Cierran escuela de derecho enfocada en estudiantes de color y bajos ingresos

La Barra de Abogados de California le quita el registro al People’s College of Law (PCL) que funcionaba desde hace 50 años

Estudiantes y aliados protestaron contra el cierre de la escuela de leyes The People's of Law College en Los Ángeles. (Cortesía Tessie Borden)

Estudiantes y aliados protestaron contra el cierre de la escuela de leyes The People's of Law College en Los Ángeles. (Cortesía Tessie Borden) Crédito: Cortesía

Tras casi 50 años de servir a la comunidad de color y de bajos ingresos en Los Ángeles, la escuela de leyes People’s College of Law (PCL) cerró sus puertas, luego de que la Barra de Abogados de California le revocó el registro.

“Esto no se termina aquí, vamos a pelear para que el PCL se reabra ya que durante 50 años fue una alternativa para los estudiantes que no podían darse el lujo de ir a las escuelas de leyes tradicionales y terminar con una deuda de $200,000”, dijo Angela Sanbrano, graduada como abogada de People’s College of Law (PLC), quien es presidenta de la junta directiva de CARECEN.

El cierre del PCL se confirmó el jueves 14 de diciembre luego de una audiencia entre examinadores de la Barra de Abogados y la directora de la escuela de derecho PCL.

“Fue una victoria parcial porque conseguimos que dejaran graduarse y presentar su examen en la Barra de Abogados a dos de los estudiantes que terminan sus estudios en mayo, pero los cinco alumnos restantes se quedarán en el limbo”, dijo Sanbrano.

Vigilia y protesta contra el cierre de la escuela de leyes People’s College of Law. (Cortesía Tessie Borden)

Aunque la Barra de Abogados prometió apoyar a esos estudiantes para que se transfirieran a otras escuelas, no sabemos cómo va a ser el proceso, agregó.

El People’s College of Law fue establecido por la National Lawyers Guild, La Raza Law Students Association y National Black Lawyers en 1974.

Algunos de los políticos latinos más importantes que se han graduado de PCL son además de Sanbrano, la senadora María Elena Durazo, el exalcalde Antonio Villaraigosa, el exconcejal y exsenador Gil Cedillo, el director de UCLA Labor Center, Kent Wong y la jueza retirada de la Corte Superior, Teresa Sánchez Gordon.

“A diferencia de las escuelas de leyes tradicionales, el PCL solo cobraba alrededor de $5,000 al año”, observó Sanbrano.

Y recordó que los problemas para esta escuela de leyes comenzaron en el 2020 cuando la Barra de Abogados la puso a prueba porque estaban violando varios requisitos.

“La escuela empezó a trabajar para cumplir con sus demandas, pero con la pandemia las cosas se complicaron ya que tuvieron que cambiar las clases presenciales al modo virtual”.

Pero pese al esfuerzo realizado para satisfacer las demandas establecidas, la Barra de Abogados decidió revocar el registro.

“Es injusto, pero se va a seguir trabajando en lo administrativo para cumplir con los requisitos y que el PCL pueda reabrir en un futuro”.

Sanbrano precisó que a diferencia de otras escuelas de leyes, cuyos  graduados se ven obligados a ir a trabajar a una corporación para poder pagar la masiva deuda estudiantil con la que salen, el enfoque de lPCL siempre fue que sus egresados pudieran prestar sus servicios a la comunidad en organizaciones no lucrativas, derechos civiles, políticas públicas, servicios de migración, cortes criminales, pequeños reclamos, entre otras área.

Angela Sanbrano, una de las graduados de People College of Law. (Photo by Aurelia Ventura/La Opinion)
Crédito: Aurelia Ventura | Impremedia/La Opinion

La versión de la Barra de Abogados

En una medida única en su tipo, el Comité de Examinadores de la Barra de Abogados del Estado de California informó que votó para retirar el registro al People’s College of Law a partir del 31 de mayo del 2024, y poner fin a su autoridad para otorgar títulos.

De acuerdo a un comunicado de la Barra de Abogados, el PCL es una facultad de derecho registrada no acreditada con un historial de problemas de incumplimiento durante un periodo de 15 años.

“A pesar de los repetidos intentos de la Barra de Abogados del Estado por ayudar a la escuela a cumplir, el PCL no logró mantener un programa de educación jurídica que cumpla con las normas”, indicaron.

