de aprender, enseñar, crecer y soñar, en lugar de tratar de simplemente sobrevivir a la crisis climática.

El Nuevo Trato Ambiental para las Escuelas Públicas, mejor conocido en inglés como Green New Deal for Public Schools, presentado en septiembre por el congresista Jamaal Bowman y el senador Ed Markey, propone soluciones urgentes que ameritan apoyo. El proyecto de ley invertiría $1,600 millones en 10 años para transformar la educación pública, creando 1.3 millones de empleos y reduciendo 78 millones de toneladas métricas de emisiones de carbono cada año. Esto no solo significaría una enorme inversión en la infraestructura y los entornos de aprendizaje de nuestras escuelas, sino que representaría una continuación significativa del trabajo que nuestras comunidades ya han comenzado.

Por medio de Reclaim Our Schools LA, una coalición de maestros sindicalizados, trabajadores escolares sindicalizados, estudiantes, padres y miembros de la comunidad, el sindicato de maestros de Los Ángeles (UTLA) ganó la lucha por un contrato histórico con LAUSD que implementa aspectos múltiples del Green New Deal for Public Schools. Lograr que se incluyeran políticas públicas de resiliencia climática en el último contrato fue una clara demostración de las propuestas compartidas de educadores, padres y estudiantes, todos los cuales entienden la importancia de abordar el cambio climático.

Nosotras, una maestra y miembro de UTLA y madre de una estudiante en el LAUSD, participamos en el comité de negociación y ayudamos a redactar el borrador de las propuestas de escuelas ecológicas, respectivamente. Ambas luchamos arduamente junto a miles de educadores y nuestras comunidades para ganar este acuerdo. El acuerdo 2022-2026 de UTLA incluye planes para áreas verdes, paneles solares, alfabetización climática con un enfoque en la justicia racial, asociaciones industriales para que los estudiantes ingresen a empleos proambientales, autobuses escolares eléctricos, transporte público gratuito para los estudiantes, y más.

Este acuerdo fue un primer paso necesario que se logró con mucho esfuerzo, pero no es suficiente. Necesitamos mayores inversiones a nivel nacional, que es exactamente la razón por la que el Green New Deal for Public Schools es tan crucial en el futuro.

Nuestros estudiantes están viviendo la peor parte de la crisis climática. También vemos que sus futuras oportunidades de aprendizaje y vidas como adultos no estarán más seguras con medidas a medias o una respuesta sin urgencia. Necesitamos una inversión grande y coordinada como el Green New Deal for Public Schools para dar a todos los estudiantes la oportunidad de aprender y crecer en escuelas y comunidades que estén bien equipadas para un mundo que cada día se calienta más.

(*) Wendi Davis, maestra en la Patrick Henry Middle School y miembro de UTLA y Antonieta Garcia, madre de estudiante en el LAUSD y miembro de Reclaim Our Schools LA.

En esta nota

Cambio climático

Suscribite al boletín de Noticias

Recibe gratis las noticias más importantes diariamente en tu email

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y Google Política de privacidad y Se aplican las Condiciones de servicio.

¡Muchas gracias!

Más sobre este tema
Contenido Patrocinado
Enlaces patrocinados por Outbrain