Alertan contra estafas con tarjetas de regalo manipuladas

La supervisora Janice Hahn fue una de las víctimas; solicita a tiendas minoristas que protejan a sus consumidores

Janice Hahn pide a las empresas más protección para sus clientes.

Janice Hahn pide a las empresas más protección para sus clientes.  Crédito: @SupJaniceHahn | Cortesía

Frente a una farmacia CVS de San Pedro, la supervisora Janice Hahn denunció que fue víctima de estafa con una tarjeta de regalo, y pidió a tiendas minorista como Walgreens, CVS o Target, que protejan a sus propios consumidores.

En rueda de prensa, Hahn dio a conocer que la semana pasada compró una popular tarjeta de regalo Vanilla (Vanilla Gift) en un CVS para el cumpleaños de su sobrino y se agotó antes de que pudiera usarla.

“Soy afortunada”, dijo la supervisora Hahn. “Lo que perdí con esta tarjeta de regalo lo pude devolver fácilmente en efectivo a mi sobrino. Pero me preocupan las personas que apenas sobreviven y que no pueden permitirse el lujo de que les estafen”.

La estafa, conocida como “drenaje de tarjetas de regalo”, funciona de dos maneras:

Primero, los estafadores adjuntan un código de barras de una tarjeta que ya tienen a una tarjeta de regalo no vendida en una tienda.

Rubén Galván compra una tarjeta de regalo en una tienda Superior de Montebello.
Crédito: @SupJaniceHahn | Cortesía

Cuando alguien compra la tarjeta manipulada y carga dinero en ella, está enviando dinero en la tarjeta del estafador.

En el segundo caso, un estafador se adueña de los detalles de una tarjeta de regalo legítima y la vuelve a colocar en el estante de una tienda. Ese estafador puede rastrear después cuando se compra y se carga la tarjeta para agotar rápidamente el dinero.

“Hago un llamado a minoristas como CVS, Target, Walgreens y otros a que tomen medidas inmediatas para proteger a sus propios compradores de estas estafas”, dijo la supervisora Hahn. “No debería corresponder a los consumidores defenderse de las estafas cuando tienen el poder de prevenirlas por completo”.

Como una solución sencilla, pidió a los minoristas que coloquen tarjetas de regalo detrás de un vidrio o detrás de un mostrador de servicio; que capaciten mejor a los cajeros para que reconozcan códigos de barras falsos colocados en las tarjetas o que agreguen carteles de advertencia en los expositores de tarjetas de regalo.

“Yo trabajé en una tienda Target y es muy común ese tipo de estafa”, dijo Gabriel Galván, un joven empleado de Trader’s Joe. “Mi recomendación sería que la gente no tome las tarjetas que están a primera vista, sino las del final del estante, y que los cajeros no acepten cheques de pago, sino tarjetas bancarias o dinero en efectivo”.

InComm, el emisor de las tarjetas de regalo “Vanilla Gift” y “One Vanilla” enfrenta una demanda por riesgo de estafa en dichas tarjetas.

La demanda fue presentada en noviembre por el fiscal de San Francisco, David Chiu, quien alegaba que esas tarjetas no recargables presentaban un embalaje “insuficiente” y :características de seguridad poco estrictas” que las hacían susceptibles a estafas.

Cientos de quejas abundan en internet.

Según la denuncia, el empaque de la tarjeta de regalo permite “fácil acceso al interior de la tarjeta”, lo que permite a los ladrones registrar el código de barras y la información del PIN para poder realizar transacciones no autorizadas, la práctica conocida como drenaje de tarjetas.

La denuncia también alega que Incomm no mejoró la envoltura de su producto a pesar de saber que el diseño defectuoso provocaba incidentes de robo.

“Como resultado directo de los años de negligencia de InComm, numerosos consumidores y destinatarios de regalos han sido sometidos innecesariamente al drenaje de tarjetas”, alegó Chiu en la demanda.