Leah Wilson, directora ejecutiva de la Barra Abogados del Estado, dijo que siempre ofrecen trabajar con las facultades de derecho bajo su autoridad regulatoria para que cumplan con los requisitos legales a fin de mantener la licencia en California.

“Nuestro encargo es establecer requisitos mínimos y proteger los intereses de la calidad de la educación y las posibilidades de éxito de los estudiantes de derecho de California”. 

Señaló que cuando una facultad de derecho continuamente no alcanza esa marca durante un largo período de tiempo, esto afecta negativamente a los estudiantes.

“La protección del consumidor demanda que exijamos que las escuelas cumplan con los estándares. Apreciamos la historia del People’s College of Law y agradecemos a sus partidarios que hablaron apasionadamente en su nombre, pero simplemente no podemos eludir nuestras responsabilidades y no proteger a los consumidores de educación jurídica”.

Si bien Wilson dijo que el personal había recomendado que el registro de la escuela se cancelara de inmediato, la Barra de Abogados preocupada por los siete estudiantes restantes de la escuela, fijó la fecha de terminación para el 31 de mayo de 2024. 

“Aquellos que no hayan completado su educación jurídica para entonces (se anticipa que serán cinco estudiantes), necesitarían transferirse a otra escuela o participar en el programa de estudio de la Oficina Legal de la Barra de Abogados del Estado”. 

Puntualizó que el Colegio de Abogados del Estado está listo para ayudar a estos estudiantes a encontrar ubicaciones para continuar su educación jurídica. 

Muchos de los partidarios del PCL hablaron durante los comentarios públicos sobre la importancia de la diversidad de los estudiantes de la escuela. 

La Barra de Abogados del Estado respondió que están comprometidos a desempeñar de manera eficaz y cuidadosa su función como regulador de las escuelas registradas y acreditadas de California.

Y reconocieron que las escuelas de leyes registradas pueden ofrecer una barrera de entrada a la eventual práctica de la abogacía, pero los estudiantes de color representan un porcentaje significativo de su matrícula. 

Sin embargo, al citar un perfil de las facultades de derecho publicado recientemente por la Barra Estatal de Abogados, indica que aunque tienen cuerpos estudiantiles más diversos en su primer año, sus altas tasas de deserción y bajas tasas de aprobación del examen de la barra de California, muestran que la promesa de acceso que sugieren es ilusoria para la mayoría.

La senadora María Elena Durazo considera que la falta de recursos llevaron al cierre de People’s College of Law. (Cortesía Senadora Duraz)
Crédito: Cortesía

Tristeza por el cierre

La senadora María Elena Durazo confesó sentirse muy triste por el cierre de la escuela People’s College of Law.

“Me da tristeza por mi propia experiencia personal y porque era una alternativa a los altos costos que cobran las escuelas tradicionales de derecho; y porque su perspectiva era que los estudiantes aprendieran leyes y casos para aplicarlos en la comunidad trabajadora, los inmigrantes y los pobres”.

Señaló que la razón de fondo para el cierre de esta escuela tiene que ver con que People’s College of Law no pudo cumplir con todos los requisitos que le puso el estado de California por falta de recursos económicos.

“No hay el personal necesario para cumplir con los requisitos que pide la Barra de Abogados. Si tuvieran el financiamiento podría contratar gente y concluir con todo lo que piden. Así que entiende la posición de la Barra que no quiere violaciones, pero tampoco proveen los recursos y ahí es donde está el problema”.

Añadió que casi el 100% de los maestros eran voluntarios.

“Durante años contamos con maestros muy prestigiosos que donaron su tiempo”.

Dijo que hay muchos abogados que si no fuera por People’s College of Law no habrían llegado al punto en el que se encuentran en sus vidas y carreras profesionales. 

“Se han dedicado a trabajar en la vivienda para los pobres, migración, derechos laborales, y algunos de nosotros como Villaraigosa y yo que no fuimos al máximo de ejercer como abogados, el entrenamiento que recibimos, nos ha servido mucho en nuestras carreras y en nuestro compromiso con la comunidad”.

En esta nota

Inmigración

Suscribite al boletín de Los Ángeles

Recibe gratis las noticias más importantes de Los Ángeles diariamente en tu email

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y Google Política de privacidad y Se aplican las Condiciones de servicio.

¡Muchas gracias!

Más sobre este tema
Contenido Patrocinado
Enlaces patrocinados por Outbrain