Seis de cada diez menores no saben leer en tercer grado

Un proyecto de ley busca solucionar la crisis de alfabetización en California

Telfair Elementary School first grade teacher Ms. Gutierrez works with her students on February 8, 2019 in Pacoima, California, some thirty minutes drive north of downtown Los Angeles. - For Jose Razo, principal at Telfair Elementary School in Los Angeles county, his students should spend their time worrying about homework, their grades or playdates. But the harsh reality for more than a quarter of the 720 children at the school is otherwise."Food, somewhere to sleep, something to put on their back: those are the challenges our students are facing," says Razo. "Someone seven or eight years old should not have to worry about that." (Photo by Frederic J. BROWN / AFP) (Photo credit should read FREDERIC J. BROWN/AFP via Getty Images)

Muchos menores de las minorías en California llegan al tercer año sin saber leer.(Getty Images) Crédito: FREDERIC J. BROWN | AFP / Getty Images

Heidy Galicia, una madre de familia con cuatro hijos en edad escolar, dice que una de sus hijas aprendió a leer hasta que estaba en cuarto grado; y su hijo que sufre de autismo, hasta el quinto grado.

Ambos hijos fueron a escuelas públicas del Distrito Escolar Unificado de Los Ángeles (LAUDS).

Heidy considera que ese retraso en el aprendizaje de la lectura, es parte de un sistema de enseñanza que no es el adecuado. “También depende mucho del maestro, pero el sistema es decisivo; influye además que los salones de clase están muy llenos”.

Explica que cuando habla de que sus hijos no aprendieron a leer hasta cuarto y quinto grado, quiere decir que tampoco sabían escribir, ya que su vocabulario era muy limitado.

“Aprender a leer tan tarde les quita posibilidades de éxito en el futuro, pero además es un problema que no solo tiene que ver con mis hijos sino que es general, y está pasando en todo el país”.

Por increíble que parezca, seis de cada diez niños en California llegan a tercer grado sin saber leer, según una síntesis de políticas del Instituto EdVoice revelada en diciembre.

A partir de este problema, la asambleísta de Baldwin Park, Blanca Rubio presentó la medida AB 2222 patrocinada por las organizaciones EdVoice, Decoding Dyslexia CA y Families in Schools para crear conciencia sobre la severidad de los problemas de alfabetización temprana; y enseñar a leer a los estudiantes de la escuela elemental, por medio de un acercamiento amplio basado en evidencias.

“Si las escuelas primarias públicas tienen una responsabilidad, es enseñar a los niños a leer para que puedan tener un futuro lleno de oportunidades”, dijo Marshall Tuck, director ejecutivo de EdVoice y patrocinador del proyecto de ley. 

“Gracias a una investigación interdisciplinaria conocida como la Ciencia de la Lectura, ahora sabemos cuál es la mejor manera de enseñar a leer a los niños. Es hora de que exijamos este enfoque basado en evidencias para la enseñanza de alfabetización temprana en todas las aulas de California”, agregó Tuck.

El proyecto de ley requiere actualizar los materiales de enseñanza de la lectura y artes del lenguaje inglés (ELA y del desarrollo del idioma inglés (ELD) adoptados por el estado. 

Además exige promover el desarrollo profesional para educadores de primaria en la instrucción de la alfabetización con base en evidencias que se adhieran a la ciencia de la lectura. 

Las prácticas basadas en evidencias incluyen instrucción sistemática y explícita centrada en la conciencia fonológica y fonética, la fonética, la fluencia, el desarrollo del lenguaje oral, el vocabulario, la comprensión y la escritura.

 “Como educador, he visto de primera mano los desafíos que los maestros enfrentan para asegurarse que sus estudiantes aprendan a leer”, dijo la asambleísta Rubio.

“Los maestros trabajan incansablemente para lograr el éxito de cada estudiante. Sin embargo, California le está fallando a sus estudiantes, especialmente a los de la diversidad de las familias de bajos ingresos”.

Enfatizó que California debe atender esta desigualdad social, valiéndose de décadas de investigación interdisciplinaria que muestran lo que representa para los estudiantes desarrollar fuertes habilidades para la alfabetización.

“La AB 2222 preparará tanto a nuestros estudiantes como a nuestros educadores para el éxito al equiparlos con recursos basados en evidencias”.

California es la quinta economía más grande del mundo, pero según los últimos datos de la Evaluación de Rendimiento y Progreso Estudiantil de California (CAASPP), sólo tres de cada diez estudiantes de tercer grado de bajos ingresos están al nivel de dicho año escolar, comparado con seis de cada diez de sus compañeros que provienen de familias más pudientes.

 Para los estudiantes afroamericanos de bajos ingresos, los estudiantes de inglés y los estudiantes con discapacidades, las brechas se amplían con solo dos de cada diez estudiantes (tres de cada diez para los latinos) en cada grupo respectivo en el nivel de grado en inglés en tercer grado. 

California enfrenta una crisis de alfabetización en parte debido a una instrucción temprana de la alfabetización que no ha funcionado.

“Esto no es sólo una cuestión de educación, es un asunto de justicia social”, dijo Megan Potente, codirectora estatal de Decoding Dyslexia CA.

Agregó que con demasiada frecuencia, las brechas de aprendizaje temprano se convierten en brechas de oportunidades para toda la vida. 

“El camino para poner fin al analfabetismo de los adultos y garantizar oportunidades para todos comienza con una instrucción temprana eficaz de alfabetización”. 

Por tal razón, dada la urgencia de esta crisis, hizo un llamado a los líderes electos para que tomen medidas inmediatas como esta legislación integral sobre la alfabetización temprana.

Las investigaciones muestran que los adultos con alfabetización limitada tienen más probabilidades de estar desempleados o ganar ingresos por debajo del nivel de pobreza.

Según la Fundación Mundial de Alfabetización, el analfabetismo también puede provocar malas condiciones de salud, privación de derechos e incluso delincuencia. Entre los jóvenes involucrados en el sistema de justicia juvenil, hasta el 85% son analfabetos funcionales.

​”Todos los padres quieren que sus hijos lean; saben que la alfabetización libera su potencial”, dijo Yolie Flores, presidenta y directora ejecutiva de Families In Schools.

“Los padres cuentan con nosotros para abordar esta crisis de alfabetización para que sus hijos puedan alcanzar sus esperanzas y sueños”, añadió Flores.

La AB 2222 se presentará ante el Comité de Educación de la Asamblea esta primavera. 

Los simpatizantes tienen la oportunidad de hacer oír su voz firmando esta petition.

En esta nota

lectura

Suscribite al boletín de Los Ángeles

Recibe gratis las noticias más importantes de Los Ángeles diariamente en tu email

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y Google Política de privacidad y Se aplican las Condiciones de servicio.

¡Muchas gracias!

Más sobre este tema
Contenido Patrocinado
Enlaces patrocinados por Outbrain