La demanda también alega que cuando las víctimas denunciaron el robo de sus fondos, Incomm y sus socios no les reembolsaron y se negaron a proporcionar reembolsos, afirma la denuncia. La empresa ha negado los cargos.

Medidas de precaución

“A medida que las estafas con tarjetas de regalo se vuelven más frecuentes durante la temporada navideña, Walgreens ha implementado varias medidas para ayudar a reducir la amenaza a nuestros clientes”, dijo Samantha Stansberry, gerente de mercadotecnia y portavoz de Walgreens, a La Opinión.

“En las tiendas, tenemos letreros en los estantes de las tarjetas de regalo, advertencias de protección al consumidor en las cajas y hemos proporcionado capacitación especial a nuestro equipo para ayudar a detectar la manipulación de las tarjetas de regalo y a los clientes evitar estafas”.

Agregó que, si los clientes tienen o sospechan un problema con una tarjeta de regalo comprada en Walgreens, deben llamar al número que figura en el reverso de su tarjeta o a la línea directa del emisor de la tarjeta.

Por su parte, Amy Thibault, directora de comunicaciones de CVS Pharmacy expresó que las estafas con tarjetas de regalo y tarjetas prepagas son un desafío para todos los minoristas.

“Alertamos periódicamente a los equipos de nuestras tiendas sobre estafas con tarjetas de regalo y recomendamos a nuestros empleados que revisen sus estantes de tarjetas de regalo diariamente para detectar tarjetas manipuladas”, declaró a La Opinión.

Agregó que están tomando varias medidas para proteger estos productos en la tienda y educar a colegas y consumidores sobre los riesgos de fraude.

“También tenemos carteles en nuestros estantes para tarjetas de regalo que advierten a los clientes sobre posibles estafas con tarjetas de regalo”, precisó.

Consejos para evitar estafas

* Inspeccione el código de barras de la tarjeta de regalo antes de comprarla. Si puedes quitarlo, es falso.

* Asegúrese de que el código de barras impreso en la tarjeta de regalo coincida con el código de barras impreso en el paquete de la tarjeta de regalo.

* Cuando el cajero escanea el código de barras de la tarjeta de regalo, el tipo de tarjeta de regalo que se muestra en la caja registradora debe coincidir con la tarjeta misma. Si no es así, cancele la transacción.

* Si nota algo sospechoso en una tarjeta de regalo, notifique al gerente de la tienda de inmediato.

* Guarde su recibo. Esto le ayudará a presentar una denuncia policial si cree que ha comprado una tarjeta de regalo fraudulenta.

Fuente: CVS Pharmacy

Para evitar ser víctimas de alguna estafa, la señora Dora Arias y su esposo, José Zamora dijeron a La Opinión que, en esta Navidad, ellos preferirán regalar prendas de vestir a sus hijos.

“En la tienda de Costco yo compré una tarjeta de See’s Candies porque a mi yerno le gustan los chocolates”, dijo Dora.

“Estaba en oferta; pagué $38.00 y recibí $50.00; ya di la primera tarjeta, y no me faltará a quien le dé la otra tarjeta”.

Quien sí compró una tarjeta de regalo de $150 fue Rubén Galván, en una tienda Superior de Montebello.

“El dinerito va para un muchacho, estudiante de medicina”, dijo. “En la clínica donde trabajo se les olvidó incluir en los regalos a nuestro compañero Alberto, y entre todos nos juntamos para regalarle una tarjeta; es muy poquito, pero de algo le servirá”.

En esta nota

Fraude Janice Hahn tarjetas

Suscribite al boletín de Los Ángeles

Recibe gratis las noticias más importantes de Los Ángeles diariamente en tu email

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y Google Política de privacidad y Se aplican las Condiciones de servicio.

¡Muchas gracias!

Más sobre este tema
Contenido Patrocinado
Enlaces patrocinados por Outbrain