Una candidata que corre por el cambio en Boyle Heights

La campaña de Ysabel Jurado se ha convertido en un movimiento porque cuando la comunidad se une, somos imparables, dicen corredores de Boyle Heights Bridge Runners

Ysabel Jurado plaatica con un miembro de Boyle Heights Bridge Runners.

Ysabel Jurado plaatica con un miembro de Boyle Heights Bridge Runners. Crédito: Oficina de Ysabel Jurado | Cortesía

Comenzamos con seis personas.

Diez años después, Boyle Heights Bridge Runners cuenta con más de 100 miembros.

Nuestra presencia en Boyle Heights es un acto de resistencia: una declaración de que nuestro vecindario no se vende, sino que pertenece a las personas cuyas raíces aquí se remontan a generaciones: nuestros padres, nuestros adultos mayores, el corazón y el alma de nuestra comunidad.

No buscábamos ser políticos, pero en un mundo donde los clubes de corredores a menudo se asocian con la riqueza, nuestro grupo es político por consecuencia.

Por eso, los Boyle Heights Bridge Runners se enorgullecen de anunciar su entusiasta apoyo a Ysabel Jurado para el Concejo Municipal de Los Ángeles, Distrito 14.

Permítannos explicar.

Ysabel Jurado es una madre soltera, abogada de derechos de los inquilinos y nativa de toda la vida de Highland Park. Presenció de primera mano el impacto de la gentrificación (modernización) y vio cómo amigos, vecinos y negocios de mucho tiempo fueron orillados a irse de la comunidad debido al aumento exorbitante del alquiler y al desarrollo de lujo.

El grupo de corredores Boyle Heights Bridge Runners ya cuenta con más de 100 miembros.
Crédito: Boyle Heights Bridge Runners | Cortesía

Ysabel no se quedará de brazos cruzados viendo a Boyle Heights sufrir el mismo destino, y nosotros tampoco.

La gentrificación desenfrenada fue la razón por la cual se convirtió en abogada de derechos de los inquilinos, en primer lugar, para proteger a su comunidad de propietarios depredadores y detener cualquier desplazamiento adicional de inmediato.

Luego Ysabel pasó a servir como abogada comunitaria, ideando soluciones de vivienda asequible como Fideicomisos de Tierras Comunitarias y trabajando para ayudar a residentes y comunidades de bajos ingresos a recuperar tierras y formar cooperativas de vivienda y trabajadores.

A diferencia de sus oponentes del establecimiento político, Ysabel no acepta ni un centavo de los desarrolladores, comprende que el corazón de Boyle Heights son sus habitantes y no los márgenes de beneficio. Ese es el tipo de luchadora que necesitamos en nuestro Concejo Municipal.

La comunidad de Boyle Heights a menudo es ignorada, víctima de la negligencia debido a nuestro estatus socioeconómico.

Como corredores, navegamos por las calles y presenciamos las disparidades de primera mano. Nuestras carreras nocturnas sirven como un microcosmos de los desafíos que enfrenta nuestro vecindario: cuando corres tres millas en Boyle Heights a las 8:00 p.m., tienes una comprensión completamente nueva de lo deterioradas que están nuestras calles, lo tenue que es nuestra iluminación y lo llenas de basura que están nuestras aceras.

Muchos de nuestros corredores, incluyéndome a muchos corredores, han tropezado y caído en el pavimento lleno de gritas, ciegos a las aceras desiguales debido a la oscuridad que nos vemos obligados a aguantar.

Ysabel no solo ha hablado de los problemas que enfrentamos, pero también ha salido a las calles con nosotros, sentido el pavimento desigual bajo sus pies y escuchado nuestras preocupaciones, que luego amplificó e implementó en sus propuestas de políticas.

Sería difícil encontrar otro candidato que haya dedicado tanto tiempo abogando por servicios municipales ampliados y acelerados como reparación e iluminación de calles como Ysabel. Puede que no sea tan llamativo como algunos otros temas candentes, pero es una necesidad básica que Boyle Heights no recibe con la misma facilidad, urgencia o regularidad que un vecindario adinerado como Eagle Rock.

A los políticos les encanta usar a Boyle Heights como punto de conversación y telón de fondo para sus campañas, sin tener la intención de cumplir ni siquiera con lo mínimo. Solo hay una candidata que se ha tomado el tiempo de escucharnos. Es hora de elegir a una líder como Ysabel que está comprometida a tratar nuestro vecindario con la reverencia que merece.

Boyle Heights Bridge Runners comenzó con solo unos pocos de nosotros. Ahora, corremos en un grupo de más de cien. Esa es la fuerza de la comunidad, y eso es lo que vemos sucediendo en el distrito 14.

La campaña de Ysabel se ha convertido en un movimiento porque cuando la comunidad se une, somos imparables, y con ella como nuestra representante, Boyle Heights ya no será ignorado.

Boyle Heights Bridge Runners es un grupo comunitario que busca unir a Los Ángeles para celebrar la comunidad y la salud.

En esta nota

Boyle Heights elección

Suscribite al boletín de Noticias

Recibe gratis las noticias más importantes diariamente en tu email

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y Google Política de privacidad y Se aplican las Condiciones de servicio.

¡Muchas gracias!

Más sobre este tema
Contenido Patrocinado
Enlaces patrocinados por Outbrain